Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

De la impotencia a la violencia, más una rara decisión

Deportiva

Chocaron hinchas de Unión y de Quilmes, el juego se detuvo; la policía sacó a los visitantes y, llamativamente, el partido siguió

Por   | Para LA NACION

SANTA FE.- Otra vez un cotejo de fútbol alterado por la violencia. Esta vez de la gente que lleva a la tribuna su desprecio por la integridad física del semejante y mucho más del espectáculo por el que abona una entrada. A muy pocos parecía importarles el resultado...

Todo comenzó a los 18 minutos del segundo tiempo, cuando ya Quilmes ganaba 2 a 0. Que algo iba a ocurrir era una especulación a un paso de convertirse en realidad. Antes, la gente visitante cruzó piedras con los plateístas locales. Pero la reacción fue vehemente. Hinchas de Unión bajaron de la tribuna este (donde se aloja la Barra de las Bombas), corrieron por el lateral norte unos 70 metros para aproximarse a un pulmón (división entre las hinchadas) e intentar la agresión a sus pares de Quilmes. Una docena de agentes policiales trató de frenar el intento de agresión. Cuando el clima se volvía caliente, aparecieron los bomberos y lograron disuadir a los más revoltosos.

Según comentarios de varios simpatizantes del local, la corrida fue motivada por la presencia, en la tribuna visitante, de hinchas luciendo camisetas de Colón, el eterno rival. Semejante movimiento no justificó lo que sobrevino. Los incidentes siguieron, los bomberos hicieron su trabajo y el jefe del operativo decidió que los simpatizantes de Quilmes se retiraran del estadio. Hubo momentos de mucha tensión porque en la parte alta del sector oeste, donde fue ubicada la parcialidad visitante, se encontraban muchas mujeres y niños, en algunos casos familiares de los jugadores, como se encargó de denunciar Gustavo Oberman. "Qué sensación horrible ver a mi hijo salir corriendo con mi mujer de una cancha de fútbol, mientras llovían piedras...", publicó en su cuenta de twitter. "...ahora voy a pensar mejor dónde y con quién va, es triste pero hoy es así... ", dijo a través de @gustavo_oberman. En el exterior, hubo algunas corridas en los alrededores del estadio y hasta se escucharon disparos con balas de goma.

De la tensión en las tribunas se pasó a la tensión en el campo de juego, donde jugadores y el resto del público aguardaban una decisión del árbitro Germán Delfino. Luego de una reunión con sus colaboradores y la autoridad policial, decidió que el cotejo continuara. Se lo habían sugerido los técnicos, teniendo en cuenta lo que indica la lógica en estos casos: es mejor jugar para serenar los ánimos antes que una suspensión genere más violencia. "Aunque la gente se ha calmado, no es normal esta situación, porque se va a jugar lo que resta del cotejo sin hinchada visitante", sostuvo Delfino ante el cronista de la TV.

Habían pasado 18 minutos desde el comienzo de los incidentes. Con esa calma aparente y la advertencia del árbitro, el partido se completó.

Hubo algunas interrupciones momentáneas por piedras y botellas lanzadas desde la tribuna local. Pero el clima en la parcialidad tatengue no era el mejor. Atrás quedó la paciencia de varias jornadas alentando al equipo que parece tener el futuro definido y dejó escapar la bronca contenida. Los cánticos fueron vehementes y un grupo de exaltados plateístas agredió verbalmente a los jugadores y al cuerpo técnico y éstos -como hacía bastante tiempo- recurrieron al uso de la manga de seguridad para resguardar la integridad física.

La gente abandonó rápidamente la zona del estadio y se reportaron algunos incidentes aislados, aunque fuentes del hospital Cullen indicaron que se atendieron cinco lesionados leves.

Cuando abandonaba su vestuario, Delfino explicó que "voy a presentar un informe con lo sucedido, que es lo que se vio, lo que vieron todos. No puedo adelantarles nada. Después, los cuerpos de la AFA a los que les corresponda resolverán qué hacen frente a los hechos mencionados".

Unión tiene amonestaciones por las bengalas que se arrojaron en varios partidos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015Actividad económica