Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Abertis reclama US$ 90 millones a Bolivia por expropiación de su filial

El Mundo

La compañía que administraba los tres principales aeropuertos del país, de capital español, quedó en manos del Estado por "falta de inversiones"

MADRID.- La compañía española Abertis reclama 90 millones de dólares tras la nacionalización por el gobierno boliviano de su filial aeroportuaria SABSA , una expropiación por la que Madrid convocó este martes a la embajadora de Bolivia para expresarle su protesta.

Los 90 millones incluyen lo ya perdido por la compañía más lo que quedaría por recuperar, calculado a partir de un proceso de arbitraje internacional que Abertis inició ya en 2011 contra Bolivia por diversos incumplimientos en el contrato de concesión.

En ese proceso, "se incluían las pérdidas a futuro", explicó una portavoz de la compañía.

Poco antes, el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, consideró que esos 90 millones de euros serían "una justa compensación" tras la expropiación de su filial aeroportuaria boliviana.

Según la empresa española, el ejecutivo boliviano rebajó y congeló las tarifas de los aeropuertos que "están actualmente a niveles equivalentes a los vigentes en 2001" y desde 2005 fue aumentando por decreto los salarios año a año a un nivel "muy por encima de la inflación", situando a "SABSA en una situación financiera cada vez más delicada".

Abertis afirmó estar "en contacto con el gobierno" español, cuyo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, rebajó un tanto el tono, tras decir el lunes que Madrid "procederá a replantear el conjunto de las relaciones" con Bolivia.

Margallo consideró este martes que la iniciativa boliviana "no es un movimiento antiespañol" sino una forma de desviar la atención de problemas internos del país.

El gobierno boliviano "cada vez que se tropieza con una dificultad interna expropia una empresa extranjera", dijo García-Margallo, cuyo departamento convocó a la embajadora boliviana en Madrid, María del Carmen Almendras Camargo, para protestar por la expropiación.

"El ministerio ha convocado a la embajadora el miércoles", confirmó una fuente de la cancillería española, sin poder dar mayores detalles sobre la reunión.

CONTEXTO

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció el lunes la nacionalización de SABSA, que administra los aeropuertos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, alegando la falta de inversiones por parte de la casa matriz.

Morales aseguró que la iniciativa obedece a que "SABSA no realiza inversiones de importancia en aeropuertos, maximizando sus utilidades y ganancias".

"Teníamos preparado el decreto (de expropiación) hace tres años. El ex presidente de (gobierno de) España (José Luis Rodriguez Zapatero) nos ha pedido diálogo, que la empresa española iba a invertir. Hemos perdido tres años negociando para que puedan invertir y no ha habido ninguna inversión", añadió Morales.

Pero la empresa lo desmiente. "En el período 2005-2012, SABSA invirtió 12,6 millones de dólares (...) además de pagar cánones a la autoridad concedente por importe de 38,6 millones de dólares e impuestos por 9,4 millones", reaccionó inmediatamente Abertis, asegurando estar a disposición de La Paz "para comenzar las negociaciones" sobre la indemnización.

SABSA es propiedad de TBI, de la que Abertis detenta el 90%, mientras que el restante 10% es propiedad de AENA, el gestor de los aeropuertos españoles.

El grupo español adelantó el lunes tras la expropiación que la iniciativa del gobierno boliviano "tendría un impacto nulo" en las cuentas de la compañía, que presentó este martes sus resultados anuales.

Abertis insistió este martes en que tiene "completamente provisionada" su participación en SABSA, tras presentar sus resultados de 2012 en los que logró unos beneficios de 1.024 millones de euros, en alza del 42,3% respecto a 2011.

Agencias EFE y AFP.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCaso García BelsunceRiver PlateBoca JuniorsImpuesto a las Ganancias