Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Duras críticas de la dirigencia judía y de familiares de víctimas

Laura Ginsberg, de Apemia, calificó el pacto como "el punto final para la causa"; la DAIA reafirmó su rechazo y la AMIA le respondió a la Presidenta

SEGUIR
LA NACION
Jueves 14 de febrero de 2013
0

"¿Quién es?", balbuceó el canciller Timerman, algo desconcertado. A los gritos, de pie y mirando fijamente al estrado principal, Laura Ginsberg le pedía al senador Daniel Filmus que le concediera la palabra.

Después de resistir un rato con el argumento de que el plazo para inscribirse "venció ayer" (por anteayer), Filmus accedió. Le quedó un sabor agridulce: Ginsberg, titular de Apemia (Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA) y esposa de una de las víctimas fatales del atentado a la AMIA, pronunció el más enfático discurso de los organismos e instituciones comunitarias contra el acuerdo con Irán que el canciller intentó defender ayer en el Senado.

"Esta es la ley de punto final de la causa AMIA [...] el cierre que el Gobierno está buscando para sacarse la causa de encima", asestó Ginsberg, argumento con el que coincidieron -aun con matices- los representantes de la AMIA, la DAIA y Memoria Activa. Timerman y Filmus, que encabezó el plenario de comisiones, sólo pudieron contabilizar en su favor el testimonio de Olga Degtiar, del grupo de familiares que integra Sergio Burstein, solitaria voz de apoyo al proyecto entre las organizaciones ligadas a la comunidad judía durante las más de cinco horas de plenario.

Ginsberg protagonizó el momento más tenso al pedir a gritos la palabra
Ginsberg protagonizó el momento más tenso al pedir a gritos la palabra. Foto: LA NACION / Fabián Merelli

Filmus dio lugar a las entidades judías y a los familiares de las víctimas luego de la exposición del canciller y las observaciones críticas de los opositores. Como se preveía, la AMIA y la DAIA no tardaron en expresar su rechazo, tal como la habían anticipado en un comunicado conjunto elaborado anteayer.

cerrar

"No podemos aceptar comisiones que estén por encima de la justicia argentina. El mundo todo le está cerrando las puertas a Irán, ¿con qué cara podemos aceptar los juristas que ellos propongan?", se preguntó Guillermo Borger, titular de la AMIA, que enojó al kirchnerismo al reiterar "toda la causa podría caer en nulidad y seríamos tierra fértil para un tercer atentado", advertencia que el sábado último le valió la reprimenda de Cristina Kirchner.

Contrapunto

"Abrir la instancia de un tercer atentado sin elementos de prueba es una gran irresponsabilidad", le contestó el titular del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto (FPV-Río Negro). Sin amilanarse, Borger explicó: "Obviamente no tengo pruebas, estoy hablando de manera conceptual. No demos un paso atrás, porque estas dudas darían lugar a un tercer atentado". Borger recibió el apoyo del senador Gerardo Morales (UCR-Jujuy), que dijo "entender" sus argumentos e ironizó: "No le vamos a pedir pruebas", dijo el senador.

Antes del contrapunto Borger-Pichetto, el titular de la DAIA, Julio Schlosser, tampoco dejó dudas sobre su posición contraria al pacto con Irán. "Nosotros no elegimos estar aquí, fue Irán con la bomba el que nos eligió a nosotros [...] No es un interlocutor válido, tenemos razones valederas para no confiar en Irán", afirmó Schlosser, quien de todos modos dejó una frase positiva hacia "la tarea del presidente Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Kirchner" en la causa AMIA.

Luego de la AMIA y la DAIA llegó el turno de los familiares. Ginsberg se ubicó junto a Diana Malamud (Memoria Activa) y Olga Degtiar, de Familiares y Amigos de las Víctimas. Ginsberg, que formó su grupo luego de abandonar Memoria Activa, llamó "comisión encubridora" al conjunto de juristas que, según el memorando, analizarán las pruebas contra los acusados iraníes.

Malamud, en cambio, se mostró partidaria de que los ex funcionarios de Teherán requeridos por Interpol "declaren donde sea, en Irán o en cualquier lado", pero también se mostró pesimista sobre los resultados finales de la comisión.

Por último, a modo de cierre, una emocionada Olga Degtiar habló de su hijo fallecido en el atentado, se quejó por la falta de avances en la investigación del atentado y agradeció a "Néstor y Cristina Kirchner" antes de dar su apoyo al proyecto.

Desde las entidades había conformidad porque "nos escucharon". Hoy, un nutrido grupo de opositores marcharán al Museo de la Shoá a las 18 para fustigar el acuerdo con Irán, cuyo gobierno ha reiterado su deseo de "borrar del mapa" a Israel y niega el Holocausto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas