Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Jorge Bergoglio y los Kirchner: años de una relación tensa

Política

El susesor de Benedicto XVI intercambió mensajes muy duros con el Gobierno durante sus años en el Episcopado argentino; el choque con Cristina por el matrimonio gay

El cardenal Jorge Bergoglio , elegido ayer el nuevo papa de la Iglesia Católica con el nombre de Francisco, dejó a finales de 2011 el Episcopado argentino tras seis años signados por una relación compleja con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Entre los temas que generaron enfrentamientos en esta relación, están las discusiones sobre la pobreza, la pelea con el campo y la aprobación del matrimonio igualitario .

La distancia por momentos fue tal que el propio ex presidente Néstor Kirchner llegó a identificar al cardenal como un exponente de la oposición.

Cuando se conoció la noticia de la renuncia de Benedicto XVI de la Santa Sede, el gobierno de Cristina Kirchner optó por la cautela, y no se pronunció al respecto, porque cualquier cambio en los altos mandos vaticanos puede terminar en una renovación a nivel local.

Semanas atrás, mientras la Iglesia Católica decidía quién sería el sucesor, la Presidenta, irónica, dijo en un acto en Casa Rosada: " Decí que no hay papisa, si no, te disputo algún lugar ".

Luego de la noticia del nuevo Papa Francisco, la Presidenta publicó una carta por Twitter y Facebook en la que "felicitó" en "su nombre", en "el del Gobierno Argentino" y en "representación del pueblo de nuestro país" a Jorge Bergoglio.

La relación con Néstor

El trato con Néstor Kirchner comenzó con un encuentro formal cuando Bergoglio era el titular del Episcopado, poco después de asumir el mando. Pero en la homilía celebrada un año después el caredenal ya se mostró crítico y cuestionó "el exhibicionismo y los anuncios estridentes", en un mensaje encriptado dirigido al ex presidente.

El alejamiento se exacerbó luego de que Néstor decidiera no asistir a la homilía de 2005 , lo que provocó que el tedeum fuera cancelado . "No hay relación de la Iglesia con el Gobierno", fue la respuesta , meses después, anunciada por el vocero de Bergoglio.

Néstor Kirchner comenzó a entrever a Bergoglio como el articulador de un proyecto opositor. Como un punto cúlmine, el ex mandatario no tembló para decir: "Nuestro Dios es de todos, pero cuidado que el diablo también llega a todos, a los que usamos pantalones y a los que usan sotanas."

La relación con Cristina

La conducción del Episcopado se reunió por primera vez con Cristina Kirchner semanas después de su asunción en 2007.

El eje del primer enfrentamiento de la Iglesia con Cristina como presidenta ocurrió en 2008. En medio del conflicto con el campo, Bergoglio le había reclamado a la mandataria que tuviera un " gesto de grandeza " que permitiera destrabar la situación. Luego del voto "no positivo" de Julio Cobos, el arzobispo eligió reunirse con el todavía vicepresidente.

La necesidad de una "amistad social" fue un llamado persistente en los documentos episcopales de los últimos años. Se trata de una idea expresada, incluso, en el tedéum que Bergoglio ofició en 2006 frente al entonces presidente Néstor Kirchner.

Tras esa época de tensiones vino un breve período de calma, durante el cual Cristina asistió a una misa en Luján, invitada por Jorge Bergoglio.

Al año siguiente volvieron los cruces. Bergoglio hizo declaraciones en las que sostuvo que "el peor riesgo es homogeneizar el pensamiento" y llamó a terminar con la "crispación social", un término que muchos seguidores kirchneristas aprovecharon para ironizar al convertirlo en "cris-pasión".

Y como respuesta al llamado del por entonces Papa a terminar con el "escándalo" de la pobreza en Argentina, el cardenal acotó que "desde hace años el país no se hace cargo de la gente".

Luego de estas declaraciones hubo una reunión entre la Presidenta y el cardenal en un intento de calmar la situación

Los tedeum del 25 de mayo fueron en algún sentido una manifestación del alejamiento de los Kirchner y la Iglesia. En 2010, en medio de los festejos por el Bicentenario, Cristina Kirchner había preferido asistir a la Basílica de Luján junto a Néstor.

En 2011, la Presidenta presenció la homilía del arzobispo Fabriciano Sigampa, en Resistencia. Jorge Bergoglio emitió un duro mensaje en el que pidió "desterrar las ambiciones desmedidas". Desde la Catedral Metropolitana el arzobispo criticó los "delirios de grandeza" de los gobernantes.

La aprobación de la ley de matrimonio igualitario en 2010 fue tal vez uno de los momentos más tensos de la relación.

Bergoglio encabezó la marcha contra el casamiento gay y envió una carta todos los sacerdotes, en la que pidió que se hablara en todas las misas sobre "el bien inalterable del matrimonio y la familia".

"Cristina Kirchner nunca concurrió como presidenta a un tedeum encabezado por el arzobispo argentino Jorge Bergoglio"

"Me preocupa el tono que ha adquirido el discurso, se plantea como una cuestión de moral religiosa y atentatoria del orden natural, cuando en realidad lo que se está haciendo es mirar una realidad que ya está", fue la respuesta de la Presidenta.

El debate por el aborto no llegó a profundizar los cruces porque Cristina Kirchner ordenó frenar la polémica guía que promovía la interrupción del embarazo, algo que fue leído como una concesión a la Iglesia..

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini