Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Caso Píparo: detienen a dos personas sospechados de haber dado falso testimonio

Seguridad

Se trata de los vecinos de uno de los imputados, cuyas declaraciones fueron contradictorias; investigan si estuvieron implicados en la salidera bancaria

Dos personas que declararon como testigos en el juicio por la salidera bancaria en la que fue atacada Carolina Píparo fueron detenidas por presunto falso testimonio.

Se trata de Silvia Amado y Juan Conde, vecinos del imputado Miguel "Pimienta" Silva, quienes fueron demorados tras declaraciones contradictorias entre ambos sobre los teléfonos que usó la banda para cometer el robo y que algunos estaban a nombre de la mujer.

Amado y Conde serán ahora investigados por la presunta vinculación con los imputados, principalmente como posibles proveedores de los teléfonos celulares que usaron los delincuentes el 29 de julio de 2010 para cometer la salidera bancaria en calle 36 y 21 de esta capital provincial.

Más complicaciones para los imputados

En la audiencia de ayer del juicio oral a los siete imputados por la salidera que terminó con la muerte del bebé de Píparo en 2010 fue proyectado el video de las cámaras de seguridad el banco , donde se ve cómo Carolina era "marcada" mientras retiraba el dinero del local.

Los movimientos de aquella mañana del jueves 29 de julio de 2010 fueron registrados por las 16 cámaras del banco. El primero que entró en la entidad fue Jordán Juárez, a las 11.01; luego, Silva, a las 11.06; dos minutos después ingresaron Píparo y su madre, María Ema Cometta, y Jordán Juárez se fue.

Silva recorría el banco, mirando los movimientos de los clientes. A las 11.11, un cajero atendió a Píparo y a su madre y les entregó los 10.000 dólares y 13.000 pesos. A las 11.15, Silva se fue del banco. Un minuto y medio después salieron Píparo y su madre.

Mientras se emitía el video, unos gritos llegaron desde una sala contigua: "¡Rubén! ¡Rubén! ¡Vení!" Era Carlos Burgos, uno de los siete acusados, quien continuó: "¡Háganse cargo! ¡Soy inocente! ¡Estoy re mal! ¡Tengo problemas psicológicos!" Antes de la audiencia, Burgos se había cortado las muñecas con el cierre de su campera y había vomitado. Por eso no estaba en la sala..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezImpuesto a las GananciasElecciones 2015