Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Acuerdo polémico

Timerman acusó a la dirigencia judía de "frenar a la Justicia"

Política

El conflicto entre el gobierno de Cristina Kirchner y la comunidad judía registró ayer un pico máximo de tensión. El canciller Héctor Timerman denunció que el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, busca "desesperadamente frenar a la Justicia" en la causa por el atentado de 1994.

Borger encabezó la postura crítica al memorándum con Irán que el Gobierno envió al Congreso y llegó a advertir que se abre la posibilidad de un "tercer atentado" en el país.

Timerman retrucó ayer: "Asustan a la gente cuando hablan de un tercer atentado".

En diálogo con Radio 10, cruzó una línea y convirtió a los dirigentes comunitarios en acusados. "Es muy llamativa esta desesperación por frenar a la Justicia", sugirió. Según añadió, la intención sería proteger al ex titular de la DAIA Rubén Beraja, investigado por el encubrimiento del atentado que causó 85 muertes.

Además, el canciller consideró que los críticos "están jugando intereses de otros países, que no quieren el diálogo con Irán, sino que quieren el conflicto armado". Una clara alusión a Israel.

Los dichos del canciller despertaron fuertes réplicas de legisladores opositores. Un grupo de diputados exigió que Timerman sea interpelado en la Cámara baja sobre el acuerdo con Irán, algo que el canciller descartó por ahora.

Dentro del Gobierno existía ayer la certeza de que, pese a las críticas, se avanzará con el memorándum "contra viento y marea". Según pudo saber LA NACION, "el propósito es aguantar las críticas de la comunidad judía y esperar un resultado concreto, dentro de meses, cuando se reabra informativamente el caso y empiecen a circular datos en la causa".

En lo discursivo, quedó claro que la línea es desde ayer enfrentar a la comunidad judía. Timerman trajo otra vez a la luz a Beraja, el polémico titular de la DAIA en los 90.

"Es su desesperación para que la causa no avance porque un [ex] presidente [de la DAIA] está procesado por encubrimiento", dijo el canciller sobre Borger y sus advertencias sobre un "tercer atentado".

Durante los años 90, Beraja presidió la DAIA y era dueño del desaparecido Banco Mayo. Según sectores de la oposición, Timerman se puso así en la vereda de enfrente de la comunidad judía y se acercó al discurso de Irán, que sostiene la tesis del "autoatentado".

"Me pueden hacer muchas acusaciones, de mentiroso, de que escondo algo, de traidor, pero no pueden acusar al memorándum", dijo el jefe del Palacio San Martín.

El memorándum con Irán, firmado a fines de enero en Etiopía, establece que se creará una denominada "Comisión de la Verdad", integrada por cinco juristas para avanzar en la causa AMIA. Las sesiones serán en Teherán y, al final, los expertos elevarán un informe no vinculante sobre lo actuado por la justicia argentina.

El texto dice que los comisionados podrán interrogar a los acusados iraníes, junto con el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal federal Alberto Nisman, que conducen la causa AMIA. También podrá haber magistrados de Irán en las audiencias.

El acuerdo obtuvo dictamen el miércoles pasado y será tratado en el Senado el jueves próximo. Durante su informe, Timerman admitió que los acusados podrían negarse a ser interrogados. Eso desató fuertes rechazos de la AMIA y la DAIA, que exigen el rechazo al "pacto".

Un día después, anteayer, un grupo de dirigentes de la oposición se concentró en el Museo de la Shoá (Holocausto) para rechazar el acuerdo y Borger volvió a plantear que el acuerdo permitirá la impunidad y abriría la posibilidad de un eventual tercer atentado.

"Asustan a la gente, hablan de un tercer atentado cuando se reúnen 100 personas en el monumento al Holocausto", se quejó Timerman.

Cabanchik pide cambios

Un aliado del Gobierno, el senador Samuel Cabanchik (Probafe), condicionó ayer su apoyo a que se modifique y se explicite que el juez y el fiscal "indagarán" a los sospechosos. De lo contrario votaría en contra.

En paralelo, un grupo de diputados opositores presentaron ayer un proyecto de resolución para reclamar que Timerman explique en la Cámara baja. Lo firmaron Patricia Bullrich (Unión por Todos); Federico Pinedo, Pablo Tonelli, Paula Bertol y Laura Alonso (Pro); Omar de Marchi (PD), Juan Pedro Tunessi y Juan Casañas (UCR); Gerardo Milman (GEN); Omar Duclos (FAP), y Enrique Thomas, Carlos Brown, Eduardo Amadeo, Gustavo Ferrari (Frente Peronista).

Además, los diputados nacionales de la Coalición Cívica (CC) Elisa Carrió, Carlos Comi y Alicia Terada presentaron un pedido de juicio político a la Presidenta y al canciller por "mal desempeño".

El jefe del bloque de diputados de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, anticipó que su bancada votará "rotundamente en contra" del acuerdo con Irán.

En sus declaraciones de ayer Timerman no se olvidó de los opositores. Por ejemplo, le contestó con dureza al rabino y legislador porteño de Pro, Sergio Bergman, que había pedido "perdón" anteayer "por malograr un privilegio" de tener "el primer canciller judío" en la Argentina.

"Tendría que decir que le da vergüenza estar en el mismo partido que Macri, quien nombró al máximo encubridor del atentado, comisario Jorge Palacios, que mandó a espiar a un familiar de las víctimas [por Sergio Burstein]", respondió Timerman.

En otra declaración polémica, Timerman dijo luego que si los acusados se niegan a declarar en Teherán "la causa sigue intacta". Se preguntó: "¿Qué perdemos intentándolo? Si no hay indagatorias, el mundo sabrá que Irán firmó algo que no cumplió. Si se hace la indagatoria, aunque se nieguen a declarar, el juez vuelve y puede empezar un juicio acá".

Timerman agregó que si el juez Canicoba Corral pide las detenciones de los imputados iraníes tras una eventual indagatoria "se va a Interpol y se pide la detención".

dixit

  • "Es llamativa esta desesperación de Borger por frenar a la Justicia"
    Héctor Timerman
    Canciller

ZAFFARONI DA SU RESPALDO
En línea con la postura del Gobierno, el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni expresó ayer su anhelo de que el acuerdo firmado entre la Argentina e Irán sobre el atentado contra la AMIA "sea un paso que permita avanzar" en la búsqueda de los culpables.

"No abro juicio sobre la idoneidad del acuerdo al que se ha llegado, pero ojalá sea un paso que permita avanzar en el proceso", afirmó. Y añadió: "Si nos quedamos como estamos, van a pasar más años todavía de impunidad". Según su visión, "tomar declaraciones indagatorias fuera del país no afecta la soberanía y es algo que se ha hecho muchas veces"..

 
 
 
 

Del editor: qué significa.
El canciller admitió que para él fue duro negociar con "negadores del Holocausto". Pero ayer le apuntó a la dirigencia judía con argumentos similares a los que usa Irán.

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil