Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Encuadramiento

La guerra sindical por los fondos de los trabajadores

Economía

Camioneros lidera la lucha entre gremios para sumar cada vez más afiliados de otras entidades

Por   | LA NACION

"Siempre existió la intención de Comercio de quitarnos a los trabajadores de logística. Éstos son trabajadores del transporte", dijo esta semana el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, en reclamo del encuadramiento sindical de 1000 trabajadores de logística de la empresa Maxiconsumo, pertenecientes al gremio de empleados de comercio. Así, se volvió a poner en primer plano una guerra desatada en la que no se ahorran recursos para incorporar los aportes de los trabajadores a sus arcas.

Según los cálculos del abogado Julián de Diego, "de cada 100 pesos de bolsillo, entre 12 y 14 van para el sindicato". Así lo confirma Carlos, un chofer de grúas, afiliado al Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), en su relato a LA NACION sobre su recibo de sueldo. "Todos los meses me sacan $ 340 para la obra social; $ 310 para el sindicato y pago $ 140 para la mutual, que en definitiva es lo que más me sirve porque tengo descuentos en medicamentos y otros beneficios. En mano gano $ 5000. Lo que se me va de sindicato es mucho."

El laboralista Eugenio Maurette, titular del Estudio Jurídico Maurette y Asociados, desmenuza los porcentajes que reciben los sindicatos, tanto de los trabajadores, como de los patrones.

  • Aportes solidarios: los aportes del trabajador que se establecen por ley van en un promedio del 2% del salario mensual bruto. En el caso de los camioneros, por ejemplo, el aporte del empleado es el 3% sobre el total de las remuneraciones.
  • Cuotas de Afiliación al Sindicato: los empleados pueden afiliarse voluntariamente al sindicato para obtener mayores beneficios (descuentos; clubes, planes de turismo, becas, etc.). La cuota de afiliación promedio es de un 2% del salario mensual bruto, y en general quienes son afiliados se liberan de pagar el aporte solidario.
  • Contribuciones Solidarias: en general se pueden establecer en un promedio del 3% mensual bruto. Tomando, nuevamente Camioneros las empresas deben abonar al mismo sindicato el 2% en concepto de contribución solidaria; el 0,5% en concepto de contribución para actividades culturales y de capacitación; el 2% en concepto de contribución para la profesionalización. Todo sobre el salario básico. Asimismo, se acuerda una contribución del 1,5% como seguro de sepelio.
  • Contribuciones obligatorias: dependen del sindicato. Los empleadores que están encuadrados en el convenio colectivo de trabajo de Comercio, por ejemplo, tienen que hacer un aporte del 3,5% del salario bruto mensual para el seguro de retiro La Estrella.
  • Obra Social: se trata del 3% sobre su remuneración en el caso del empleado, y 6% de la remuneración para el empleador. Van para la obra social a la que suscribe el convenio colectivo en la cual se encuentra encuadrado el empleado. Después, el empleado puede quedarse en esa obra social sindical o optar por otra obra social sindical.

Según un informe de Idesa, el sector de transporte y comunicaciones contribuye con el 7% del empleo asalariado formal . Son 526.000 trabajadores sobre 7,8 millones de trabajadores formales totales. Sin embargo, ha generado el 20% de los conflictos, es decir, el triple con respecto a su contribución al empleo formal.

Cada trabajador representa no solo dinero sino poder. "Las razones en general para los conflictos de encuadramiento son que dos sindicatos entienden que representan a los mismos trabajadores de la empresa. Hoy, la mayoría de los conflictos se produce por el avance de determinados sindicatos con más fuerza por la cantidad de trabajadores a los que representan o por lo crítico de su actividad, que hace que cualquier medida de fuerza pueda afectar a todos los habitantes. El motivo de los conflictos puede ser incorporar a más trabajadores y además adquirir a través de ello más recursos económicos", dice Maurette.

"Nuestro sistema es de unicato", dice el abogado laboralista Julián de Diego. El Ministerio de Trabajo tiene que establecer con precisión a qué trabajadores representa cada gremio para que no se superpongan."

De Diego recuerda el ya famoso caso Carrefour, en 2004, empresa representada por su estudio y el puntapié inicial para otros conflictos de encuadramiento. "la empresa estuvo bloqueda durante tres meses. Camioneros quería que los trabajadores del centro de distribución, carga y descarga fueran para su sindicato. Lo logró, pero después de que fueran tercerizados", dice De Diego. "Así obtuvo 100.000 trabajadores más."

El conflicto entre Moyano y Armando Cavalieri, a cargo del Sindicato de Comercio, no es nuevo. "En la década del 90 la situación era al revés", dice De Diego. "Lo que hace Moyano es una represalia, ya que durante esos años el favorecido era Armando Cavalieri."

Sin embargo, no son únicamente estos sindicatos los que están en pugna. Es el caso de los informáticos, y la gran cantidad de empresas nuevas del rubro, que todavía no están encuadradas, y también es el caso de los empleados jerarquizados, que no solían tener representación sindical. Son nuevos impulsos para una vieja pelea por dinero y poder.

Rige, en la práctica, la ley del más fuerte

"Los conflictos de encuadramiento sindical se dan cuando dos sindicatos se pelean por la representación de un mismo grupo de trabajadores. El campo de batalla es la compañía y los gerentes de RR.HH. tienen un rol protagónico", dice Natalia de Diego, abogada especialista en derecho laboral. "Esto genera para el mundo empresario una perspectiva compleja frente al cuadro de distintas representaciones y recordar que rige, para el encuadramiento, el principio de la actividad principal de la empresa", continúa.

Para la profesional, un cambio de encuadramiento de personal induce al acatamiento de una nueva Convención Colectiva de Trabajo que puede implicar una alteración del régimen salarial de los trabajadores. "Hoy existe una fisura en el corazón del modelo sindical argentino. Los conflictos se dan en el marco de prácticas extorsivas y se tiende a cuestionar la legitimidad de la personaría gremial."

Por otro lado, detalla el abogado Eugenio Maurette:

1.- No es la empresa ni sus trabajadores quienes tienen facultad para determinar en qué sindicato deben encuadrarse. Es un tema de orden público.

2.- En caso de conflicto de encuadramiento sindical los principales elementos de análisis que se toman en cuenta son la resolución que les otorgó personería gremial y la actividad principal de la empresa.

3.- Para dirimir el conflicto sindical se debe seguir el procedimiento que establece la ley de asociaciones sindicales, y para dirimir el conflicto de encuadramiento se debe ir a la Justicia.-

4.- Pocos conflictos se resuelven a través de los mecanismos legales, porque las empresas son objeto de medidas de fuerza y de agresión por parte de los sindicatos que persiguen representar y encuadrar en su convenio colectivo a los empleados de la misma, por lo cual tienen que negociar con el sindicato más fuerte, para evitar la paralización de su actividad.-

5.- El conflicto puede venir de una zona gris respecto de que sindicato o en que convenio colectivo están encuadrados los empleados, pero últimamente avanzan los sindicatos más fuertes..

TEMAS DE HOYTorneo Primera DivisiónCristina KirchnerFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015