Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Venezuela

El chavismo recuerda el golpe de 1992 entre teorías conspirativas

El Mundo

Capriles, el último blanco de las denuncias; preparan una gran movilización

Por   | Para LA NACION

 
 

CARACAS.- "La historia me absolverá y siempre nos dará la razón." Hugo Chávez parafraseó hace un año la histórica cita de Fidel Castro, su padrino político, para conmemorar el 20° aniversario de otro acontecimiento para la historia de América latina: el golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez.

El líder revolucionario no presidirá hoy los festejos del 4 de febrero en Caracas, pero la cúpula del chavismo se encargó de sustituir su presencia sumando alegatos golpistas y denuncias de conspiración contra el culto exacerbado al líder que vive el país desde diciembre.

El penúltimo "complot" tiene a Henrique Capriles, ex candidato presidencial y líder de la oposición, como protagonista. "Sabemos con quién se reunió, conspirando contra el país y contra la paz, y haciendo negocios. El martes vamos a informar lo que el majunche [mediocre] está haciendo contra la patria en Colombia", acusó el vicepresidente, Nicolás Maduro.

El nuevo hombre fuerte del país, que pareciera protagonizar una precampaña electoral en la que no duda en repetir los mismos insultos que Chávez, no se sonrojó al reconocer que persiguen a Capriles allá adonde vaya.

En otras ocasiones incluso facilitó la matrícula de la avioneta que usa. También se hicieron públicas en la televisión conversaciones telefónicas intervenidas al padre del gobernador, en las que discutía sobre temas internos de la oposición.

La respuesta de Capriles, que hizo público su encuentro con el ex presidente español Felipe González en Bogotá, estaba cantada: "Conspirador y traidor es Maduro, que recibe órdenes del gobierno cubano y regala el dinero de nuestro pueblo en el exterior".

A la Venezuela del surrealismo mágico le gusta exprimir el mismo guión. Para la demostración de fuerza de hoy, el gobierno prepara "sorpresas cívico-militares". Los aviones rusos Sukhoi sobrevolarán la ciudad, las unidades blindadas Dragón-300 surcarán las calles y miles de simpatizantes, uniformados de rojo, desfilarán con los militares bolivarianos vestidos de verde.

En todos ellos resonarán todavía las "conspiraciones" contra la revolución: un "atentado" contra Maduro y Diosdado Cabello, planificado por "ultraderechistas" y "paramilitares colombianos" y la "guerra económica" de los medios, que estaría agravando el desabastecimiento de productos alimenticios básicos a golpe de noticia.

Gran ausente

El gran ausente de la fecha estrella del chavismo será, un vez más, su líder revolucionario, que hoy cumple 57 días en La Habana sin dar señales de vida mediática.

Maduro insiste en que Chávez "está como siempre, lúcido, dando orientaciones, órdenes, dando una batalla heroica". También Cabello dijo ayer que "la salud del comandante Chávez va en franca recuperación" y que "mandó unas tareas" al gobierno y "firmó puntos de cuentas".

Una de sus ministras económicas comentó en su círculo más cercano que el presidente sigue débil físicamente y que incluso se dejó la barba, según pudo saber LA NACION.

El tango dice que 20 años no es nada, pero se equivoca. Chávez ha transformado su país por completo y ha cambiado el destino político de América latina tras 14 años instalado en Miraflores, el palacio que quiso conquistar a sangre y fuego aquel 4 de febrero de 1992.

La asonada que hizo famoso a Chávez fue criticada por el propio Fidel Castro como un "momento amargo y crítico" y les costó la vida a 20 militares, siete policías y cinco civiles, incluida una niña de nueve años..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYYPF estatalInseguridadElecciones 2015Cristina Kirchner