Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Píparo, en su declaración: "Me tocó quedarme viva para hacer justicia por Isidro"

Seguridad

La mujer, que fue víctima de una salidera en 2010, señaló que el acusado de dispararle se dirigió a ella "con ganas de matarla" y que no gritó porque no tenía chances de defenderse

Antes de que el proceso pasara a un cuarto intermedio, Carolina Píparo, que fue víctima de una salidera bancaria en 2010, aseguró que "le tocó quedarse viva para hacer justicia por Isidro", el bebé que murió una semana después del hecho.

Más temprano había relatado que el acusado de dispararle para llevarse consigo el dinero que acababa de extraer de la línea de cajas, se dirigió a ella "con ganas de matarla", y reconoció que no gritó porque "no tenía posibilidad de defenderse".

"Nada puede ser mejor de lo que era. Mi vida cambió radicalmente", dijo ante el Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata durante la primera jornada del juicio contra los siete acusados por el robo ocurrido en julio de 2010.

Poco antes del mediodía, el debate entró en un cuarto intermedio. Más tarde, seguirá el testimonio de Carolina, quien pidió a la prensa no difundir en imágenes su relato para poder brindar todos los detalles necesarios sobre el caso.

Fuerte operativo de seguridad

La mujer llegó esta mañana a los tribunales en el marco de un fuerte operativo de seguridad, acompañada por sus familiares y su abogado Fernando Burlando.

Durante un breve intercambio con la prensa, reconoció estar "muy nerviosa", aunque confiada en que se hará justicia al final del proceso, cuya duración está estimada en aproximadamente un mes.

Será, según admitió, la primera vez que se enfrentará cara a cara con el acusado de dispararle durante la salidera ocurrida en la sucursal platense del Banco Santander Río, hace casi tres años.

Por el crimen, llegan detenidos al juicio el sindicado autor material del hecho, Carlos Burgos (19); el hombre que está acusado de "marcar" a Píparo dentro del banco, Miguel "Pimienta" Silva (43); Luciano López (20), Carlos Moreno (20), Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45).

También deberá enfrentar al tribunal oral, conformado por los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Silvia Hoerr, el imputado Augusto Claramonte (44), quien actualmente se encuentra en libertad y goza de una falta de mérito.

Esperan "una condena ejemplar"

"Estoy muy ansiosa, pero es un momento que necesito pasar, aunque es algo muy duro de contar. Quiero que el nombre de Isidro esté todo el tiempo, que se acuerden de que acá se murió un bebé muy esperado por todos", dijo Píparo a LA NACION, en una entrevista exclusiva concedida el pasado miércoles .

Además, recordó que, pese a su corta vida, Isidro fue un bebé sano, de tres kilos y medio, que tenía un papá que lo amaba y una mamá que "lo conoció por fotos". Es que, al ser baleada, Píparo debió ser sometida a una cesárea de urgencia. El bebé nació pero sólo vivió una semana. Falleció mientras su madre continuaba internada.

Para Carolina, la verdadera víctima de la pesadilla en la que se transformó su realidad fue su bebé y, por eso, busca que se llegue a una "condena ejemplar" que pueda aplacar su dolor y recuperar un poco de la normalidad a la que estaba acostumbrada.

Video: La llegada de Carolina Píparo al Tribunal (TN)

El juicio

Los siete imputados están acusados de "asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa en grado de tentativa".

Además, se les aplicó el concurso ideal con "homicidio triplemente calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa para asegurar el resultado del delito agravado" por Isidro Buzali, el bebé que gestaba Píparo al momento del crimen y que murió a la semana de nacer.

Es que el fiscal que instruyó la causa, Marcelo Romero, consideró al momento de elevar el expediente a juicio oral que la muerte de Isidro fue un homicidio ya que "tuvo vida extrauterina, actividad cardíaca propia, respiratoria y cerebral".

Opinó que su fallecimiento fue "producto precisamente de las gravísimas lesiones originadas por la agresión inferida" (a su madre).

Demanda al banco

Además de la causa penal, también hay una demanda civil que pesa hoy sobre la sucursal platense del Banco Santander Río, donde sufrió el asalto hace casi tres años. "El nombre del banco es sinónimo de asesinato", denunció Píparo.

Reconoció que durante mucho tiempo esperó un gesto de "humanidad" y no un mero resarcimiento. "Nunca se preocuparon por darme el pésame, ni por mi hijo ni por mí. Creo que a la empresa le cabe parte de la responsabilidad de lo ocurrido", advirtió.

En ese sentido, comentó que la presentación realizada por el estudio de su abogado Fernando Burlando va mucho más allá de la indemnización, estimada en 6.668.000 pesos. "Una cifra no me va a devolver a mi hijo. Les estoy reclamando la falta de cuidado hacia el cliente, y la falta de humanidad y de corazón demostrada una vez ocurrida la tragedia. Ellos en ningún momento hicieron un mea culpa", subrayó..

El hecho. Carolina Píparo, de entonces 30 años, fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando con su madre, María Ema, fue a retirar dinero a la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata.
Tras la diligencia y cuando regresaban a su casa, en las calles 21 y 36, ambas fueron interceptadas por dos delincuentes en una moto, quienes balearon a Carolina a pesar de que ya tenían su dinero.

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil