Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La sucesión en el Vaticano / Empezaron las congregaciones generales

Presionan los cardenales para conocer el informe sobre el VatiLeaks

El Mundo

Varios purpurados creen que es importante saber antes del cónclave lo que dice la investigación secreta; según algunos medios, fue lo que motivó la renuncia de Benedicto XVI

Por   | LA NACION

ROMA.- La cuenta regresiva para el cónclave ya comenzó , y lo hizo con polémica. Ayer empezaron las congregaciones generales, las reuniones preparatorias para la gran elección del pontífice en un clima de creciente presión para que se desvele a los cardenales el contenido del famoso dossier secreto sobre el VatiLeaks.

Algunos medios informaron que ese documento secreto habría shockeado a tal punto a Benedicto XVI, con detalles de las luchas de poder, de la corrupción e, incluso, de un lobby gay dentro del mismo poder central de la Iglesia, que lo habría empujado a tomar la dramática decisión de renunciar.

Antes de abdicar, Benedicto XVI decidió que el contenido de ese informe de 300 páginas siga siendo secreto y que sólo el nuevo papa tenga acceso a él. Pero los tres cardenales de más de 80 años -el español Julián Herranz, el eslovaco Jozef Tomko y el italiano Salvatore De Giorgi- que participan en las congregaciones generales hicieron saber que responderán a las preguntas que otros purpurados les puedan plantear sobre su investigación.

"¿Por qué los cardenales no podemos acceder a esos documentos?", se preguntó ayer Raymundo Damasceno, presidente de la Conferencia Episcopal brasileña, que afirmó que el caso VatiLeaks "pesará" a la hora de elegir al nuevo pontífice.

"Creo que es necesario, porque somos un colegio de cardenales, somos hermanos y debemos saber cosas de las que, por la lejanía y nuestro trabajo particular, no tenemos bastante información", coincidió el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, papable en el cónclave de 2005, en declaraciones a un canal de televisión italiano.

Ya hace unos días el cardenal australiano George Pell se pronunció también a favor de que el colegio cardenalicio pudiera conocer los detalles de ese informe: "Después de haber leído lo que cuentan los diarios italianos sobre el informe secreto, creo que es obligatorio que el Vaticano diga algo al respecto. Si el informe dice lo que los diarios dicen, entonces es necesaria una reforma profunda de toda la Curia romana y del propio Vaticano", indicó.

Los cardenales norteamericanos Francis George (arzobispo de Chicago) y Donald Wuerl (arzobispo de Washington) confirmaron que existe un gran interés en el dossier sobre el VatiLeaks en una conferencia de prensa que brindaron después de la primera congregación general.

"Se les harán preguntas a los cardenales involucrados", reconoció George, que admitió, por otra parte, que "en este contexto, cualquier cosa puede emerger".

Aunque los voceros del Vaticano intentaban relativizar la importancia de dicha "relationem", sobre todo en el primer día de congregaciones generales, era innegable la existencia de una enorme expectativa al respecto. "Puede haber varios miembros del colegio cardenalicio que quieren información que consideran que es útil o pertinente a la situación de la Curia", dijo el padre Federico Lombardi en una conferencia de prensa.

Allí se informó que de los 115 electores menores de 80 años con derecho a voto en el cónclave, que podría empezar este domingo o el próximo lunes, siguen faltando ocho purpurados "retardatarios". Sólo cuando estén todos podrá decidirse la fecha del cónclave. Al parecer, la mayoría de los cardenales italianos de la Curia apuntan a que la elección empiece lo antes posible, mientras que hay otros, extranjeros, que prefieren que se discuta más profundamente la situación general de la Iglesia y el perfil que debe tener el próximo papa.

"Hay un grupo de italianos que prefiere comenzar enseguida para que los cardenales de afuera no pregunten tanto y tampoco se enteren de todos los venenos internos", confió a LA NACION una fuente informada.

Entre los cardenales extranjeros la sensación es que los escándalos de corrupción, intrigas y lucha de poder en la Curia son más bien clásicas internas italianas. Al respecto, algunos creen que eso hará bajar las probabilidades de un papa italiano.

Ayer, en el primer día de reuniones, los purpurados resolvieron cuestiones formales. Más allá de jurar mantener el secreto sobre los eventos del cónclave, decidieron mandarle un mensaje al papa emérito Benedicto XVI, y le confiaron al padre Raniero Cantalamessa las meditaciones de la tarde.

La vestimenta está lista; falta el elegido

La sastrería papal exhibió ayer las prendas que lucirá el próximo pontífice

  • Sastrería Gammarelli
    Desde 1798 y durante seis generaciones, la sastrería Gammarelli se ocupa de proveer al Vaticano las vestimentas papales, confeccionadas en su local de la Via Santa Chiara, en Roma
  • Tres talles
    Enzo Gammarelli supervisó la confección de tres túnicas de distinto tamaño, como dicta la tradición de la Santa Sede, a fin de que quien sea elegido papa ya cuente con la medida justa
  • Ajustes finales
    Una vez elegido el nuevo papa, las religiosas del Vaticano ajustarán la túnica para que el pontífice salga al balcón, salude a la Plaza San Pedro y dé su primera bendición Urbi et Orbi

Se quiso colar un falso sacerdote

Un hombre disfrazado de cardenal intentó colarse ayer en la primera congregación general. El impostor, identificado como Ralph Napierski, posó con varios prelados hasta que fue descubierto por un miembro de la guardia suiza. Antes de ser desenmascarado, habló con la prensa y criticó a la Iglesia por los escándalos de abusos a menores..

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid