Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Arturo Puig

Un artista todoterreno

Espectáculos

Es el padre de Adrián Suar en Solamente vos, la tira de El Trece, y en teatro asume el rol de director con la pieza francesa Le Prénom

Por   | LA NACION

Todavía hoy, casi dos décadas después del final de Grande pá! , hay quienes asocian el rostro de Arturo Puig con el del entrañable y noble "don Arturo". Pero si bien este actor logró plasmar su nombre para siempre en la historia de la televisión local como el protagonista de un éxito descollante, nada hizo que durmiera en los laureles. Hoy, con el aplomo que sólo dan los años y el talento, atraviesa un momento de desenfado y riesgo.

En TV encarna al padre gay del protagonista (interpretado por Adrián Suar) en Solamente vos , la tira de El Trece. En teatro se pone por primera vez el traje de director para llevar a escena Le Prénom (El nombre) una pieza de Alexandre de La Patellière y Mathieu Delaporte, que protagonizan Germán Palacios, Jorgelina Aruzzi, Mercedes Funes, Carlos Belloso y Peto Menahem. La obra, que se estrena este viernes, narra un encuentro entre amigos que, a partir del casi ingenuo disparador de buscar un nombre para el bebe que espera una de las parejas del grupo, develan sus viejos rencores y decepciones.

En esta charla con LA NACION, Puig, un artista todoterreno, nos habla de su debut como director, de su trabajo en TV, del lugar del teatro en su vida y de la frustrada remake de Grande, pá!

-¿Era una asignatura pendiente la dirección?

-Sí. De alguna manera, sí. No se habían dado las circunstancias para que lo hiciera y, en este caso, vino todo de la mano de Gustavo Yankelevich. Me dijo: "Leé esta obra, a ver qué te parece". Él la había traído de París y tenía referencias de que había sido un éxito descomunal en Francia, hasta tal punto que hicieron la película... La leí y la verdad es que me encantó. Volvimos a juntarnos, y le dije: "Me parece bárbara, pero ¿qué papel querés que haga?", porque en la primera lectura me parecía que eran más jóvenes los personajes. Y me dijo: "No quiero que trabajes como actor, quiero que la dirijas". Le dije que sí y empezamos.

-¿Es más una obra de personajes que de situaciones?

?Sí. Es una comedia, con la que creo que la gente se va a reír mucho, pero de cosas serias. Tiene varios disparadores a partir de los cuales van cambiando las situaciones que se dan entre estos amigos que van a comer a la casa de un matrimonio del grupo. Los personajes son amigos de la vida y tienen ciertas bromas en común y algunos rencores que a lo mejor nunca se han dicho, pero que esa noche salen a la luz.

-¿Estuviste involucrado en la selección del elenco?

-Sí. Con Gustavo intercambiamos nombres y se reunió este elenco, que es fantástico.

-¿Cómo encaraste el trabajo de dirección?

-Fundamentalmente tengo una concepción de la obra. Se la transmití a los actores a medida que íbamos ensayando, pero, como soy actor también y me han dirigido muchas veces, y de maneras muy diferentes, opté por intercambiar ideas con los actores... Y creo que mi trabajo termina cuando se levanta el telón. Vendré obviamente a verla y a revisarla, pero a la obra la terminan los actores y el público.

-¿ El teatro sigue siendo tu gran refugio de actor?

-Sí. Yo nací en el teatro y he tenido la suerte de poder transitar grandes obras y grandes autores, como Arthur Miller, en distintas oportunidades. También he hecho comedias musicales, que es un género que me encanta.

-¿Te interesa seguir las mediciones de rating cuando trabajás en TV?

-Le presto una atención relativa. Me fijo en el rating, pero fundamentalmente para saber si el programa en el que estoy, está funcionando. Hoy en día el rating condiciona la continuidad de trabajo de los actores. Lamentablemente, salió a la luz y se lo compara permanentemente con la calidad del programa. Es una medición que sirve para saber si el programa funciona, pero no siempre es sinónimo de calidad... Yo viví muchas etapas de la televisión. Antes vos sabías si un programa funcionaba por la calle y, como no había ni Internet, ni Twitter, ni nada de eso, también lo sabías por las cartas que te llegaban al canal.

-¿ Qué te hizo decirle que sí a Solamente vos?

-Tenía ganas de volver a hacer televisión, pero quería hacer una participación especial, no grabar todos los días, ni muchas escenas, como graban los protagonistas. Después, me tentó que, cuando me habló Adrián, me dijo: "Me gustaría que hagas de mi padre". Y yo dije: "Mmm, esto viene medio de Grande, pá!", que no quería hacer. Y me dijo: "No, no, pero va a ser gay, es un hombre salido del clóset". Y ya ahí me interesó porque dije: "Bueno, este personaje puede ser jugoso, lo puedo jugar bien". Lo empecé a hacer y lo sigo haciendo con mucho respeto y con una gran sobriedad, salvo a veces que "mariposeo", entre comillas, porque es una comedia.

-¿El balance justo entre la sobriedad y ese toque extra es la clave de la comedia?

-Sí. En Le Prénom hay mucho de eso. Lo divertido está en las escenas "dramáticas", en las discusiones que tienen que son muy en serio, y así lo marqué, y nos pusimos de acuerdo con los actores para hacerlas muy seriamente. Eso es lo que más gracia causa.

-¿Debatís con Selva [Alemán, su esposa] tus decisiones profesionales?

-Obviamente hablamos si a ella le proponen algo, o a mí... Al principio, cuando trabajábamos juntos, nos peleábamos mucho y decidimos no hacerlo más. Y un día, en el ochenta y pico, nos traen a los dos la que en ese momento era la última obra de Arthur Miller, Cristales rotos. La leímos y los dos personajes eran maravillosos. Entonces, ninguno de los dos se quería perder el personaje y ahí empezamos a trabajar juntos y la verdad es que a partir de ese momento nos llevamos maravillosamente bien... Me encanta trabajar con ella, pero siempre y cuando hagamos de pareja, porque la gente no podría creerse, por ejemplo, que hiciéramos de hermanos.

-¿Qué admirás de ella como actriz?

-Es una actriz extraordinaria. Tiene una sensibilidad muy especial, una gran verdad y es muy estudiosa.

-Fuiste parte del elenco de Tesis sobre un homicidio, ¿a qué le atribuís el éxito que tuvo el film?

-Es un thriller que está muy bien filmado e interpretado. Me parece que fue una gran idea de los productores estrenarla en enero que, generalmente, es un momento en el que no se estrena.

-Si bien el proyecto ya cambió de rumbo, ¿te pareció atinada, en su momento, la idea de hacer una remake de Grande, pá!?

-No, porque me parece que para volver a hacer Grande, pá! tienen que pasar más años. Está todavía muy fuerte en el imaginario colectivo. Yo vengo caminando por la calle y me gritan: "Grande, pá", todo el tiempo... Hay momentos en los que parece que hubiera terminado ayer el programa. El tema fue que cuando Telefé presentó la programación, le hizo un homenaje a Grande pá! y tuvo un impacto. Entonces, en un momento medio que el canal me lo insinuó [hacer una remake del ciclo], yo les dije que lo volvería a hacer si lo hacíamos todos los del elenco, veinte años después, o sea, si estaban las chicas, María [Leal], Paquito Fernández de Rosa, y hasta el mismo director, que era Víctor Stella. Y no lo aceptaron, no les calzó.

-¿Qué significó para vos ese programa?

-Creo que es el programa de comedia más visto de la historia de la televisión. Siempre cuento que cuando teníamos que grabar, todos queríamos ir, porque nos divertíamos como locos... Creo que eso trascendió la pantalla y es algo a lo que le atribuyo parte del éxito. Lo que he tratado de lograr con Le Prénom es eso: que el elenco se lleve bien, que tengan ganas de venir a verse, porque creo que eso le llega al público.

-¿Creés que se está volviendo a esa televisión familiar?

-Sí, porque hay algo muy importante, que me lo enseño Gustavo, que siempre ha hecho productos juveniles o para chicos. Él me dijo que en las casas los que manejan el televisor son los chicos. Entonces, cuando los chicos quieren ver algo, lo ven los padres, los abuelos..., toda la casa..

Le Prénom
De Alexandre de La Patellière y Mathieu Delaporte, dirigida por Arturo Puig
De miércoles a domingos
En el Multiteatro, Corrientes 1283.

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015