Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Se cumple un año del "vamos por todo" de la Presidenta

Política

Cómo fue el devenir de la frase que fue tomada como consigna en el kirchnerismo y que despertó la alerta en la oposición

"Vamos por todo, por todo", pudo leerse en los labios de la presidenta Cristina Kirchner un año atrás. Le hablaba a la militancia del Frente Para la Victoria en un acto en conmemoración del primer izamiento de la bandera nacional por Manuel Belgrano, en Rosario. Aunque no tenía el micrófono abierto, las palabras pudieron interpretarse claramente y la frase sin sonido quedó grabada como consigna en el oficialismo.

Además de convertirse en bandera, el "vamos por todo" fue adquiriendo diversas interpretaciones. La primera fue la de la aplicación de la ley de medios , que el Gobierno planificó durante meses para el 7D, pero que quedó en suspenso cuando el caso no encontró un fallo definitivo en la Justicia.

La frase incluso salió al ruedo cuando trascendieron rumores de que el kirchnerismo planea modificar la constitución para permitir un tercer mandato de Cristina. "Vamos por todo", habría manifestado en una reunión a puertas cerradas el dirigente de la cúpula de La Cámpora, José Ottavis cuando pidió por la re-reelección de la Presidenta.

También el "vamos por todo" tomó cuerpo en otros conflictos, como cuando se dispuso la estatización de la Rural de Palermo y en un comunicado las entidades agrarias manifestaron: "La economía depende de la soja que se exporta y de las retenciones que se cobran. El campo ya entendió que lo significa «Vamos por Todo»".

Interpretaciones

Desde la oposición, varias fueron las voces que criticaron la nueva consigna oficialista. "Me queda claro lo que quería decir la Presidenta cuando dijo: «Vamos por todo». Ella quiere un modelo chavista, de pensamiento único", señaló el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri en medio de los interminables cruces que desató el año pasado el traspaso del subte .

"El «vamos por todo» es nazismo", lanzó el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, ya en la vereda opuesta al kirchnerismo.

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna, con planes electorales para este año, manifestó: "Frente a un gobierno que dice «vamos por todo», la respuesta tiene que ser un acuerdo firme del resto de los actores políticos para que la Constitución se cumpla. Este gobierno termina en 2015 y eso no admite discusión alguna".

Por su parte, el diputado kirchnerista, Leonardo Grosso, dio una definición del "vamos por todo" en una entrevista con LA NACION: "El todo es la justicia social. La oposición no lo entiende porque no tiene los pies en la tierra, no entiende la cara de la doña de La Matanza cuando le llegaba el agua, y Cristina abría la canilla. Decimos "vamos por todo" porque falta mucho, pero, a la vez, falta mucho menos también".

En un año electoral y con incógnitas ante los rumores de planes para modificar la Constitución, el "vamos por todo", que cumple un año de vida, todavía no definió cuál será su alcance..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYMurió Horacio FerrerEl caso Mariano BeneditElecciones 2015El caso de Lázaro Báez