Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un humorista que vivió de excesos y triunfó con Olmedo

Espectáculos

El Facha fue uno de los personajes cómicos centrales en la década del 80; trabajó en Televisión y cine; es recordado por su papel en El manosanta está cargado, entre muchos otros

 
Adrián Martel hacía unos años que luchaba contra dolencias cardíacas y renales que fueron las secuelas de sus excesos, como él mismo lo admitía. Había logrado superar su adicción a la cocaína y también tomaba menos alcohol, pero los dos infartos que sufrió en octubre pasado afectaron mucho su condición.

Si bien en los últimos años su perfil estuvo más relacionado con el de quienes van a programas de chimentos a opinar, hizo carrera en el cine y en la televisión con grandes figuras como Alberto Olmedo quien lo llevó a la popularidad en la década de los 80 y con quien fueron muy buenos amigos.

La situación económica de Martel fue muy fluctuante luego de los 80, en algún momento confesó que cuando no tenía trabajo, el conductor y productor Gerardo Sofovich le ofreció hacer las preguntas de su programa, "La noche del domingo", que se emitía por el actual canal de estado, lo que le permitió vivir "en tiempos difíciles".

Un actor de comedias y vida diaria

En 1985 protagonizó una novela escrita por Jorge Maestro y Sergio Vainman junto con Cecilia Maresca, Increíblemente sola. Ese mismo año hizo la recordada película picaresca El telo y la tele, de Hugo Sofovich, que tenía como estrellas a Luisa Albinoni, Carmen Barbieri, Moria Casán y Emilio Disi. Al año siguiente fue parte del film de culto Correccional de mujeres en donde hacia de novio del personaje de Edda Bustamante. Además, protagonizaban la película Julio De Grazia, Erika Wallner, Rubén Stella, entre otros. También tuvo apariciones en Los bañeros más locos del mundo (1987) con Berugo Carambula, Mario Castiglione y Alberto De la Rosa.

El Facha comenzó a tener más llegada al público cuando trabajó con Alberto Olmedo con quien trabajó en El manosanta está cargado (1987), en Atracción peculiar (1988) y el ciclo de Tv del humorista No toca Botón (1987) en el que hacía varios personajes. Más adelante, en 2001, participó en El sodero de mi vida y fue parte de la serie Son amores, en 2005, con el personaje de Tripodi.

Algunos de sus mejores momentos

Los bañeros más locos del mundo





No toca Botón





REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba