Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tensión sindical / Una negociación clave

El Gobierno presiona en la paritaria docente, pero se demora el acuerdo

Política

El Ejecutivo quiere cerrar en un 20%, aunque los gremios reclaman al menos un 25%; ayer hubo reuniones con tres ministros sin éxito; hoy continúa el diálogo en la Casa Rosada

Por   | LA NACION

Estaba todo listo. Con el acuerdo cerrado, la Casa Rosada sería el lugar desde el que el Gobierno anunciaría la pauta de aumento salarial para los docentes de todo el país. Pero la escenificación que se esperaba presentar en Balcarce 50 se frustró ante la falta de una posición común.

El día terminó finalmente con un nuevo cuarto intermedio. Hoy, a las 11.30, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, volverá a ser anfitrión en la Casa Rosada para intentar destrabar la negociación con los gremios docentes que se convertirá en el caso testigo para el resto de los sindicatos en un año en el que el Gobierno aspira a moderar las subas salariales.

Por el momento, tanto fuentes de la Casa Rosada como de los gremios ratificaron la falta de acuerdo. Cada parte está estancada en su cifra. El Gobierno modificó su inicial oferta del 17 por ciento de suba y lo estiró al 20, mientras que los gremios del sector docente bajaron del 30 por ciento que habían pedido desde un comienzo al 25.

La brecha todavía es alta, y la negociación terminó sin resultados. El Gobierno apostó fuerte para sentar precedente y presionar para que se encauce la negociación.

La presidenta Cristina Kirchner, de descanso en El Calafate, incorporó en las negociaciones al jefe de Gabinete, que fue ayer el anfitrión del encuentro que comenzó por la mañana en el Salón Norte de la Casa Rosada. Estuvieron con él el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el de Educación, Alberto Sileoni, además del presidente del Consejo Federal de Educación, Daniel Belinche.

En la negociación para definir la suba a nivel nacional también se involucró al gobierno bonaerense, uno de los más complicados a la hora de conseguir los fondos para hacer frente al aumento. En la reunión estuvo la ministra de Educación provincial, Nora De Lucía. El gobernador Daniel Scioli ya anticipó que necesitará de la asistencia de la Casa Rosada para hacer frente a la suba a nivel provincial y se asoció con el Gobierno para que la paritaria nacional no superara el 20 por ciento.

"No hubo acuerdo y esperamos resolverlo cuanto antes", sostuvo a LA NACION Stella Maldonado, de Ctera, que agrupa a unos 320.000 afiliados en 25 gremios y que integra la CTA oficialista que conduce Hugo Yasky. Maldonado negó que se haya bajado el porcentaje con el que comenzaron la negociación. "Para nosotros el salario inicial debería pasar de los 2800 pesos a los 3650 pesos", remarcó.

Una de las posibilidades que se escucharon ayer durante el encuentro fue que el Gobierno aceptara una suba de un porcentaje mayor, aunque en dos o tres pagos. El riesgo era que eso podría abrir la puerta para que en el resto de las paritarias se desdoblaran los aumentos.

A casi una semana del comienzo de clases, previsto para el 25 de este mes, Cristina Kirchner ordenó apurar la negociación y presentar los resultados en Casa Rosada. A tal punto presionó el Gobierno que Lorenzino tuvo que cancelar su viaje a Moscú para la reunión de los ministros de Economía del G-20.

Todo comenzó por la mañana, con la reunión encabezada por Abal Medina. Ante la falta de acuerdo, pasadas las 14.30 se resolvió hacer un cuarto intermedio. Pero cuando debía retomarse el encuentro, repentinamente el Gobierno mudó la negociación al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación.

Por la tarde, la reunión quedó en manos de Lorenzino. Desde las 16.30, ambas partes se reencontrarían en la cartera que conduce Sileoni. Si había una cifra, estaba acordado que todos volverían a Balcarce 50 para escenificar el acuerdo testigo. Pero a media tarde, con las posiciones estancadas, se volvió a frustrar.

Más allá de la demora, anoche se preveía que hoy podría salir finalmente el número del aumento porque otra vez el encuentro se trasladó a la Casa Rosada.

Hasta ahora, el resto de las demandas pedidas por los gremios docentes fueron desoídas por los funcionarios. El Gobierno descartó, según fuentes gremiales, subir el monto que se paga por el incentivo docente. Sólo se comprometió a seguir trabajando en comisiones técnicas para definir otros temas como protección en salud laboral y formación docente permanente, según describió una fuente sindical. Por parte de los gremios estuvieron representantes de Ctera, de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), todos integrantes de la CGT aliada al oficialismo.

Cifras de una tensa negociación

    El proceso de una paritaria que se tomará como referencia
  • 30%
    El reclamo de los docentes
    El Frente Gremial Docente había pedido inicialmente subir el salario inicial de 2800 a 3650 pesos, lo que implicaba un alza del 30,3%
  • 17%
    La primera oferta oficial
    El Gobierno ofreció llevar el sueldo inicial a $ 3280, lo que equivale a una suba del 17%. Además, rechazó un alza del monto del incentivo docente
  • 20%
    La contrapropuesta oficial
    Tras el rechazo gremial, el Gobierno mejoró su primera oferta y subió al 20%. Podría haber una mejora, pero con pagos en dos o tres cuotas
TEMAS DE HOYActividad económicaArgentina en defaultElecciones 2015NarcotráficoMundial de Básquet