Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

"Karina candidata", otro plan para contener al gobernador

Política

En la Casa Rosada creen que Scioli debe ofrecer la postulación de su esposa para la lista bonaerense del kirchnerismo en las elecciones legislativas

Por   | LA NACION

 
 

Si Daniel Scioli pensó alguna vez en su mujer, Karina Rabolini, para que sea su candidata en caso de romper con la Casa Rosada, ahora es Cristina Kirchner la que piensa en la primera dama bonaerense para mantener alineado al gobernador.

El plan "Karina candidata" resurgió la última semana, en medio de los chispazos entre la Presidenta y Scioli. Si desde La Plata impulsaron su figura, en Balcarce 50 redoblaron la apuesta y comenzaron a hablar de la mujer del gobernador como posible postulante en los primeros cuatro puestos de la lista cristinista para la Cámara de Diputados.

La estrategia, ideada en el despacho del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, intenta obligar al mandatario bonaerense a mantenerse dentro del proyecto kirchnerista . El argumento en la Casa Rosada es que con Rabolini en los primeros puestos, Scioli no podrá jugar a dos puntas y desviar apoyos hacia otro candidato. "Es la única manera de que se quede adentro y no se dispare", razonaba ante LA NACION un dirigente bonaerense que escuchó de Zannini el planteo de una posible postulación de Rabolini.

La idea que se reinstaló esta semana es una copia casi idéntica de la jugada que ideó en 2009 el ex presidente Néstor Kirchner, cuando decidió avanzar con las llamadas "candidaturas testimoniales" y colocó a Scioli en segundo lugar, detrás de él, en la lista de diputados nacionales. Aquella estrategia entrañaba la siempre latente sospecha de Olivos de que Scioli traicionara a los Kirchner. Para obligarlo a quedarse adentro, Kirchner lo impuso candidato.

Esta vez, después de aquella derrota de 2009, el plan entraña una jugada más prolija. Sin obligar a Scioli a volver a postularse, la carta que se guardó la Casa Rosada lleva el nombre de Rabolini.

Presidenta de la Fundación Banco Provincia, la primera dama bonaerense podría sumarse así a los primeros lugares de las listas, detrás, claro, del candidato que defina Cristina Kirchner para encabezar el distrito bonaerense. Sigue firme la idea de que la ministra de Desarrollo Social y cuñada de la Presidenta, Alicia Kirchner, lidere las postulaciones.

Rabolini recorre todas las semanas los municipios con programas de ayuda social de la fundación que preside. Aunque a sus íntimos ya les advirtió que no quiere saber nada de candidaturas, en su equipo confiaron a LA NACION que ya visitó las 135 intendencias de la provincia.

Como en un juego de mensajes cruzados, desde La Plata también reflotan la imagen de Karina para enviar una señal de advertencia a Balcarce 50. Scioli sabe que su mujer puede ser su propia carta para enfrentar a Cristina si se decide a romper con el Gobierno, algo que en su entorno -por ahora- descartan.

Esta semana, desde la gobernación hicieron circular con fuerza la versión Rabolini candidata. Incluso, funcionarios del riñón de Scioli se preocuparon por destacar la presencia de Karina en Mar del Plata, en una actividad de la fundación. La foto recorrió todos los medios.

Desde los despachos bonaerenses prometen que ese paso por Mar del Plata es el primero de una serie que se intensificará este año, y que en marzo tendrá su gran apuesta en La Plata, cuando Rabolini presente el lanzamiento de la agenda de la fundación para este año.

La esposa de Scioli se mueve con un equipo de colaboradores y siempre viaja asistida por algún ministro bonaerense, según la actividad que realice. Cerca de Scioli no descartan, tampoco, que Rabolini pueda secundar una hipotética candidatura del intendente de Tigre, Sergio Massa, otro que demora su ruptura o permanencia con el kirchnerismo.

"Hay que conocer las necesidades de los vecinos de cada una de las ciudades de la provincia para ir adaptando la ayuda y lograr mayor inclusión social", fueron las primeras palabras, ya en un tono más político, de Rabolini en Mar del Plata.

Zannini, el hombre que preselecciona los candidatos para que después elija Cristina, tiene en mente la idea. Su plan es que Scioli se mantenga adentro en este turno electoral. El plan B es algún otro sciolista de la primera hora, como el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez.

Para unos y para otros, Rabolini es la llave a la unidad o la ruptura final entre Cristina y Scioli..

TEMAS DE HOYInseguridadFeria del LibroFrente Amplio UNENRicardo Bauleo