Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tensión gremial

El Gobierno fijó la suba docente sin acuerdo

Política

Será de entre 16 y 22% y se pagará en tres etapas; los sindicatos lo tildaron de "insuficiente y arbitrario"

El Gobierno dio por cerrada ayer la paritaria nacional docente y dispuso de manera unilateral las subas para el salario mínimo de la actividad, que fueron rechazadas de manera unánime por los gremios del sector.

El aumento, de entre 16 y 22 por ciento, se pagará en tres etapas, en marzo, septiembre y diciembre, y llevará el mínimo de 2800 a 3419 pesos, muy por debajo de la demanda original de los docentes, que reclamaban una suba del 30 por ciento.

La negociación entre la Casa Rosada y el Frente Gremial Docente terminó de naufragar ayer, después de una reunión entre los representantes de los gremios nacionales y el ministro de Educación, Alberto Sileoni, en el Palacio Pizzurno.

Ya entrada la tarde, el ministro ofreció estirar la oferta del 20 por ciento, con la que había terminado la discusión anteayer, a un 22,5%. Los gremios, que habían bajado su pretensión al 25%, la aceptaron.

Según pudo saber LA NACION, cuando Sileoni comunicó el principio de acuerdo a la Casa Rosada, recibió un no rotundo como respuesta y tuvo que dar marcha atrás.

Desde Balcarce 50, siguió la negociación el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, que fue quien le comunicó a Sileoni la negativa.

Ya en el Ministerio de Trabajo, los docentes se enteraron de que, tal como ocurrió el año pasado, el Gobierno fijó los aumentos sin acuerdo de los docentes y se limitaron a firmar el documento en rechazo.

"Lamentamos que por segundo año consecutivo el Gobierno se haya retirado de la mesa negociadora y haya resuelto imponer unilateralmente un porcentaje tan bajo, que no hace más que reflejar la insensibilidad del Poder Ejecutivo por la responsabilidad social que tenemos los trabajadores de la educación", cuestionaron los sindicatos que integran el Frente Gremial Docente en un comunicado difundido apenas conocida la decisión oficial.

"Hicimos un gran esfuerzo para tratar de llegar a un acuerdo, pero el Gobierno hizo naufragar la paritaria", ahondó ante LA NACION el secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero,

El líder del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Mario Almirón, acusó al Gobierno de haber cerrado la discusión antes de tiempo. El inicio de clases está previsto para dentro de 10 días, el 25 de este mes.

"Había tiempo como para intentar superar las diferencias en lugar de dar por terminada la negociación. El aumento es absolutamente insuficiente -dijo-. El cierre unilateral [del debate] revela la intención política de devaluar el ámbito paritario, que es lo más preocupante."

La paritaria docente nacional es clave porque funciona como caso testigo para la negociación de aumentos en las provincias, y por lo tanto del impacto fiscal en cada una de ellas, y porque pone en juego al Estado como empleador de 900.000 trabajadores docentes de escuelas públicas y privadas subsidiadas.

Al rechazo del aumento se sumó el secretario general del gremio bonaerense Suteba, Roberto Baradel, que anticipó que el aumento dispuesto ayer complicará la negociación en la provincia, donde trabaja el 40 por ciento de los maestros de todo el país. "La suba es insuficiente", dijo.

"Estamos esperando un acto de responsabilidad para que [en Buenos Aires] no se profundice el conflicto", advirtió.

Aunque la decisión del Gobierno diluye la posibilidad de que se retrase el inicio de clases, los gremios nacionales no descartan tomar medidas de fuerza..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico