Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La Argentina es un alto productor de precursores químicos para la droga

El Mundo

Así se desprende de un informe dado a conocer por EE.UU., que incluye a Brasil y Canadá; la ONU destacó los programas de rehabilitación argentinos

WASHINGTON.- Al difundir su estrategia para el control del narcotráfico internacional según datos correspondiente a 2012, Estados Unidos ubicó a Bolivia, Colombia y México como los países con mayores retos en la lucha antinarcóticos, mientras señaló que la Argentina, Brasil y Canadá fueron incluidos entre los principales productores de precursores químicos para elaborar la pasta base.

El informe recordó que el presidente Barack Obama determinó el año pasado que Bolivia, Burma y Venezuela "fracasaron de forma evidente'' en sus esfuerzos antinarcóticos.

Estados Unidos reconoció que Bolivia reportó la erradicación de al menos 10.000 hectáreas de cultivo de coca por segundo año consecutivo pero advirtió que "sin embargo, el cultivo ilegal de droga permanece alto, y el gobierno boliviano tiene controles inadecuados para prevenir el desvío de la producción `legal' de coca a la producción ilícita de cocaína''.

El documento identificó como uno de los factores en contra de Bolivia su política a considerar como lícito el cultivo de hasta 20.000 hectáreas de hoja de coca y su retiro de la Convención de Narcóticos de la ONU de 1961.

Estados Unidos describió a Venezuela como un país clave de tránsito aéreo, terrestre y marítimo de cocaína y lo señaló de mantener una cooperación antinarcóticos "mínima" con Colombia, pese a haber deportado algunos fugitivos a Colombia, Estados Unidos y otros países.

El informe señaló la importancia de que Venezuela aumente su cooperación antinarcóticos con Washington, lo cual requeriría ``un cambio en la política del gobierno venezolano y podría mejorarse a través de un relanzamiento formal de la comunicación'' entre las autoridades de ambas naciones.

El reporte elogió los avances logrados por Colombia en el combate a los narcotraficantes, pero advirtió que "el progreso no es irreversible'' y exhortó a Bogotá a destinar recursos adicionales para mejorar la seguridad, construir infraestructura y generar oportunidades económicas en ``regiones que históricamente han estado muy influenciadas por elementos criminales y terroristas''.

En cuanto a México, el documento le atribuyó progreso en cuanto a la reducción de homicidios relacionados al crimen organizado respecto al año anterior. Pero subrayó un aumento en la producción ilegal y el consumo de narcóticos, y calificó como ``relativamente limitada'' la interdicción de cocaína cuyo destino final es Estados Unidos.

Bahamas, Belice, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela fueron mencionados entre los principales productores de droga y donde se lava la mayor cantidad de dinero procedente de la droga. El Salvador, Honduras, Jamaica y Nicaragua solamente aparecieron en la sección de los países con mayor producción y tráfico de estupefacientes, que en total incluyó a 22 naciones.

Argentina, mayor productor

Argentina, Brasil, Canadá fueron incluidos entre los principales productores de precursores químicos y entre los países con mayor lavado de dinero, mientras que Chile aparece solamente entre los 25 principales emisores de precursores químicos.

Las 66 naciones con mayor lavado de dinero en el mundo incluyen a 19 del continente americano, cuya lista la completan Antigua y Barbuda, Curazao, Paraguay, San Martín, Uruguay. El listado también incluye a Estados Unidos.

El Departamento de Estado define a un país con gran lavado de dinero como ``aquel cuyas instituciones financieras incurren en transacciones de divisas que involucran cantidades significativas de ganancias del tráfico internacional de narcóticos''.

Drogadependientes

El servicio de Naciones Unidas para Fiscalización de Estupefacientes reconoció en su informe anual, divulgado hoy, a los programas argentinos de tratamiento y rehabilitación de drogadependientes, en un panorama mundial de creciente consumo de psicoactivos sintéticos y abuso de tranquilizantes bajo prescripción médica.

El subsecretario de Estado para el Control de Sustancias Psicoactivas, Julio Postiglioni, precisó el capítulo argentino en la sede de la ONU en Buenos Aires e indicó que, con la detección de "32 centros de procesamiento de cocaína en 2011, se registró una disminución respecto del período 2007-2009".

A través de información brindada por los gobiernos, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) determina las deficiencias de los sistemas de control de los países para que no se produzcan desviaciones de drogas de fuentes lícitas, médicas y científicas a canales ilegales.

"Si bien se había registrado un aumento en la cantidad de centros de procesamiento ilícito en 2007-2009, en el 2011 se verifica una importante disminución", afirma un documento de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

El organismo observa que "sólo un 50% de los centros detectados puede ser relacionado a procesos de fabricación de derivados de coca (cristalización para obtener clorhidrato de cocaína), mientras que el restante 50% se relaciona a actividades de adulteración o fraccionamiento".

Tratamientos

El informe internacional reporta que "pese a haberse comunicado la disminución del consumo de cocaína en algunos países de la región, entre ellos Argentina y Chile, la solicitud de tratamiento por dependencia de la cocaína superó la de tratamiento por dependencia de toda otra droga ilícita".

También reconoce la "adopción por parte del Gobierno argentino de medidas para hacer extensivos los programas de prevención y los servicios de tratamiento y rehabilitación a todos los sectores de la población, incluso a nivel provincial".

La JIFE enfatizó la existencia en Argentina de programas "de prevención del uso indebido de drogas en instituciones docentes, para las familias, en el lugar de trabajo y en las cárceles", así como "programas comunitarios de prevención".

Otra medida nacional rescatada por la JIFE es "la preparación de un código de conducta voluntario para la industria química" y el "plan federal de inspección en las entidades que trabajan con sustancias sometidas a fiscalización", en especial las que utilizan precursores con los que se puede fabricar cocaína.

"No se verifica en el caso argentino" la incautación de importantes cantidades de estimulantes de tipo anfetamínico en 2011, dijeron expertos de Sedronar, que requirieron a la JIFE un ajuste en su informe, que menciona genéricamente a la región sudamericana.

La mayor prevalencia anual de consumo de cannabis en la población en general en América del Sur se registró en Uruguay (8,3%), Chile (4,9) y Bolivia (4,5%); Argentina reporta 3,7%, en tanto un habitante cada 100 consume cocaína y crece la tendencia al consumo de éxtasis en adolescentes, indicaron los expertos.

Agencias AFP y Télam.

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos