Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

China: furor por las panzas de silicona para fingir embarazos

Las mujeres las compran para lograr que les cedan el asiento en el colectivo o evitar largas colas para los trámites

Miércoles 27 de febrero de 2013 • 19:54
0

¿Cómo sería vivir todas las ventajas del embarazo sin sus incomodidades? Las mujeres chinas decidieron probarlo, y convirtieron en moda la compra de "panzas" de silicona. Según cuenta hoy el diario "Nuevo Pekín", este producto, disponible por entre 300 y 700 yuanes (entre 40 y 90 euros, aproximadamente), se vende muy bien, promocionado en las páginas web e incluso en los medios como una forma de conseguir esos "privilegios" de los que disfrutan las embarazadas.

"Ya no necesitará hacer cola y cada día en el autobús podrá tener asiento", se publicita, por ejemplo, en una de las páginas promocionales de estos implantes, en principio pensados para disfraces o como protectores de las embarazadas reales pero que han tenido más éxito con un uso distinto a los pensados originalmente, explica EFE.

In fraganti

Se vendían como disfraces, pero las mujeres chinas le encontraron otra utilidad: gozar de los "privilegios" de las embarazadas
Se vendían como disfraces, pero las mujeres chinas le encontraron otra utilidad: gozar de los "privilegios" de las embarazadas.Foto:Internet

Pese a este éxito, la existencia de estas "pancitas falsas había pasado desapercibida en China hasta esta semana, cuando una mujer de Pekín, de apellido Zhang, apareció en las noticias al ser descubierta "in fraganti" con uno de estos implantes en el metro de la capital china.

Zhang, que vive en las afueras de Pekín, adquirió este objeto para disfrutar de mayor comodidad en sus largos desplazamientos diarios en metro a su lugar de trabajo, en el centro de la capital.

Pero al parecer, la barriga se movía demasiado durante el trayecto y los pasajeros se dieron cuenta del truco, para ridículo de la falsa embarazada.

Ésta ha llegado incluso a interponer una denuncia por publicidad engañosa, ya que el vientre de silicona no logró dar el pego como prometían los vendedores, pero las autoridades de Pekín no han aceptado a trámite la demanda, argumentando que "si se utiliza para engañar a la gente, hay que asumir las responsabilidades".

En las webs chinas se puede encontrar gran variedad de estas barrigas, con distintos tamaños equivalentes a diferentes meses de gestación, e incluso vientres de silicona para simular que se está embarazada de gemelos, trillizos o cuatrillizos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas