Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ya son 1000 los heridos por la caída de un meteorito en Rusia

El Mundo

El objeto se precipitó en la región de los montes Urales, causando explosiones y lesiones en seis ciudades; impactantes imágenes

MOSCU.- Más de 1000 personas resultaron heridas como consecuencia de la caída de un meteorito en la región de Cheliábinsk, en los montes Urales, según los últimos datos actualizados del Ministerio del Interior de Rusia.

El meteorito cayó a unos 80 kilómetros de la ciudad de Satka, cabecera del distrito del mismo nombre, a las 9.20 (hora local). Sin embargo, los fragmentos del meteorito han causado daños por lo menos en seis ciudades de los alrededores del punto donde cayó el cuerpo astral.

La Academia de Ciencias rusa precisó que "un meteorito de unas 10 toneladas entró en la atmósfera celeste con una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros por segundo, estalló a gran altura -entre 30 y 50 kilómetros- y se evaporó en su mayor parte, aunque pequeños fragmentos llegaron al suelo".

 
Cerca de la ciudad de Cheliábinsk, el meteorito dejó su huella en el hielo al caer en nuestro planeta. Foto: AP 
 

Al final de la jornada, el Ministerio del Interior reportó al menos 1000 heridos y más de 100 ingresados en hospitales de la zona, algunos de ellos en estado de gravedad. La mayoría de los heridos sufren lesiones por los cristales que saltaron debido a la onda expansiva.

Son 3000, asimismo, los edificios que resultaron dañados, mientras el costo por las pérdidas asciende a 25 millones de euros. Ventanas hechas añicos, techos de negocios derrumbados y paredes de fábricas destruidas eran algunas de las imágenes que mostraba hoy la televisión local, en una jornada en las que fueron cerradas las escuelas, universidades y los asilos.

 
El satélite geoestacionario Meteosat-9 capta una imagen geotérmica al momento del impacto del meteorito. Foto: AP 
 

La Protección Civil envió 20 mil hombres al lugar, mientras unos 10 mil agentes de policía se desplazaron hacia la zona para brindar ayuda a la población. "El número de heridos es de más de 1000 personas", declaró el gobernador de Cheliabinsk, Mijail Yurevich, citado por la agencia pública Ria Novosti.

Vulnerabilidad planetaria

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, advirtió que la caída del meteorito en la región de Cheliábinsk demuestra la vulnerabilidad del planeta. "Espero que no haya consecuencias graves, sin embargo, eso (la caída del meteorito) es una prueba de que no solo la economía es vulnerable, sino todo nuestro planeta", dijo desde la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, donde participa en un foro económico internacional.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se declaró "preocupado" por la situación y advirtió sobre sistemas de alerta "poco eficaces". El mandatario,en el marco de una reunión con los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G-20 presidido este año por Rusia, pidió al ministro de Emergencias, Vladimir Puchkov, a que envíe especialistas de refuerzos para que ayuden a los residentes en dificultades.

El jefe del departamento operativo del Ministerio del Interior, Viktor Rakitin, admitió que el "sistema de alerta no funcionó como la gente esperaba. No había sirenas o altavoces. El episodio fue inesperado y se produjo en poco tiempo".

El cráter que dejó el meteorito

"Hubo pánico. La gente no sabía qué estaba sucediendo. Todos iban a otras casas para ver si los habitantes estaban bien'', dijo Sergey Hametov, un residente de Cheliábinsk, ciudad ubicada 1500 kilómetros al este de Moscú, la más grande en la región afectada. "Vimos un enorme estallido de luz luego salimos para ver que sucedía y escuchamos un sonido de trueno realmente fuerte'', comentó.

"Era una meteorito bastante grande, puede que de varias decenas de metros de longitud. (...) Los cuerpos de menos de 50 metros se desintegran casi siempre en la atmósfera, y si no se queman en su totalidad, a la Tierra llegan pequeños fragmentos", dijo Nikolái Zheleznov, experto del Instituto de Astronomía Aplicada.

La región de Cheliábinsk es el corazón de la zona industrial de Rusia. Está llena de fábricas y otras instalaciones que incluyen una planta de energía nuclear y el gran centro de depósito y tratamiento de deshechos nucleares Mayak.

Se reportaron informes contradictorios sobre lo que ocurrió exactamente en el cielo ruso. Pese a que algunos medios informaron de que sobre los Urales había caído una lluvia de meteoritos, la portavoz del Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia, Elena Smirnij, lo desmintió rápidamente. "No ha sido una lluvia de meteoritos, sino un meteorito que se desintegró en las capas bajas de la atmósfera", dijo.



Agencias AP, EFE y AFP.

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente