Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Crece el enojo en la CGT por la falta de diálogo

Política

El plenario de la central se reunirá el 7 de marzo; preocupa la falta de señales por las obras sociales

Por   | LA NACION

El malestar en la CGT alineada con la Casa Rosada por la falta de señales del Gobierno no cede.

Mezcla de catarsis y puesta a punto de cara a un año que empezó complicado y se avizora aún más complejo, la cúpula de la central que lidera el metalúrgico Antonio Caló se reunió ayer en Villa Lugano para definir sus próximos pasos.

El primero será un plenario de secretarios generales, el 7 de marzo, en el teatro Empire.

Esa reunión aspira a ser un espacio de "exposición" de los temas que más preocupan a los gremios que integran la central oficialista.

No descartan que del plenario surja además un "pronunciamiento contundente" sobre las demandas que hoy, cuatro meses después de la creación de la central afín al Gobierno, siguen sin respuesta.

El 20 de marzo, en tanto, se reunirán los presidentes de las obras sociales sindicales para debatir uno de los temas que más preocupan: la falta de avances respecto de la deuda que el Estado mantiene con esas entidades y que los sindicatos calculan en 15.000 millones de pesos.

Más allá del dinero, el malestar de los hombres de Caló está hoy concentrado en la falta de canales de diálogo con la Casa Rosada.

Los gremialistas se lamentan de que el Gobierno "haya creado expectativas y no haya cumplido". Recuerdan con especial molestia los encuentros con Cristina Kirchner, en diciembre pasado, y con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, a mediados de enero, en las que ambos se comprometieron a "conformar mesas de trabajo" para abordar cada uno de los reclamos sindicales.

Pese a que las críticas son ya inocultables hay coincidencia en que la ruptura no es hoy una opción. "El río está revuelto. Pero nosotros seguimos adentro y desde adentro queremos discutir los temas", resumió ante LA NACION uno de los asistentes a la reunión en la UOM. "La paciencia es sabiduría, pero la cosa está difícil", deslizó otro.

El acuerdo de precios con los supermercados también se discutió durante la reunión, que terminó con el tradicional asado. "Sin medidas de fondo, no sirven, aunque es bueno que se haya reconocido la inflación", planteó otro de los asistentes.

Sigue abierta la herida por el anuncio inconsulto del cambio en Ganancias y el enojo por el impacto nulo, y hasta negativo, que tendrá en la mayoría de los gremios.

Pese a la presión oficial, está firme la decisión de negociar aumentos salariales a partir del 25 por ciento y "según la inflación del supermercado"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultAmado BoudouPresupuesto 2015La reforma del Código Civil