Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La intensa preparación de Román durante sus 248 días de inactividad

Según pudo saber canchallena.com, Riquelme nunca dejó de entrenarse: de lunes a viernes hacía trabajos físicos y los sábados, fútbol.

SEGUIR
LA NACION
Jueves 07 de febrero de 2013 • 12:19
Román está cerca
Román está cerca. Foto: Archivo
0

248 días. Ese fue el tiempo que pasó desde el último partido oficial que jugó Juan Román Riquelme, en la final de la Copa Libertadores 2012, en Brasil. 5952 horas. Ese fue el tiempo que el ídolo de Boca estuvo alejado de la actividad profesional, disfrutando de su familia, de su casa, de su vida sin obligaciones. 357120 minutos. Ese es el tiempo que, con su posible vuelta, invita a un interrogante: ¿cómo está físicamente el 10?

Según le confiaron a canchallena.com desde el entorno del jugador, Riquelme se entrenó regularmente durante estos meses, alternando trabajos físicos y de pelota, en La Lomada, el country en Pilar donde vive toda su familia. De lunes a viernes, Román hacía trabajos físicos junto a Cristian Hernández, profesor de la clínica Jorge Bombicino, mientras que los sábados practicaba con pelota.

Foto: Archivo

La preparación fue "de menor a mayor". Primero, comenzó con ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, a los que le sumó trabajos en el gimnasio, con fuerza y elongación, cuidando siempre la rodilla, la cual tuvo osteocondritis, y la columna. Luego de ponerse a punto físicamente, empezó a rodar la pelota.

De los días de fútbol, que por lo general eran los sábados, participaron varios jugadores profesionales. Javi García y Juan Sánchez Miño, entre otros, fueron algunos de los que ayudaron en el entrenamiento de Román. Además, los hermanos del 10 y sus amigos también formaron parte de los partidos reducidos.

Pasó mucho tiempo, pero Riquelme nunca dejó de pensar en el fútbol, donde sabía que iba a volver.

Román, en el gimnasio
Román, en el gimnasio. Foto: Archivo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas