Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ideas y personas

La valiosa creatividad de la gente joven

Sábado

Por   | Para LA NACION

Zelmira Frers, Michelle Parisier, Julieta Barrionuevo: tres heroínas de menos de un cuarto de siglo.

La semana pasada me crucé en una sesión de fotos con una cordobesa que ha estado pisando fuerte últimamente: Julieta Barrionuevo. Entre toma y toma me comentó acerca del proyecto que emprendió junto a otras dos jovencísimas socias: un estudio de "ideas, arte, diseño, fotografía". Opté por pedirles una entrevista personalizada para ahondar en un concepto que, hasta el momento, parecía difícil de categorizar.

El miércoles por la tarde me presenté entonces en Pasaje Tupiza al 3900. Descubrí un edificio antiguo, con un tupido jardín en la entrada. En la planta baja estaban las tres: cansadas pero ilusionadas. Un departamento de 50 metros cuadrados era la cuna de lo que, a simple vista, parecía un criadero de ideas. Computadoras, recortes de artículos sobre la pared, libros desordenados, dibujos sobre una mesa. Al fondo, un proyecto de estudio de fotografía. Eso era "Machimbre".

Michelle, arquitecta, se declaró fanática de la forma. "Quisimos armar un espacio de trabajo en el cual atender diferentes proyectos relacionados al diseño y la estética", siguió Zelmira, también arquitecta y heredera de un imperio de la decoración (es hija de la diseñadora de interiores Laura Ocampo). Julieta, a su vez, aporta una visión integradora a la propuesta, ya que se formó en dirección de arte.

Básicamente, ellas tres se dedican a resolver funcional y estéticamente proyectos muy disímiles entre sí -una remodelación de un departamento, una silla o un video institucional para una fundación-, utilizando proveedores y procesos minuciosos que los vuelven extraordinarios.

En definitiva, venden una suerte de fantástico intangible: un filtro, una mirada.

Me resultó especialmente interesante cómo tres chicas tan jóvenes elegían una vía poco convencional de desarrollo profesional. Es que la mayoría de los recién recibidos se ampara primero en la firmeza de una estructura -empresa, estudio o similar-, para luego emprender el camino del entrepreneur . Pero ellas no titubearon al afirmar que el camino a la inversa, aunque costoso y lento, les significa más frutos, ya que "la creatividad de los jóvenes es más valiosa".

En un momento, me di cuenta de que sus existencias mismas personificaban el fin de la posmodernidad: si el hombre posmoderno renuncia a la utopía y la idea del progreso en conjunto para dedicarse al trabajo individual, ellas lo desafiaron; si en los últimos 30 años la industria del consumo masivo ocupó el centro de la escena, ellas decidieron desviarse. La inmediatez desenfrenada que exigen los consumidores de hoy es inversamente proporcional al trabajo manual y dedicado que ellas protegen.La depreciación de conceptos como esfuerzo, idealismo o justicia recobra valor en los zapatos de estas señoritas.

Ante la pregunta: "¿Cómo se definirían?", Michelle no dudó un instante: "Curiosas". Zelmira y Julieta asintieron convencidas.

Para ellas, el pasado y el futuro sí existen. Y de un modo fascinante..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División