Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Dilema

Los súper, presos de las promociones

Política

El congelamiento de precios de Moreno hizo que pensaran en eliminar las ofertas, pero temen que se resienta el consumo

Por   | LA NACION

 
 

A un mes del congelamiento de precios en los supermercados, que ordenó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno , los jefes de las grandes cadenas aún no terminan de deshojar la margarita: sienten un profundo deseo de eliminar las promociones que ofrecen desde hace años a sus clientes, para así moderar los menores ingresos que les implica acatar el "acuerdo" con el polivalente funcionario. Pero, al mismo tiempo, temen que una decisión de ese tipo les reporte un golpe mayor.

El motivo: tras varios años de demanda recalentada en las góndolas, el consumidor se acostumbró a que lo "cuiden" con ofertas especiales.

"Todos lo estamos pensando. Es un debate que se está dando al interior de las empresas. Pero nadie quiere dar el primer paso y estamos esperando que lo haga otro", reconoció un alto ejecutivo de una de las principales cadenas de supermercados, entre las que se destacan Carrefour, Jumbo, Disco, Walmart y Coto.

El temor a perder clientes fue, hasta ahora, más fuerte que cualquier amenaza oficial. El propio Moreno, según reconocieron en varios supermercados, les confirmó a los empresarios que no le interesaba que mantuvieran las promociones, sino que su objetivo era mantener por 60 días los precios fijos en las góndolas, algo que en la ciudad de Buenos Aires, según un relevamiento de LA NACION, se viene cumpliendo de manera rigurosa.

En este escenario, "tránsito" es la palabra clave para los empresarios supermercadistas. Se refiere a la afluencia de público hacia sus puntos de venta. Una merma sustancial en ese indicador puede tener un impacto mayor, en términos de rentabilidad, que las imposiciones de Moreno o el eventual ingreso extra por la eliminación de las promociones. "Si sostenés las promociones, hay más chances de vender", resumió otro directivo.

Cencosud, dueña de Jumbo y Disco, es quizás una muestra de esa tensión interna en los supermercados. Poco después de la orden de congelar los precios, la filial local de la empresa chilena suspendió muchas de sus promociones, como los descuentos de fin de semana con las tarjetas de todos los bancos, o los tickets que permiten acceder a un 15% de descuento para las compras futuras.

Durante los últimos días de febrero, el encargado de una sucursal de Disco en Belgrano aseguró que la empresa había levantado todas las promociones. "Sólo queda el descuento de los miércoles para los jubilados", dijo.

Esquivando el cepo

La empresa, sin embargo, parece haber reconsiderado su decisión: este fin de semana ofrece descuentos de 50% en la segunda unidad para algunos productos.

En el resto de las cadenas, en tanto, las promociones que han ofrecido durante las primeras semanas de vigencia del congelamiento son similares a las que publicitaron en enero a través de los diarios.

Movilizados también por el interés de llevar clientes a sus sucursales, los súper desplegaron su inventiva para esquivar el cepo publicitario que les impuso Moreno, cuyo principal objetivo es cercenar la publicación de ofertas en los diarios de alcance nacional. Así, dieron por tierra con el argumento esbozado por la subsecretaria de defensa del consumidor, María Lucila "Pimpi" Colombo, para quien no tenía sentido que las cadenas continuaran sacando publicidad en los diarios en el marco del congelamiento de precios porque sería "más aburrido que chupar un clavo".

La primera elección de los súper fueron los portales de Internet de esos mismos medios. Este fin de semana, Cencosud y Carrefour dieron a conocer sus ofertas a través de la versión online de LA NACION. Mientras que Coto eligió el sitio web de Clarín. Ayer, en tanto, salieron a la calle: colmaron la ciudad con afiches, a tal punto que la capacidad para aceptar ese tipo de publicidad quedó saturada.

Salvo algunas variaciones de precios detectadas en el interior del país, que llevaron a Moreno a decir que debía haber "tolerancia cero" con quienes incumplieran el congelamiento, las cadenas han respondido a la autoridad del funcionario donde más le importa. Desde hace un mes que mantienen sus tickeadoras con los mismos precios, algo infrecuente en un contexto de inflación.

Inmediatamente después del anuncio del congelamiento, LA NACION elaboró una lista de precios de más de 20 productos en sucursales de las principales cadenas. Hasta la semana pasada, no registraban variaciones. En casos excepcionales no se encontró el producto con las espicificaciones (peso, volumen o número de unidades) que habían sido consignadas en la lista.

Con la colaboración de José Hidalgo Pallares.

TEMAS DE HOYInflación y preciosFrancisco en Semana SantaCristina KirchnerLa tragedia del ferry Sewol