Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Stravaganza

Fenómeno inesperado

Espectáculos

Contra todos los pronósticos, el espectáculo que ideó y montó Flavio Mendoza se convirtió en el gran suceso de la historia del teatro de verano

Por   | LA NACION

 
 

VILLA CARLOS PAZ, Córdoba.- El complejo Luxor se ubica sobre la calle Libertad, a muy pocas cuadras del centro. De día es un conjunto de locales gastronómicos muy bien decorados y con una oferta de platos y bebidas muy actual, joven y con un toque cosmopolita. A esa hora, además, en ese lugar hay un teatro con una marquesina llamativa que anuncia el espectáculo Stravaganza: Los estados del tiempo. De noche, ese mismo sitio es esencialmente un teatro, rodeado de locales gastronómicos, que convoca colas de casi dos cuadras de gente, que en dos funciones consecutivas llenan la sala de 1 200 butacas en la que Flavio Mendoza representa su propuesta de acrobacia y danza pasadas por agua. Un fenómeno interesante y particular.

El centro de Carlos Paz en temporada califica, como ocurre en el centro de muchas otras villas turísticas, para ser considerado un "no lugar". En el centro de Carlos Paz hay locales donde se venden souvenirs pegaditos uno al lado del otro. Hay pizzerías y parrillas, pegaditas una al lado de la otra. Hay volanteros que difunden las ofertas de esas pizzerías y parrillas y hay gente, mucha gente, caminado, codo contra codo, y comprando souvenirs y comiendo en las parrillas y pizzerías o haciendo cola fuera de ellas para entrar a ocupar una mesa luego de un mínimo de 45 minutos de espera.

Donde empieza a fallar el concepto del "no lugar" es cuando uno levanta la cabeza y se detiene en los nombres que anuncian los carteles para los espectáculos de teatro. Allí están varios de los personajes que todos conocemos por su presencia durante el año en la pantalla de la televisión. Y cuando uno toma conciencia de la cantidad de obras que se ofrecen aparece claramente la marca que identifica a esta ciudad junto al lago San Roque, un sitio que desde hace varios años le pelea en temporada -y a veces hasta le gana- el liderazgo en artes escénicas a la misma Mar del Plata.

La más vista del verano

A unas cuadras del centro, el fenómeno toma características más profundas. Allí, sobre la calle Libertad, se ubica el complejo Luxor, un conjunto de locales gastronómicos y un teatro bastante bien montado, donde noche a noche se presenta el espectáculo Stravaganza: Estados del tiempo, algo que durante muchos años fue el sueño de Flavio Mendoza.

"Cuando era bailarín, coreógrafo y director artístico de Nito [Artaza] ya tenía la idea de hacer un espectáculo como éste. Pero los productores con los que trabajaba tenían el concepto de contratar a cinco o seis figuras y armar un espectáculo en base a eso. Yo, sin embargo, le tenía mucha fe a un concepto que estuviera pensado para meter al público dentro de un mundo de fantasía desde el momento mismo en que entra al teatro. Pero no los convencía, decían que eso no iba a funcionar", recuerda Mendoza.

Hora y media antes del horario fijado para la primera función de Stravaganza, ya empieza a llegar público a la sala. Recorren los escaparates donde se ofrece merchandising. Algunos compran tazas, remeras o bijouterie que imita a la que usan los artistas en escena. En la sala los llevan hasta sus ubicaciones unas señoritas muy amables vestidas con trajes de fantasía, mientras un grupo de cómicos los divierte con una previa desde el escenario o los pasillos entre las butacas. Luego vendrá la magia de los juegos acrobáticos, de las luces en las pantallas de LED que forman el decorado, de las canciones y los bailes. Las carcajadas con el humor y el asombro con los juegos en el agua que es uno de los elementos principales de la propuesta.

"Hay que dejar de subestimar al espectador con ese concepto de poner tres chicas lindas que muestren el cuerpo y dos humoristas, por más que sean muy buenos, para montar un espectáculo. La gente busca un poco más", reflexiona Mendoza con una sonrisa que indica el agrado que siente por haber demostrado que su idea era posible.

Con los 168.000 espectadores que vieron el espectáculo Stravaganza Water in Art que presentó el año pasado en este mismo lugar, Mendoza superó el record de 120.000 espectadores en temporada de verano que ostentaba Alberto Olmedo. Este año va en camino de repetir la hazaña, incluso a pesar del alto costo de las entradas (de 300 y 350 pesos)."Cuando yo estaba montando esto, hubo productores que dijeron que no iba a vender ni 25 entradas. Y, sin embargo, mirá lo que es. Nunca escuché que alguno reconozca que se equivocó. Eso me duele un poco. Me hubiera gustado que Nito me hubiera llamado y me hubiera dicho: «Che, pibe, qué bien, te la jugaste y te fue bárbaro». Pero no le da. No importa, me quedo con la actitud de los grandes,de una Graciela Borges, o de un Gasalla que me aconsejan o apoyan", agrega con un poco de tristeza en la voz.

A la hora de adelantar el futuro del proyecto, Mendoza cuenta: "Vamos a trasladar este espectáculo a Buenos Aires y cómo es más grande en cantidad de gente y en tecnología que Stravaganza: Water in Art, que ahora sigue en el Broadway, vamos a unificar las dos salas de ese teatro. A Water in Art, lo vamos a traer acá a Carlos Paz en el invierno, en los feriados largos y en las vacaciones de junio porque no quiero dejar a mi gente sin trabajo. Por otro lado estamos trabajando para hacer un escenario de gira, con el que vamos a llevar estos espectáculos por distintos lugares de Argentina, pero también al exterior. Hay demanda para ver esto en Israel y en varios lugares de América latina. Estamos armando con ingenieros el aparataje para construir ese escenario. Sería para montarlo en estadios o lugares como el Luna Park, porque en teatros es más difícil. No podemos seguir rompiendo salas como hicimos con el Luxor o con el Broadway para armar la pileta de Stravaganza", explica muerto de risa.

En cuanto a su futuro en ShowMatch sostiene que no sabe muy bien qué hará este año. "Todo tiene un tiempo. Desde ya que estoy hiperagradecido con Ideas del Sur y si Marcelo me dice que me necesita voy a estar allí, porque soy un tipo agradecido y de palabra. Pero si mañana no tengo que estar no me va a afectar. Creo que todo tiene un ciclo. Como artista los retos son los que me produen adrenalina y ganas de hacer las cosas. Sentarme cuatro o cinco años a dar un puntaje y cada tanto agarrarme con alguien porque no está de acuerdo con lo que le puse, me parece una pelotudez para mi carrera. No sé lo que voy a hacer este año. Tengo otras propuestas para hacer televisión, pero voy a ver qué es lo que hago, porque no me muero por estar en pantalla. Me parece que alejarse un poco y volver con algo nuevo no estaría mal. La sobreexposición no está buena", reflexiona. Pero confiesa que tiene ideas para hacer cosas distintas en televisión. "Y como soy, seguro que hasta hacerlas no paro", agrega.

Agua, danza y acrobacia

Los números de una propuesta artística diferente

  • 14 Funciones por semana
    Son las que hacen en Carlos Paz, donde se quedarán hasta Semana Santa.
  • 100.000 Espectadores
    Asistieron este año al Luxor, hasta mediados de febrero, a ver la versión Estados del tiempo
  • 360.000 Personas
    Son las que vieron este año la versión Water in Art, en Carlos Paz y Buenos Aires
  • 40 Artistas
    Son los que salen a escena en la versión de la obra que se da en Buenos Aires
  • 50 Artistas
    Salen a escena en el espectáculo en Carlos Paz
  • 40 Técnicos
    Trabajan en ambas obras
TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanartNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez