Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Conflicto

La Argentina denunció en la ONU el refuerzo militar en las Malvinas

Política

El vicecanciller Zuain alertó sobre el envío de un submarino nuclear británico; rechazo de Londres

 
 

A menos de dos semanas del referéndum que los malvinenses realizarán para definir el estatus jurídico de las islas, la Argentina denunció en las Naciones Unidas una "desproporcionada e injustificada" presencia militar de Gran Bretaña en el Atlántico Sur.

El vicecanciller Eduardo Zuain se presentó ayer ante la Conferencia Mundial de Desarme de la ONU y denunció a Londres por la proliferación de arsenal nuclear en la zona del Atlántico Sur circundante con las islas Malvinas.

Zuain lamentó "que el Reino Unido no haya brindado ninguna información que permita desmentir" la presencia de "armamento atómico" a bordo de los submarinos desplegados en la zona de Malvinas. También reiteró la protesta por la militarización del Atlántico Sur, al señalar la "desproporción" e "injustificada presencia militar del Reino Unido" en la zona.

"Nos encontramos en una etapa precaria de implementación del Tratado de Tlatelolco, que prohíbe el armamento nuclear en América latina y el Caribe. Esta precaria implementación es desafiada por el Reino Unido", dijo el vicecanciller en la Conferencia de Desarme de la ONU, que se realiza en Suiza.

Por otra parte, Zuain acusó al Reino Unido de desplegar una presencia militar "que incluye desplazamientos de submarinos con capacidad de portar armamentos nucleares en la zona desnuclearizada". En este sentido, el funcionario argentino emitió un mensaje en el que expuso que la Argentina está "especialmente preocupada" por la posibilidad de que Londres estuviera introduciendo armamento nuclear en el Atlántico Sur. Para sustentar este argumento, Zuain recordó que en 2003 el gobierno británico confirmó que la flota de ese país llevaba armas nucleares durante el conflicto de 1982.

En el mensaje dirigido a la presidenta de la Conferencia de Desarme, Mujata Metha, el vicecanciller argentino instó a la ONU a que "inicie negociaciones sobre instrumentos tendientes a alcanzar un mundo libre de armas nucleares, incluido un tratado sobre la prohibición de material fisionable para armas nucleares y también un instrumento de alcance global en materia de garantías negativas de seguridad".

La queja de la Argentina ante la ONU se da en otro pasaje de tensión con Londres, ya que el 10 y el 11 de marzo los malvinenses realizarán, con el apoyo de Londres, un referéndum para definir su estatus jurídico y plantearán la posibilidad de seguir siendo un territorio de ultramar de Gran Bretaña. El Gobierno calificó de "ilegal" esa consulta popular.

La respuesta

El representante del Reino Unido ante la Conferencia de Desarme de las Naciones Unidas, el embajador Jo Adams, respondió las acusaciones de la Argentina y ayer en Suiza negó que Londres haya ejecutado un "refuerzo militar" en el Atlántico Sur. El representante británico aseguró que "la postura defensiva" en las islas no ha variado en los últimos años, y aclaró que sólo existe para "defender las libertades y derechos de los pobladores".

Adams dijo que las acusaciones argentinas "sólo sirven para aumentar la tensión en la región y no hacen nada para desarrollar relaciones más constructivas en el Atlántico Sur". También reafirmó que su país adhirió a los protocolos del Tratado de Tlatelolco en 1969 y "continuará honrando el acuerdo".

El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares en América latina y el Caribe, conocido como Tratado de Tlatelolco, es un acuerdo que establece la desnuclearización de la región desde su entrada en vigor, el 25 de abril de 1969. El Reino Unido no es un Estado parte, pero adhirió a esos protocolos, al igual que Estados Unidos, China, Francia y Rusia.

La denuncia de la Argentina se sustentó también en que el pasado 18 de este mes zarpó con destino a Malvinas, desde la base británica de Plymouth, la fragata Tipo 23 HMS Argyll. El Ministerio de Defensa británico informó que ese buque realizará tareas de lucha contra el narcotráfico en la costa africana occidental y "asegurará a los territorios del Reino Unidos y sus socios".

El HMS Argyll fue botado en 1988 y modernizado en 2010, cuenta con avanzados sistemas de misiles, contra buques y aviones, torpedos y cañones de 30 mm. Esta fragata reemplazará en Malvinas al HMS Edinburgh, que había llegado a la región el año pasado. El Reino Unido aseguró que la llegada del buque sólo es una operación de rutina y que no se trata de un refuerzo militar..

TEMAS DE HOYInflación y preciosFrancisco en Semana SantaCristina KirchnerLa tragedia del ferry Sewol