Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El juez que investiga a Boudou aclara que aún no tiene pruebas para llamarlo a indagatoria

Política

El magistrado Ariel Lijo aseguró que "todavía no juntó todo" el material probatorio para citar el vicepresidente; aclaró que no tuvo presiones en el trámite de la causa

 
 

El juez federal Ariel Lijo reconoció esta mañana que todavía no logró reunir "todo" el material probatorio necesario para convocar a declaración indagatoria del vicepresidente Amado Boudou , quien es investigado por el magistrado por enriquecimiento ilícito y por su actuación en la compra de la imprenta Ciccone .

En una entrevista con radio América, el magistrado contó que cuando fue designado por sorteo para tomar las investigaciones del funcionario "no se puso contento", aunque aclaró que no tuvo presiones durante toda su actuación.

Además, el juez federal advirtió hoy que en esa causa "el único limite que hay es lo que se pueda reconstruir, documentar y probar".

Lijo remarcó que la causa era "grave institucionalmente" y, si bien evitó fijarse un plazo para resolver la situación de Boudou, dijo: "Cuando junte toda la información daré el siguiente paso".

"No se puede mantener en la letanía, ni que la investigación dure una cantidad de años" indefinida, acotó el magistrado en diálogo con radio América.

Respecto del caso en que se investiga si Boudou usó sus influencias políticas para que sus allegados accedieran al control de la calcográfica Ciccone, el juez federal dijo que quería "terminar este y todos los casos en el menor tiempo posible, pero poner plazos no se puede".

En ese marco, explicó que depende "de que los [informes] que pedís te lleguen y lleguen en condiciones". Y apuntó que "en todos los expedientes, uno tiene que podré mostrar lo que dice".

Por eso, remarcó que en la causa que investiga a Boudou "el único limite que hay es lo que se pueda reconstruir, documentar y probar". Aclaró: "Pero, ninguna causa debe durar tanto, la de él debe durar como la de cualquier otro".

Lijo recordó haber tenido "varias investigaciones por enriquecimiento y son todas idénticas, demoran lo que demoran".

 
Agustina Kämpfer y Amado Boudou, juntos, en una imagen del 10 de diciembre de 2011, cuando él juró como vicepresidente. 
 

La causa de Boudou "es grave institucionalmente y los tiempos procesales dependen de que te manden los informes, que lo contesten".

"El juez marca y una vez que ordena, después hay una cantidad de factores que no se pueden manejar con facilidad", añadió.

Lijo señaló que "cuando el caso es tan complejo e institucionalmente tan relevante y tuvo un inicio complejo con variantes que no son comunes en los expedientes con intervención de las partes (como la renuncia de fiscales y hasta del procurador Esteban Righi), eso funciona como un dique".

"El único limite que hay es lo que se pueda reconstruir, documentar y probar", indicó y aclaró que "el día que se cumpla un periodo determinado y tenga que tomar una decisión si hay prueba tomaré una decisión y si considero que no se juntó, tomaré otra".

Los casos, dijo, "son todos iguales, son jurídicamente complejos y admiten mas de una solución" y, añadió, "dentro de las soluciones difíciles una es la mas correcta".

"El mayor obstáculo que tienen las investigaciones criminales es la forma en que se prueba, los recursos con que se cuenta para probar y el momento en que se llega", agregó..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYYPF estatalInseguridadElecciones 2015Cristina Kirchner