Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Documental

Dar testimonio sin odio

Espectáculos
 
 

"A partir de ahora, ustedes también son testigos", les dice Jack Fuchs a los estudiantes con los que ha estado compartiendo recuerdos y reflexiones, y demostrándoles que no guarda odio en su corazón cuando responde a la curiosidad de los jóvenes respecto de lo vivido durante la negra noche de la barbarie nazi. A los 88 años, como sobreviviente de la Shoah -uno de los últimos-, se ha propuesto difundir el tema y lo ha hecho en charlas y conferencias, ha escrito dos libros ( Tiempo de recordar en 1995 y Dilemas de la memoria , en 2006) y publica colaboraciones en Página 12. "El odio -dice- sabemos dónde empieza, pero no dónde termina."

Una prolongada serie de entrevistas que mantuvo con él la psicoanalista y poeta Eva Puente dio origen el año pasado al libro El árbol de la muralla , que recoge la palabra de Fuchs acerca de un fenómeno tan atroz y tan imposible de explicar que sólo pudo referirse a él cuarenta años después del horror.

"Jack es un ser humano excepcional. No solamente por ser historia viva. Es lo más parecido a un sabio que he conocido", ha dicho el cineasta Tomás Lipgot, quien, a instancias de la autora, aceptó registrar el testimonio del sobreviviente y elaborar un documental cuyo estreno anuncia Duermevela para mañana. Juntos viajaron a Polonia y anduvieron por los lugares de los que él habla: Lodz, donde nació y en cuyo gueto fue recluido cuando tenía 15 años, o Auschwitz, adonde fue deportado junto con su familia en 1944. Sólo él sobrevivió porque había sido seleccionado para trabajar en Dachau, donde estaba al terminar la guerra.

No extraña que haya sido Lipgot el elegido para El árbol de la muralla (que incluye animaciones e imágenes filmadas por el propio Fuchs, además de fragmentos de entrevistas registradas por la TV) si se tiene en cuenta que a él se deben retratos tan cálidos y sensibles como Fortalezas , sobre personas encerradas en instituciones de reclusión; Ricardo Becher , recta final, sobre el recordado cineasta de los 60, y Moacyr , sobre un artista popular brasileño residente en Buenos Aires.

Tras la experiencia junto a Fuchs, Lipgot ha expresado acerca del protagonista; "A todos los que lo conocemos nos sucede algo de lo más extraño cuando lo visitamos: salimos de su casa con una alegría y una vitalidad que nos descolocan. El sentido común dice que uno no debería salir con semejante estado emocional luego de visitar a un sobreviviente de Auschwitz. Es que cuesta creer que Jack, que jamás se victimiza, haya sufrido, en la Segunda Guerra Mundial, los peores horrores que un ser humano se pueda imaginar." Por eso, siguiendo su consejo ("no es conveniente arrojar cadáveres ensangrentados cuando se trata del delicado arte de la transmisión del Holocausto"), el director subraya que él y su equipo intentaron respetar esa idea para no caer en "la pornografía del horror, punto de vista que obtura cualquier posibilidad de llegar a algún grado de reflexión".

El film fue producido con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, la Fundación Universidad del Cine, la embajada de Polonia en Buenos Aires y la Cancillería..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidios