Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Duras acusaciones y abucheos al Gobierno por la tragedia

Miles de personas recordaron en Plaza de Mayo a los 51 muertos en el tren; los familiares condenaron el "tardío mensaje" presidencial y denunciaron la "corrupción" estatal y a los "asesinos de escritorio"

Sábado 23 de febrero de 2013
0

Ante decenas de miles de personas, a metros de la Casa Rosada y con frases como "debieron cuidar a los usuarios en vez de darles lugar a los corruptos y asesinos que se llenaron los bolsillos a costa de sangre" y con duras críticas a la presidenta Cristina Kirchner y a funcionarios de su gobierno, los familiares de las 51 víctimas de la tragedia de Once recordaron anoche el drama de hace un año.

"La Presidenta se acordó de nosotros con un mensaje más hiriente que el propio silencio, con un abrazo solidario tardío. Nuestro dolor no es sólo un momento malo de la vida, como expresó en su discurso, sino producto de la inacción de su propio gobierno y de la corrupción amparada por Jaime, Schiavi, Sícaro, Luna, Ochoa, Romero y otros funcionarios de esta gestión", expresaron María Luján Rey y Paolo Menghini, padres de Lucas, muerto en la tragedia. El documento que leyeron en Plaza de Mayo fue consensuado por todos los familiares de las víctimas y concluye acusando a "los asesinos de escritorio".

Así, Rey se refirió al discurso de anteanoche de la Presidenta, en el cual envió "un abrazo solidario" a los familiares y las víctimas de la tragedia. En ese momento una catarata de insultos invadió el aire de la Plaza de Mayo, mientras el padre de Lucas señalaba a la Casa Rosada, situada a su espalda.

Fue el corolario de una jornada cargada de dolor, que comenzó a las 8.30 con un acto en los andenes de Once, donde hubo un fuerte abucheo contra la Presidenta.

En la Casa Rosada no se veía movimiento. Al principio había una ventana entreabierta, pero después nada. Nadie se asomó para observar el desarrollo del acto al que concurrieron más de 20.000 personas, según estimaciones de distintas fuerzas de seguridad.

"La lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo debe ser un ejemplo, pero no queremos ni debemos pasar 35 años para obtener justicia. Éste no fue más que la continuación de un discurso que comenzó en febrero de 2012, cuando se culpabilizó a las víctimas y se pidieron tiempos ridículos para las pericias", agregó María Luján, en una dura crítica a las expresiones de la Presidenta, ventiladas en el acto de lanzamiento de un canal de deportes para la televisión digital abierta.

Por la mañana, Nora Cortiñas, de la Línea Fundadora de las Madres de Plaza de Mayo asistió al acto realizado en la estación Once y manifestó su desacuerdo con los dichos de la Presidenta.

"Vine a traer la solidaridad de las Madres, que muy discretamente estuvimos acompañando. Yo también me siento víctima y los acompañamos. Tengo que decir que no estoy de acuerdo con las palabras de ayer de la Presidenta, lo lamento", señaló Cortiñas a un costado del andén 2, en el primero de los actos realizados ayer para recordar a las víctimas del tren chapa 16.

Al cierre de esta edición, sobrevivientes y familiares de las víctimas continuaban desfilando por el escenario que se instaló frente a la Pirámide de Mayo. Ante la multitud que se concentró desde allí, por la avenida de Mayo hasta más allá de Perú, se leyeron adhesiones y se presentó un video en el que distintas personalidades expresaron su solidaridad con el reclamo de los familiares de la tragedia de Once.

"Schiavi debió ser echado del Gobierno el mismo día de la tragedia; sin embargo, se le aceptó la renuncia un día después y se lo despidió con una ovación, como si se tratara de una víctima más, amparando a uno de los que hoy están procesados", agregó el padre de Lucas Menghini Rey, cuyo cuerpo había sido hallado 58 horas después de la tragedia, entre medio de los vagones 3 y 4, cuando la policía había abandonado la búsqueda en el tren.

Ante cada pausa en la lectura del duro documento, la gente agitaba los carteles con expresiones como "La corrupción mata"; "Juicio y castigo a los Cirigliano y a todos los funcionarios responsables". Aunque el cartel que dominó el acto tenía la leyenda "Justicia para las 51 víctimas de la tragedia de Once".

"Los asesinos de escritorio hicieron que perdiéramos fisicamente a 52 seres irrepetibles. Por su accionar negligente, y delictivo ya no podemos abrazarlos", dijo María Luján. "Desde el Poder Ejecutivo se vanaglorian de lo hecho hace un año. Olvidándose de que antes tuvieron nueve años para hacerlo. No hablen más de la herencia recibida. Sabemos que fue desastrosa, pero nada cambió hasta que llegó la tragedia. ¿Faltó plata? No. Plata hubo. ¿Faltaron avisos? No. Los avisos abundaron. ¿Faltó tiempo? No. El tiempo sobró. Les faltó cumplir con las promesas que quedaron sólo en anuncios allá por 2006 y cuidar a los usuarios en vez de darles lugar a los corruptos y asesinos que se llenaron los bolsillos a costa de sangre", sostuvo María Luján.

A pesar de las más de 20.000 personas que se concentraron en la Plaza de Mayo, no se observaba presencia policial. Sólo había algunos uniformados en el perímetro de la Casa Rosada y en algunos sectores del vallado.

Entre los manifestantes había sobrevivientes de la tragedia, vecinos que apoyaron el reclamo de los familiares de las víctimas y usuarios del ex Ferrocarril Sarmiento.

María Cobos llegó a la Plaza de Mayo con su esposo. Vino desde Berazategui. "Es la primera vez que asisto a un acto. Pero coincidí con mi esposo en que debía venir a reclamar justicia", expresó la mujer.

De fondo, se escuchaba la voz de la madre de Lucas: "Vengan de donde vengan y se llamen como se llamen, los asesinos son asesinos, los corruptos son corruptos, los cómplices son cómplices y por eso deben ser juzgados y condenados. Los repudiamos; que nos miren, levantemos los carteles para que se vean en todo el país, abracémonos a la distancia con los miles de argentinos que con su foto piden lo mismo que nosotros. Y si a nuestras espaldas cierran los ojos para no vernos, entonces gritemos, que escuchen cómo nuestras voces se multiplican por todo el territorio nacional".

Paolo se refirió a la campaña "500 mil caras por justicia", en la que se convocó a la gente a que envíe una imagen con su rostro en la que sostenía el cartel "Ju5t1cia". "Se trató de un llamado para que los vecinos puedan solidarizarse con nuestra lucha, poniendo la cara", explicó Leonardo Menghini, el tío de Lucas.

El documento

Lo destacado del discurso en la Plaza

Justicia"Vengan de donde vengan, los asesinos son asesinos, los corruptos son corruptos, los cómplices son cómplices, y por eso deben ser juzgados y condenados"

Corrupción"La corrupción no sólo se llevó la plata del pueblo, esta vez se llevó muchas vidas. La cara visible de la corrupción es la muerte, y su cómplice, el silencio"

Responsables"Todos los integrantes del Gobierno tienen alguna responsabilidad, por acción u omisión"

Abrazo tardío"La Presidenta se acordó de nosotros con un mensaje más hiriente que el propio silencio"

Con la colaboración de Julieta Cuneo, Cecilia Filas, María Eugenia D'Alessio y Gonzalo Prado


Del editor: qué significa"Corazón destrozado, almas eternas, justicia, asesinos, cómplices, corruptos...". El dolor y la verdad, unidos en las palabras de un discurso.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas