Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Desde Noruega

Una noche con el mejor free jazz europeo

Espectáculos

El Frode Gjerstad Trío se presenta hoy en Capital y mañana, en La Plata

Por   | Para LA NACION

Años escuchándolo en The Thing y otros proyectos de Mats Gustafsson, o en el Frode Gjerstad Trio que acaba de traerlo al país, para descubrir que el fill favorito de Paal Nilssen-Love es el hi-hat repiqueteado que abre Shaft , el clásico de Isaac Hayes. Al menos, eso fue lo más nítido entre el mareaje de golpes, redobles y, sobre todo, el incesante trabajo tímbrico con que el noruego debutó ante el público porteño, anteayer en la Casa de la Cultura.

Contrario a lo que transmiten sus discos, Nilssen-Love no es un baterista exuberante; su técnica es contenida, por momentos explosiva, y se reduce a un contundente uso del redoblante junto a una variada gama de platillos. En ese sentido, el mejor baterista del mundo (hace tiempo se lo llama "baterista del momento"; habría que subirle el rango) es heredero del gran Milford Graves. Más que seguir una línea rítmica, su percusión crea una suerte de espacio geométrico en permanente mutación; una maravilla en sí misma que (a la manera de un crack de fútbol) permite el lucimiento de otros.

Durante el show en la antigua casa racionalista de Victoria Ocampo, el baterista se notó tentativo al iniciar cada improvisación. Después, brilló en diálogos intensos con el contrabajista Jon Rune Strom, coronados por voluptuosas (pero no menos melódicas) improvisaciones en clarinete y saxo alto del legendario Frode Gjerstad. Al igual que su colega y frecuente colaborador Peter Brötzmann, Gjerstad es un veterano de la escena de jazz europeo que adoptó la fire music de Archie Shepp y Albert Ayler con un estilo cerebral y al mismo tiempo desaforado. Pero a diferencia de Brötzmann, por momentos el noruego se permite fraseos lindantes con el blues, al estilo Ornette Coleman.

Gjerstad formó su trío en 1999 y es la primera de sus agrupaciones compuesta exclusivamente por músicos noruegos. Originalmente, el puesto de bajista lo ocupó Øyvind Storesund. Su reemplazo, Rune Strom (a quien el saxofonista Luis Conde, organizador de la gira, definió como "benjamín del grupo"), fue la sorpresa de la noche. Su estilo es frenético y abunda en recursos, desde pizzicatos y uso del arco hasta el aporreo liso y llano de las cuerdas. Durante un extático, fluido intercambio entre Gjerstad y Nilssen-Love, el contrabajista intercaló un acechante estruendo continuo, similar al rugido de los Fórmula 1, que dotó de enorme expresividad a la improvisación.

El concierto estuvo lejos de la seriedad con que suele prejuzgarse a la música experimental. Frode es un músico carismático y felicitó a los argentinos tanto por su pizza como por la elección del nuevo papa. En el final junto a invitados argentinos (Conde en saxo tenor y Fabiana Galante en piano preparado), la performance estuvo más cerca del euro jazz, con improvisación introspectivas y distendidas que dejaron al público con ganas de más..

Frode Gjerstad Trío
Hoy, a las 19, en el Cceba, Florida 943
Mañana, a las 18, en Sala Piazzolla del Teatro Argentino de La Plata.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente