Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Debate en comisión

"¡Callate, atorranta!", le gritó el "Cuervo" Larroque a la diputada Laura Alonso

Política

Fue cuando la diputada del PRO interrumpió al jefe del bloque Kirhnerista, Agustín Rossi, por sus críticas al rabino Sergio Bergman y porque se había terminado su tiempo

 
 

El diputado Andrés "Cuervo" Larroque, referente de la Agrupación política "La Campora", protagonizó un cruce de insultos con su par del PRO, Laura Alonso, en medio del plenario de comisiones que discutió el acuerdo con Irán para interrogar a los acusados del atentado por la casua AMIA en Teherán. Sin filtro, el camporista le gritó "atorranta" (sic.) en pleno debate.

Fue cuando Alonso intentó interrumpir a Agustín Rossi, jefe del bloque del Frente Para la Victoria, por sus críticas al legislador macrista Sergio Bergman, por una columna de opinión que publicó en un diario . Además, la diputada cuestionó que el santafesino se había excedido en el tiempo de su discurso. Al oírla y sin levantarse de su silla, Larroque la cruzó: "¡Callate, atorranta!", le dijo a los gritos.

El insulto sacó de quicio a la diputada Alonso, que enfurecida se paró y le respondió, también en tono alto. "Parate cobarde, parate cagón, decímelo de vuelta" (sic.) , sostuvo mirándolo a los ojos y a los gritos en medio de todos los presentes.

En el medio de los epítetos, intercedió la diputada del FAP, Victoria Donda, que cuestionó a Larroque. "¿Cómo puede ser que diga callate atorranta?", se preguntó.

La discusión se fue disolviendo en el tramo que quedó del debate, que se interrumpió abruptamente cuando Timerman dejó el recinto.

No obstante, en declaraciones periodísticas posteriores, Alonso manifestó: "Espero que Larroque sea lo suficientemente valiente para volver a decirlo en el recinto o para pedirme disculpas"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanarteNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez