Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La intimidad del multitudinario velatorio de Hugo Chávez

El Mundo

Miles de personas esperan para ingresar a la Academia Militar, donde velan al líder venezolano; en las calles de Caracas, se viven momentos que van desde el baile hasta la tristeza

Por   | LA NACION

 
 

CARACAS (Enviado especial).- Cientos de miles de personas de todas partes de Venezuela copan las calles de Caracas para el funeral del presidente Hugo Chávez. El punto más candente son las inmediaciones de la Academia Militar, donde sus restos están siendo velados. A partir de allí, la concentración de chavistas se extiende por unos 4 kilómetros.

Todos los asistentes lucen vestimentas rojas: remeras, camisas, pantalones y gorras que evocan la figura del "comandante". La autopista que oficia de arteria de la concentración es una "marea roja" que se convirtió en un centro de culto al ex presidente.

 
 

La policía montó un fuerte operativo de seguridad que congrega a todo tipo de uniformados y en cada cuadra hay camiones del Estado que reparten agua embotellada a los simpatizantes, que pueden pasar varias horas haciendo fila a la espera del ingreso a la capilla ardiente.

La manifestación es claramente una multitud a la que acuden personas de todas las edades y grupos sociales de Venezuela. Los vendedores ambulantes se apostan en cada esquina vendiendo casi cualquier artículo por 10 bolívares: banderas, camisetas, brazaletes de luto y hasta copias de la última foto de Chávez junto a sus hijas, durante su convalecencia en Cuba.



En otros puntos, algunos grupos simpatizantes del gobierno regalaban masivamente ediciones de bolsillo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Tristeza y baile, al mismo tiempo

Las personas que se reúnen para despedir a Chávez adoptan todo tipo de actitudes: desde rezar en una esquina, emocionarse hasta las lágrimas, pintar sus automóviles o simplemente poner música para bailar y cantar con carteles en honor al líder de la Revolución bolivariana. "Chávez quería que lo despidamos con alegría", dice uno de los chavistas que elegía a la danza para recordar a su líder.

El grupo de música que más sonaba en los mitines chavista era el Frente Revolucionario de Cantores Lloviznando Cantos, con la canción "Y bajaron".

Se veían muestras de personas acongojadas, también se algunos que reían y recordaban a viva voz la gestión del mandatario venezolano. En las inmediaciones de la concentración, incluso algunos celebraron a los gritos la decisión de Maduro de embalsamar a Chávez y extender siete días su velorio.

Aunque en algunos puntos de la ciudad hubo escaramuzas aisladas, el clima general es de orden. El Ministerio del Interior y Justicia desplegó a las fuerzas armadas por toda la ciudad y declaró la "ley seca": hasta el 12 de marzo no se pueden expender ni consumir bebidas alcohólicas en la vía pública, ni portar armas ni organizar celebraciones públicas que no tengan que ver con el luto.

El ritmo de la ciudad está alterado, dado que debido al luto la administración pública trabaja con horario reducido, el tráfico está sumamente congestionado y el transporte público es gratuito. En el subterráneo, la línea que conecta al centro con la estación más próxima al velatorio está permanentemente colapsada y mimetizada con el rojo de las vestimentas.

Culto a la personalidad

El último proceso electoral fue en octubre pasado y aún toda la cartelería y pintadas chavistas están vigentes en las paredes de la ciudad. Literalmente la zona céntrica de la ciudad está tapizada con imágenes de la cara de Chávez.

En las cercanías al Palacio de Miraflores, en los postes de luz hay afiches con la cara de Chávez en señal de triunfo y leyendas tales como "¡Te amamos" o "De tus manos brota la lluvia de vida". De hecho, al aterrizar en el Aeropuerto de Caracas, la sala de migraciones está precedida por una foto del ex presidente y niños en edad escolar con la leyenda "Juntos".

La autopista Caracas - La Guaira, que conecta a la terminal aérea con el centro, posee decenas de pancartas y pintadas en donde se ve a Chávez junto a Bolívar acompañadas por frases textuales del prócer. "Unión, unión o la anarquía nos devorará a todos", es la más recurrente.

En los medio de comunicación el clima es dispar. Los canales enfrentados al Gobierno cubren la noticia del fallecimiento con cierta distancia, mientras que la gubernamental Venezolana de Televisión (VTV) mantiene una transmisión ininterrumpida con loas al chavismo. Por sus estudios desfilan a cada hora gobernadores, diputados o amigos del ex presidente para rendirle homenaje. Incluso desde los medios oficiales se promueve la participación en Twitter con el hashtag #ChavezVive y el permanente videograph que dice "¡Hasta la victoria siempre, comandante!".

HOTELERÍA: De acuerdo a estadísticas oficiales, la hotelería de Caracas mantiene una ocupación superior al 90%, en especial en los alojamientos de tres estrellas o menos, dado que se ha desplazado gente del interior del país para asistir al funeral.

Tres historias de amor chavista

LA NACION recorrió las calles de Caracas y recopiló tres historias de diferentes perfiles de simpatizantes que se acercaron a dar el último adiós a Chávez. ¿Qué significó este hombre en la vida de algunos chavistas?

 
Yandri (18) Loreleyns (16) Oriana (16) Yajaira (44) y Marilin (50) (1). Foto: LA NACION / Juan Pablo De Santis
 

Yandri (18), Loreleyns (16), Oriana (16), Yajaira (44) y Marilin (50): Esta familia de mujeres de clase media llegó del municipio de Maracay (estado de Aragua) tras manejar toda la noche. "Chávez eliminó la pobreza extrema en donde vivimos y ahora el ingreso a la educación público es libre e irrestricto. Antes había cupos", afirman y Yajaira dice que ahora puede estudiar abogacía gracias a la política de llevar la universidad a los barrios.

Casi al unísono, estas mujeres afirman: "Es imposible que el país no esté polarizado, los cambios que hizo Chávez confrontan con intereses poderosos. Esto sucede cuando el cambio empieza desde abajo, con los más pobres".

María (57) y Anelis (40): Ambas mujeres identificadas fuertemente con el chavismo son de Río Chico (Mérida) y llegaron en colectivo. María (izq.) afirma que conoció al modelo de Chávez cuando acudió a un centro de formación política, donde ahora dice dar clases de "doctrina de la revolución".

 
María (57) y Anelis (40). Foto: LA NACION / Juan Pablo De Santis
 

Por otra parte, Anelis afirma que la extensión de la salud pública a los barrios le salvó una pierna. "Estaba enferma y me iban a cortar una pierna, pero la salud pública me atendió y conseguí una donación de 200 millones de bolívares para hacer mi tratamiento. Mi pierna se la debo a Chávez, por eso vine", dice.

Yaneth (47) y Jhonatan (26): La pareja de novios viajó especialmente desde el estado de Mérida para asistir al funeral. Ella trabaja como empleada en un centro de diagnóstico médico y él es operario de teleférico.

 
Yaneth (47) y Jhonatan (26). Foto: LA NACION / Juan Pablo De Santis
 

"Emocionalmente es un golpe muy fuerte. Gracias a Chávez pudimos acceder a mejor educación en donde vivimos y tenemos más centros de deportes. Nosotros militamos en el Partido Socialista y sentimos la obligación de venir", dijeron.

Por la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a comentarios.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015