Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Del relato a la realidad: la misión a Angola cumple un año sin logros

En 2012, las exportaciones a ese país fueron incluso menores que en 2011

Lunes 04 de marzo de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

Un empresario que participó en marzo del año pasado de la primera misión comercial a Angola , organizada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, comparó al funcionario con "un DT que les da ánimo a sus jugadores". Recordó que cuando la comitiva de 360 empresarios estaba a punto de aterrizar en ese país africano, Moreno los había arengado con un grito: "¡A vender!".

Un año después, la analogía es más difícil de sostener: el tiempo transcurrido sin que la misión se haya traducido en un aumento de las exportaciones supera por mucho el plazo que un DT en la Argentina tiene para que su equipo empiece a cosechar buenos resultados.

Las estadísticas de comercio exterior y los testimonios de las propias empresas que participaron del viaje a Angola dan cuenta de que en la práctica resultó un fracaso. En 2012, según cifras de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), las exportaciones argentinas a ese país, que se concentran principalmente en productos agrícolas y agroindustriales, sumaron 204 millones de dólares, 20 millones menos (9,1%) que un año atrás.

La primera misión a Angola empezó el 5 de marzo de 2012 (en mayo hubo una segunda, de la que participó la presidenta Cristina Kirchner), con un largo vuelo en el que, además de las arengas de Moreno, llamó la atención la distribución de globos con la leyenda "Clarín miente", que tanto entusiasma al polémico secretario.

Dos días después, según lo consignó en su momento la agencia oficial Télam, Moreno calificó de "exitosa" la misión. "Es un logro de enorme potencial para la industria argentina, tanto para las pymes como para las grandes empresas. Muestra un gran relacionamiento, de mucho éxito entre nuestros países", señaló.

Evidentemente, no se podía esperar que la misión comercial empezara a mostrar resultados de manera inmediata. Antes de concretar una exportación es necesario negociar precios, enviar muestras y, en ciertos casos, adaptar el producto a las demandas específicas de un mercado. Durante el viaje, el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel), Jorge Luis Cavanna, estimó que, en el caso de su sector, el plazo para que la misión empezara a rendir frutos podía ser de entre cuatro y cinco meses.

Lo curioso es que, según las cifras de DNI, la caída en las exportaciones argentinas hacia Angola se concentró en el último cuatrimestre del año, es decir, cuando ya había transcurrido un plazo prudencial para que exportadores e importadores llegaran a un acuerdo. Entre septiembre y diciembre del año pasado las ventas hacia el país africano sumaron US$ 65 millones, 38% menos que en el mismo período del año anterior. Si se toma en cuenta el segundo semestre completo, la caída es de 24 por ciento.

Sin nuevos negocios

En estricto off the record , voceros de empresas y cámaras que participaron de la misión comercial dijeron a LA NACION que el viaje no se tradujo en mayores exportaciones. Alguno incluso lo calificó como un "fracaso".

Un caso emblemático puede ser el de la carne. En la segunda misión, entre los bienes que se llevaron a Angola había ganado en pie, lo que motivó que el buque que transportó los productos fuera conocido como el "Arca de Moreno". En el sector cárnico, sin embargo, señalaron que "no se hizo ninguna venta nueva" a Angola tras las dos misiones. En Carnes Pampeanas, el frigorífico de Cresud que el año pasado reabrió con ayuda estatal, dicen que "se sigue negociando la posibilidad de exportar a Angola", pero admiten que no hay nada concreto.

Resultados similares se repiten en otros sectores. Una excepción fue el sector textil, según el presidente de la Fundación Pro Tejer, Marco Meloni, quien aseguró que tras la misión se pudo concretar una venta de ropa de trabajo y guardapolvos a Angola y que se espera repetir otra este año, aunque admitió que se trata de envíos específicos. Algo similar ocurrió en el sector metalmecánico: se concretó un envío de equipos hospitalarios y en la actualidad "se está tratando de ampliar los volúmenes".

Poca competitividad

En una cámara que participó de la misión buscaron la explicación a los pobres resultados de la misión en el destino escogido: "Nuestros socios no empezaron a exportar a Angola a lo loco, eso está claro. Tuvieron muchos contactos, pero se encontraron con un país en el que queda todo por hacerse". También se refirieron al aumento de los costos internos, pero añadieron que los precios de algunos proveedores habituales de Angola, como Portugal, se redujeron a causa de la crisis europea, lo que hace más difícil competir.

En tanto, Marcelo Elizondo, director de DNI, dijo: "El problema no es Angola, porque en el segundo semestre de 2012 las exportaciones de la Argentina a todo el mundo fueron peores que en el primero por la pérdida de competitividad". Y añadió que la misión "no fue muy fructífera en el desarrollo de negocios".

Para Elizondo, "lo más relevante para la Argentina es que Angola es el segundo productor de petróleo en el África Subsahariana" y, en ese sentido, resaltó que varias de las misiones posteriores (algunas de las cuales, según los empresarios consultados, parecen haber generado un mayor potencial de negocios) se han enfocado en países productores de crudo, un bien en el que hasta hace pocos años la Argentina era autosustentable.

Por su parte, Mauricio Claverí, coordinador de comercio exterior de abeceb.com, dijo: "Ya a priori se vio que los contactos generados en la misión fueron muy escasos, y eso anticipaba que no iba a ser muy exitosa". Y añadió: "Desde el punto de vista industrial, la Argentina tiene muy poco que ofrecer a Angola. Por la pérdida de competitividad es muy difícil competir con otros proveedores, como los países asiáticos, Europa o Estados Unidos".

Claverí también señaló que hasta el momento prácticamente no se registran importaciones desde Angola, lo que, en su opinión, se debe a que se trata de un país con una oferta escasa para la Argentina.

Un viaje poco exitoso

Angola sigue siendo un comprador marginal

Menos exportacionesLas ventas a Angola en el segundo semestre de 2012 fueron 24% inferiores a las del mismo período del año anterior

El "Arca de Moreno"En la segunda misión, realizada en mayo, incluso se llevó ganado en pie, pero los frigoríficos no acordaron nuevas exportaciones

Envíos puntualesSegún empresarios consultados, en los últimos meses se cerraron envíos de ropa de trabajo y equipos para hospital, pero no son ventas sostenidas

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents y/o Junar.


Equipo LN DataNuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas