Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Mercados inquietos

Continúa la incertidumbre por los holdouts

Economía

La volatilidad seguirá hasta que se llegue a una solución definitiva

Por   | Para LA NACION

Inversores en "wait and see" (en español, "esperar y ver"). ¿Previsible? Seguro. Sabíamos que febrero no sería igual que enero y que los mercados harían una pausa. En algunos casos ésta se observa a través de una lateralización de los principales índices en un rango acotado -como sucede, por ejemplo, en Wall Street- y, en otros, en la toma de ganancias de corto plazo.

Esta última posición es la que tomó el Merval y es una corrección que aún podría profundizarse un poco más. Muchos indicadores técnicos siguen dando señales de ajuste en el corto plazo, mientras que la llegada de los balances de 2012 obligan a contraponer los fundamentals con las valuaciones actuales. No obstante, por el momento no hubo grandes sorpresas negativas sino que, más bien, se estuvo dentro de lo esperado. Así pasó con bancos como el Galicia y el Macro, entre otros.

En tanto, otro driver conocido y que mantiene alta la incertidumbre es el juicio pendiente con los holdouts con fecha clave para una resolución: el 27 de este mes. De todos modos, hay que dejar en claro que este tema lejos estaría de terminar ese día, con lo que la volatilidad se mantendría alta al menos por varias semanas después. Y, mientras que esto no encuentre una solución definitiva y favorable para la Argentina, será difícil que el riesgo país caiga fuerte y en forma sostenida, por debajo de los 950 o 1000 puntos.

También se estará pendiente de las señales económicas y hasta de las políticas. En las últimas semanas hubo algunos datos de débiles a negativos para la macro y algunos otros ruidos que también seguirán siendo monitoreados por el mercado -ya que ayudan a formar las expectativas de los activos financieros-. El dólar marginal y su brecha cambiaria siguen y seguirán dentro de esta coyuntura, siendo una variable relevante a mirar ya que afectan a las expectativas y distorsionan las cotizaciones. Así, dentro de esta visión, se mantendrá bajo una atenta mirada el accionar del Banco Central.

Ahora bien, las próximas ruedas serán bastante particulares. Mañana será feriado en Wall Street por el Día del Presidente y el miércoles 20 el mercado local permanecerá cerrado por un nuevo feriado nacional. Por este motivo, el mercado operará con cierto desfase y con negocios, más que seguro, contenidos.

Tanto las bolsas americanas como las europeas están también en un momento de transición. Las primeras lateralizan digiriendo la suba acumulada -en el año, el S&P500 sube 6,6 por ciento-, y las segundas un poco más presionadas por algunos datos -se conoció una recesión mayor a la esperada en el cuarto trimestre- y ruidos políticos que encontraron excusas para una toma de ganancias -caen entre 2% y 5% en el mes.-.

Aunque la visión de corto merezca cierta cautela, la perspectiva a mediano sigue siendo positiva. Y entre los principales drivers se deben enumerar las políticas monetarias laxas, una mayor tranquilidad en Europa, la recuperación en el ritmo de crecimiento de países como China, y hasta ciertas mejoras en la economía americana. Incluso, el sentimiento positivo en las acciones es apoyado también por las ganancias corporativas. Las ganancias americanas se han mantenido por encima de los niveles promedio.

Respecto de los principales riesgos, en cambio, se distinguen varios temas estructurales, aunque ninguno nuevo. La posibilidad de nuevas complicaciones en Europa o bien posibles ruidos por el debate sobre el levantamiento del techo del endeudamiento americano, mientras que sigue sin resolverse el fuerte déficit fiscal. En estos dos últimos puntos, se ha "comprado tiempo", aunque no dejan de ser debilidades que por momentos pondrán presiones. Otra amenaza viene desde el lado de los emergentes: si bien las proyecciones apuntan a una recuperación de la actividad, cualquier decepción en el índice de crecimiento podría afectar a los mercados.

Precios sin sobresaltos

 

Estimación para enero
Bajo control

Se estima que la inflación se habría mantenido por debajo de 2% anual. Este dato, junto a los de la actividad, son claves para tratar de leer la posibilidad de una extensión del QE3.

TEMAS DE HOYLas trabas a las importacionesElecciones 2015El caso de Lázaro BáezCongreso Nacional