Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Yoani Sánchez no viajó al país porque sacar la visa argentina es "muy complejo"

El Mundo

Así manifestó el esposo de la disidente cubana, Reinaldo Escobar, a LA NACION; desde el consulado advirtieron que los primeros turnos son recién en septiembre

Por   | LA NACION

Mientras la bloguera cubana Yoani Sánchez, una de las voces más críticas y reconocidas al régimen comunista, comenzó con polémica su "gira mundial", muchos se preguntaban por qué no incluyó entre sus destinos a la Argentina. La respuesta no reside en una falta de voluntad de la filóloga sino en las trabas para conseguir la visa para entrar en este país.

"Para Yoani fueron más complicados los trámites para entrar a la Argentina que para conseguir la visa en Estados Unidos, Europa o Brasil", explicó a LA NACION el esposo de la bloguera, el periodista Reinaldo Escobar, desde Cuba.

Escobar remarcó que si bien Buenos Aires estaba en un primer itinerario de su mujer, Sánchez debió resignar la visita a la Argentina por el poco tiempo del que disponía para solicitar todas las visas.

Luego de que el régimen cubano flexibilizara las restricciones para que sus ciudadanos viajen al exterior, Sánchez consiguió -contra sus propios pronósticos- el pasaporte cubano. El 30 de enero obtuvo el documento, cuando ya tenía pasaje para salir de la isla hacia Brasil el 17 de febrero.

"En 14 días no era posible hacer todos los trámites", reforzó Escobar, quien describió que los trámites para sacar la visa argentina "son de por sí muy complejos".

Ante la consulta de este medio, desde el consulado argentino en La Habana expresaron que, en caso de que se solicite hoy un turno para sacar la visa, la fecha más reciente sería en septiembre próximo. Además, para hacer el trámite se deben cumplir ciertos requisitos, enumarados en el sitio de la Embajada. Entre ellos, hay que presentar una "nota de invitación escrita, de persona física radicada en la República Argentina, dirigida a la Sección Consular de la Embajada Argentina en Cuba", la reserva del pasaje y la comprobación de recursos económicos suficientes para mantenerse durante la estadía ($50 por día).

Escobar apuntó que además hay otro obstáculo para conseguir la visa: "Hay que pedir turno con mucha anticipación. Y el turno se puede pedir sólo por teléfono, porque si uno va a la Embajada, dicen que no pueden darle un turno a viva voz. Y en el teléfono no contesta nadie. Es una barrera infranqueable", denunció.

El consulado otorga números entre las 2 y las 4 de la tarde, según informaron desde la sede en La Habana.

De todas maneras, Escobar no descarta todavía una visita de Sánchez al país, sobre todo porque tenía varias invitaciones para dar conferencias. "Lo máximo que puede ocurrir es que logre obtener la visa desde Brasil o desde Perú", dijo.

"A partir de que se levantó la restricción [a los viajes] algunas embajadas tomaron medidas adicionales para impedir que el país se llene de cubanos. Cualquier país del mundo va a tener ese problema después de que se levanten las restricciones, sobre todo si se trata de países exitosos y de la misma lengua, con más oportunidades, como el suyo [la Argentina]", completó Escobar.

"Terroristas"

Sánchez, de 37 años, llegó a Brasil para la exhibición del documental Conexión Cuba-Honduras, dirigido por el brasileño Dado Galvão y que la incluye entre los entrevistados. Sin embargo, ante las protestas en su contra, los organizadores decidieron suspender la presentación y dar lugar a un debate.

"Los gritos, los insultos... fue como si hubiesen sido orquestados por terroristas. Yo soy una persona pacífica y trabajo con la palabra, no tenía por qué haber tanta agresividad", se quejó hoy la autora del blog "Generación Y" en una conferencia de prensa en la ciudad Feria de Santana y en su propio sitio web.

Anoche, cerca de cincuenta simpatizantes del régimen cubano entraron en el salón del Museu del Saber para increpar a la bloguera a los gritos de "Viva la revolución" y "Cuba sí, yanquis no", según informó la agencia EFE. Antes, en los aeropuertos de las ciudades de Recife y Salvador, la bloguera ya había despertado un fuerte revuelo, tanto de la gente que la apoya como de sus detractores, quienes la consideran "una agente del imperialismo".

La polémica creció cuando la revista opositora de Brasil Veja publicó que el embajador de Cuba en Brasil, Carlos Zamora, habría comandado una reunión con militantes de partidos de izquierda de Brasil para denigrar la imagen de la bloguera en Brasil.

Sin embargo, la bloguera rescató el lado positivo de esas manifestaciones: la libertad de expresión. "Estoy inmensamente feliz de estar en Brasil, no sólo porque finalmente he podido salir de Cuba después de años de encierro insular, sino porque me he encontrado una sociedad que me impacta por su pluralidad. He encontrado algo así como lo que podría ser Cuba en cuanto a diversidad de opiniones en unos 20 años", aventuró la bloguera.

Por otro lado, Sánchez les contestó a quienes aseguran que sus viajes son financiados por el gobierno de Estados Unidos e ironizó que de ser así, ella viviría en otro lugar y "no seguiría caminando por las calles de La Habana".

"Eso es otra de las tonterías. Es obvio que un cubano no se lo puede financiar", la respaldó su esposo y explicó que los viajes son financiados por las instituciones que invitan a Sánchez a dar charlas o incluso una colecta organizada desde las redes sociales.

Yoani Sánchez viajará por 80 días, con un itinerario que incluye a República Checa, España, México, Estados Unidos, Holanda, Alemania, Suiza, Suecia, Italia y Perú. Desde cada ciudad sumará nuevas experiencias que ella narrará, como siempre, en las redes sociales, pero con una Internet libre ante la cual se sigue sorprendiendo. El capítulo en Buenos Aires, por ahora, sigue en blanco..

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015