Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cavallo: "Yo puedo dar testimonio de que la Presidenta delira"

Política

El ex ministro de Economía criticó el discurso de Cristina en la apertura de las sesiones del Congreso; "Le salió el tiro por la culata", dijo

El discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para la apertura de las sesiones del Congreso Naciona l sigue teniendo repercusiones. El ex ministro de Economía Domingo Cavallo criticó las referencias de la mandataria hacia él, diciendo que "delira" y que "le salió el tiro por la culata".

"Yo puedo dar testimonio de que la Presidenta delira porque surge claramente del examen cuidadoso de sus afirmaciones en las dos oportunidades en las que pronunció mi nombre durante las tres horas de discurso improvisado ante la Asamblea", sostuvo Cavallo, según consigna DyN.

En ese sentido, cuestionó la cita que hizo Cristina sobre un discurso suyo de 1982 sobre deuda y la polémica circular 1050 al señalar que "omitió toda referencia" a esa resolución que emitió el Banco Central durante la gestión de Alfredo Martínez de Hoz en 1980 "porque no quiere que nadie recuerde que ella y su esposo, cuando ejercían la profesión en Santa Cruz, se dedicaban a ejecutar a las familias endeudas por esa circular".

Los Kirchner, apuntó, "de paso adquirieron varios inmuebles en los remates que ellos promovían".

Cavallo cuestionó que lo haya citado por su discurso luego de asumir como presidente del Banco Central en julio de 1982 y se preguntó: "¿Qué quiso argumentar? Aparentemente quiso volver a atribuirme la estatización en setiembre de 1982 de la deuda privada, de grandes empresas a la que se refirió sin nombrar".

"El tiro por la culata"

"Como yo ya no era presidente del Banco Central cuando se adoptó esa decisión, pensó que podría utilizar mi discurso para reflotar esa falsa imputación", añadió el ex funcionario sobre las declaraciones que la Presidenta hizo el viernes pasado.

"Cuando comenzó a leerlo, advirtió que le estaba saliendo el tiro por la culata porque leyó el párrafo donde yo me dirigía a empresarios, industriales, agricultores, comerciantes que estaban altamente endeudados en pesos y habían estado pagando altas tasas reales de interés. Es decir a los endeudados por la circular 1050".

El economista resaltó, en la publicación de hoy en su blog, que "en los párrafos anteriores de mi discurso aparece lo que yo dije a las familias que habían adquirido viviendas endeudándose por la Circular 1050, que ella deliberadamente no quiso recordar".

"Como advirtió que le estaba saliendo el tiro por la culata, se apresuró a decir que yo no le estaba hablando ni a las pymes, ni a las mini-pymes ni a las medianas, sino a las grandes empresas", acotó. Cavallo sostuvo que "la interpretación que ella hizo es absurda porque las grandes empresas no se habían endeudado en pesos sino en dólares, precisamente para evitar pagar las altas tasas reales de interés que resultaban de la circular 1050. Las perjudicadas habían sido las pequeñas y medianas empresas que no habían tenido acceso al endeudamiento en dólares".

Asimismo, opinó que mientras la presidenta " seguía leyendo se dio cuenta de que demostraba delirio, porque enseguida yo me refería a las empresas endeudadas en dólares".

"Nada de esto quiso leer, o porque no encajaba en su delirio o porque en realidad no delira sino que simple y llanamente engaña a sabiendas de que lo está haciendo", agregó.

Cavallo resaltó que volvió a ser mencionado cuando la presidenta "quiso atacar a la Corte de (Julio) Nazareno" por dictar una acordada contra la aplicación dde "la ley que eliminó la exención para los jueces del impuesto a las Ganancias".

"A pesar de que su argumento fue muy confuso, debe haber decidido mencionarme para sugerir que la exención del Impuesto a las Ganancias para los jueces es una medida 'neoliberal'", dijo..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015LA NACION DataTorneo Primera División