Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En una cena secreta, Scioli y Cobos compartieron planes

Política

Se realizó en diciembre, pero trascendió ayer; fue invitación del gobernador

Por   | LA NACION

Cobos le aseguró que si no rompía con el oficialismo en las elecciones de octubre, desde la Casa Rosada se lo iban "a comer" antes de 2015. Scioli no lo corrigió y le recordó los sacudones que pasó en la Legislatura bonaerense, controlada por el kirchnerismo. Pero, salvo por una vaga promesa de que iba a pelear por lugares en las listas, se mantuvo fiel a su estilo: el hombre del "no positivo" no escuchó ni un sí ni un no de boca del ex motonauta.

En otro gesto destinado a abonar su perfil de hombre abierto al diálogo y, por lo mismo, a exasperar a la Casa Rosada, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, compartió una cena de dos horas con el ex vicepresidente Julio Cobos. El encuentro ocurrió en diciembre, en Villa La Ñata, la residencia del mandatario en el Delta, pero se mantuvo en secreto hasta ayer, cuando fue revelado por el periodista Ricardo Montacuto en el portal www.mdzol.com .

Más allá de los planes electorales, el resto de la cena giró en torno de las coincidencias entre ambos dirigentes que, según reconstruyó LA NACION, compartieron preocupaciones por la situación económica del país y, en particular, por la inflación, así como por el clima de antagonismos que agita el Gobierno, que ambos vivieron en carne propia.

El encuentro se gestó por una llamada telefónica que Cobos recibió luego de grabar una entrevista en el canal TN, en diciembre, durante un raid mediático que lo trajo a la Capital. Era Scioli, para recordarle que se debían un encuentro desde los tiempos en que el mendocino, siendo aún vicepresidente, se había convertido en el enemigo número uno del Gobierno tras votar en contra del proyecto de retenciones móviles a las exportaciones de granos.

Habían cenado juntos en 2007, cuando Cobos reemplazaba a Scioli en la vicepresidencia y el bonaerense lo ponía al tanto de los vericuetos del manejo del Senado.

Horas después, el mendocino y un colaborador llegaron a la quinta del gobernador, en Tigre, con dos botellas de vino de su provincia. El anfitrión, acompañado por otro colaborador, lo hizo pasar al comedor regado de trofeos donde replicó el quincho que supo tener en el Abasto. Después, el clásico menú sciolista de sopa, pastas y carnes, para acompañar las charlas sobre política.

La revelación del encuentro se produjo justo en medio de la disputa que Cobos mantiene con Amado Boudou, quien salió a criticarlo luego de que LA NACION reveló los gastos millonarios que el actual vicepresidente destinó a las comitivas que lo acompañaron en sus viajes por el país y el exterior, así como la compra de muebles para su despacho en el Senado, por $ 100.000 (ver Pág. 9).

La noticia también surge mientras el sciolismo le exige a la Casa Rosada un auxilio financiero para poder cubrir la suba salarial que exigen los estatales bonaerenses. Algo similar a lo que sucedió con los encuentros que Scioli tuvo con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, el camionero Hugo Moyano o el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. Siempre en momentos de negociación o tensión con el kirchnerismo.

Cita con Jorge Macri

La Ñata volvió a recibir a un dirigente opositor el lunes, cuando Scioli le abrió las puertas de su casa al intendente de Vicente López, Jorge Macri. Allí acordaron los terminos de la reunión que, junto con parte de sus gabinetes, concretaron ayer en el municipio del dirigente de Pro.

Apenas una semana atrás, junto con sus pares de Tigre, San Fernando y San Isidro, Macri había denunciado a Scioli por la falta de obras, la retención de la coparticipación y las subas de impuestos provinciales.

Tras el encuentro de ayer, el jefe comunal cubrió de elogios a Scioli. "Siempre tuvimos una buena relación y Daniel es alguien acostumbrado a dialogar. Reuniones como ésta tienen un valor tremendo para la gestión", indicó Macri a LA NACION.

"Se firmaron convenios de seguridad y salud que aportarán cerca de 6 millones de pesos al municipio", explicó, una suma similar a la que Vicente López resignará este año luego de que se modificó el coeficiente por el que se distribuye la coparticipación provincial.

"Siempre apostamos al diálogo como solución", celebró ayer un vocero de Scioli. No se refería sólo al encuentro con Macri..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil