Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

"Viviana Canosa está enojada"

Espectáculos

Así lo aseguró su abogada a LA NACION, a raíz del "destrato" que recibe de parte de colegas y de las autoridades de Canal 9; además, confirmó que tiene una tendinitis

Por   | Para LA NACION

La abogada de Canosa afirmó que la conductora está enojada con el canal. Foto: LA NACION / Alejandro Di Ciocchis
 

"Viviana Canosa está enojada". La abogada Ana Rosenfeld definió así el estado de ánimo de la conductora, quien en las últimas horas sumó una tendinitis al diagnóstico médico que la alejó de la pantalla hace poco más de una semana.

"La tendinitis es producto del propio esguince y el tipo de bota que está usando... No nos olvidemos que Viviana está embarazada de siete meses, y un embarazo tan avanzado te cambia el cuerpo, hace que estés más pesada. Ella está haciendo fisioterapia todos los días y, en definitiva, en función de eso y ni bien los médicos lo consideren y le dan el alta, volverá a su programa", aseguró Rosenfeld a LA NACION.

Sin embargo, el motivo del enojo de la conductora de Más Viviana no tiene que ver con una cuestión médica, sino con el "destrato" que siente haber sufrido por parte de su producción y la gerencia de Canal 9.

"Cuando pedí que el canal no hablara u opinara sobre Viviana desde la burla o la agresión, obviamente lo hice en función de que en su propio programa la están maltratando", explicó la abogada. "Ahora bien, de ahí a pasar al ninguneo total, que nadie se comunique con ella o le mande un saludo al aire, es un destrato que no le hace gracia a nadie".

Ana Rosenfeld: «El ninguneo total es un destrato que no le hace gracia a nadie". Foto: revista Gente
 

El pasado martes 6, Canosa sufrió un esguince de tobillo que le impidió salir al aire. El programa quedó a cargo de sus panelistas, Evelyn von Brocke, Yanina Latorre y Amalia Granata. Sin embargo, al día siguiente, Chiche Gelblung ofició de conductor invitado y propuso a las tres mujeres un "juego de confesionario" para que hablaran sobre Canosa. Eso molestó mucho a la chimentera, que habría considerado la propuesta como una falta de respeto hacia su persona. Desde entonces, no se volvió a hacer mención alguna sobre su persona ni sobre su estado de salud.

Por fuera de Más Viviana, muchos de sus colegas volvieron a arremeter en contra de Canosa, tal como sucedió tras el sorpresivo despido del panel masculino que la acompañó durante años. Las críticas tuvieron tal tenor que hasta despertaron la solidaridad del propio Jorge Rial, confeso archienemigo de la ex colorada. "Creo, personalmente, que hay saña con Viviana Canosa. Creo que hay un límite", disparó desde el piso de Intrusos.

"El hecho de que algunos colegas se hayan solidarizado o ensañado con la situación que atraviesa Viviana tiene que ver con la personalidad de cada uno, con el rol profesional que ocupa", subrayó Rosenfeld. "La actitud de Rial demuestra su don de gente, porque a pesar de que está enemistado con ella por una cuestión de competencia, dejó las rencillas de lado y se solidarizó. Desde lo humano esa actitud es loable y es muy curioso que la haya tenido la competencia y no su propio canal. Ningún directivo del canal llamó a Viviana para saber cómo estaba"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts