Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Una alimentación sana para el colegio

Sociedad

Consejos de dietistas para preparar desayunos y colaciones saludables para los chicos en las aulas

Con el regreso de los chicos a las aulas comienza también el desafió de tratar de conciliar los requerimientos de la rutina escolar, plagados de ajustados horarios y compromisos impostergables, con la facilitación de una alimentación capaz de proveer a los niños los nutrientes adecuados para optimizar su desarrollo físico y mental, recargar las energías consumidas durante la jornada y disminuir, a su vez, el riesgo a futuro de sufrir una serie de trastornos relacionados con una nutrición desbalanceada.

La licenciada Romina Sayar, Vicepresidente de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (Aadynd), subrayó que la alimentación en la edad escolar cumple un rol clave. "Por un lado, es una etapa en la que existe un alto requerimiento de calcio y otros nutrientes para el correcto crecimiento y desarrollo, y por el otro, al pasar muchas horas en la escuela, los chicos realizan más comidas fuera del hogar. En esta etapa se adquieren y afianzan patrones alimentarios, por lo que la instalación de hábitos saludables será esencial para alcanzar un óptimo estado de salud y desarrollo intelectual".

Pero si bien los niños deberían consumir lácteos al menos tres veces al día para cubrir los requerimientos mínimos de calcio en el organismo, lo que implica incluir lácteos en las colaciones, la creciente difusión de la costumbre de saltear el desayuno y consumir galletitas dulces, alfajores o papas fritas dentro del horario escolar no hace más que contribuir al déficit de dicho mineral en la etapa infantil. La salud de los niños cae así en riesgo: una dieta rica en productos azucarados y altamente procesados, y pobre en frutas, lácteos y cereales, aumenta las posibilidades de padecer sobrepeso y obesidad infantil, hipertensión arterial y otras afecciones crónicas, como la diabetes.

Es por eso que, a la hora de elegir los ingredientes de las colaciones infantiles, debemos inclinarnos por aquellos que posean una mayor calidad nutricional y una menor densidad calórica. Para cumplir con estos requisitos, las frutas y los lácteos son la mejor elección, ya que las frutas son fuente principal de vitaminas A y C, así como de fibra y de minerales como el potasio y el magnesio, en tanto que las leches, yogures y quesos ofrecen proteínas completas y son la principal fuente de calcio. Por el contrario, los alfajores, las galletitas dulces y los snacks se ubican en el extremo opuesto en cuanto al aporte de dichas sustancias.

Bien desayunados

Para los chicos en edad escolar, un buen desayuno es fundamental. Los chicos que no desayunan, o lo hacen en forma incompleta, pierden la mejor oportunidad de incorporar energía en el momento en que más la necesitan. Como explica la nutricionista, "es importante estimular el hábito del desayuno, que aumenta el rendimiento escolar y permite llegar al almuerzo sin un hambre voraz. Un desayuno completo puede constar de té con leche, tostadas con queso y una fruta, o yogur con cereales y jugo de naranja".

En caso de presentarse situaciones en que no haya tiempo para desayunar adecuadamente, los chicos pueden tomar una parte del desayuno al levantarse y completarlo luego en la escuela, durante la mañana. Algunas estrategias para tomar el desayuno sin descuidar la llegada a horario a la escuela consisten en dejar preparadas las tazas y cubiertos del desayuno en la mesa desde la noche anterior o turnarse entre los integrantes de la familia para prepararlo.

Otro momento fundamental dentro de la alimentación escolar, además del desayuno, es el recreo. Para esta pausa en el estudio es importante seleccionar los alimentos más saludables dentro de los ofrecidos en los kioscos escolares y preparar algunas 'colaciones' sencillas para que los chicos puedan llevar al colegio. "Se trata de una ocasión ideal para incluir alimentos que contienen una moderada cantidad de calorías y gran cantidad y variedad de nutrientes, como las frutas y los productos lácteos", señaló la licenciada Sayar.

Prestar atención a las colaciones de los chicos no sólo contribuye a la adquisición de un equilibrio nutricional clave para su crecimiento, sino que también influye en el desarrollo de hábitos que los ayudarán a protegerse de enfermedades en el futuro.

Alimentos recomendables para mantener una alimentación saludable en el colegio:

. Frutas frescas (manzanas, bananas, peras u otras frutas)

. Yogur solo, con frutas y /o con cereales

. Leche chocolatada

. Frutas secas y desecadas

. Barritas de cereal

. Copos de cereales (preferentemente sin azúcar)

Por Juan Manuel Ríos.

TEMAS DE HOYReforma del Código PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini