Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El escenario

El mundo del mañana será diferente del de hoy en modos que no podemos anticipar

Tecnología

Por   | Para LA NACION

En 1900, una empresa alemana agasajó a sus clientes con postales que mostraban cómo imaginaban el mundo en el año 2000: con máquinas voladoras individuales, gente caminando sobre el agua, ciudades techadas, cámaras capaces de ver a través de las paredes y varios otros anhelos que jamás se materializaron.

La llegada de la computación hizo más difícil anticipar los cambios, dado que, a diferencia de tecnologías anteriores, las computadoras mejoran exponencialmente. El avance exponencial traiciona nuestra intuición sobre lo que es posible o imposible en un determinado plazo. Más aún, la tecnología "golpea" de maneras insospechadas. Hace unas semanas, la Cámara de Lavaderos de Autos atacó al Servicio Meteorológico Nacional, acusándolo de anunciar tormentas de más, perjudicando así su negocio.

Tal vez se pregunte qué tiene esto que ver con la tecnología. La predicción del tiempo se realiza actualmente con sofisticados modelos matemáticos que requieren grandes capacidades de cómputo. Gracias a la mejora de los algoritmos y del poder de los procesadores, la efectividad de los pronósticos es hoy mucho mejor de lo que era hace sólo 20 años, vaticinando las lluvias con varios días de antelación. Y la combinación de los medios tradicionales e Internet amplifican el efecto haciendo que mucha más gente esté al tanto del clima que se avecina. "Lavé al auto, así que hoy llueve", rezaba el dicho. Pero la realidad es que actualmente es raro que haya una tormenta y no lo sepamos varios días antes.

Los dueños de los lavaderos no pueden decirlo así, o quizá no son siquiera conscientes de esto, pero lo que los perjudica no es la falla del pronóstico, sino el acierto. ¿Quién podía anticipar que el avance de la tecnología en la forma de mejores algoritmos, procesadores más rápidos y mayor acceso a Internet afectaría tanto un negocio aparentemente alejado de lo tecnológico como el lavado de autos?

Dijo alguna vez Woody Allen: "Es difícil hacer predicciones, especialmente acerca del futuro". Y es que lo único seguro sobre el mañana es que será distinto de hoy en modos que no anticipamos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYTensión racial en Estados UnidosCristina KirchnerSuperclásicoCárceles en la Argentina