Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Bon Jovi

Entre la música y la conciencia social

Espectáculos

El cantante habla de la inspiración detras de su último disco

Por   | LA NACION

 
 

NASHVILLE.- En el arte interno de What About Now , el nuevo álbum de Bon Jovi, un soldado con guitarra eléctrica se distingue y se destaca de un vistoso patchwork en el que conviven dos manos vendadas, chicas en bikini, una cruz y la silueta del hombre que ya pasó la barrera de los 50 años y de los 12 discos de estudio. En Nashville, el día posterior a su show en la capital norteamericana de la música en vivo -y mundial, por qué no decirlo-, John Francis Bongiovi Jr. se dispone a hablar con la prensa internacional sobre su nueva criatura, sobre su próxima visita a América del Sur -el 20 de septiembre, en Río de Janeiro, en Rock in Rio, y en fecha aún no confirmada en Buenos Aires- y sobre ese soldado con guitarra eléctrica que no es otro que él mismo. A esta altura no hace falta preguntarle a este hijo dilecto de Nueva Jersey si cree que una canción o un disco pueden cambiar el mundo. Se le nota en la mirada y en la sonrisa franca que apostaría todo su dinero por ello. El hombre tiene una fundación que ayuda a la gente de la calle y una larga lista de canciones que reflejan sus puntos de vista sobre los problemas de su sociedad. Y este nuevo álbum es el fiel reflejo de sus actos y creencias.

Jon Bon Jovi espera en una suite señorial del paquete y centenario Hotel Hermitage del downtown (centro) de Nashville; nosotros, los periodistas, aguardamos en una habitación contigua. De Brasil, de México, de Alemania y, claro está, de Argentina, viajamos al encuentro cara a cara con el cantante. Una vez adentro, en la suite dispuesta para las entrevistas, se revela un improvisado set de filmación. Aun nuestra entrevista, que no requiere de cámaras de televisión, es filmada por la producción. JBJ está acostumbrado a estos menesteres; nosotros no.

-¿Cómo fue el proceso de What About Now ?

-Sencillo. Había una gran energía a nuestro alrededor después del Circle Tour, que terminó el 1° de agosto de 2011. Y les dije a los muchachos: "Hicimos muchos álbumes seguidos en la última década, es tiempo de tomarnos un descanso". Richard (Sambora; guitarra) aprovechó para hacer un álbum solo, Dave (Bryan; teclados) para salir a tocar y yo mentí, al mes del parate comencé a escribir. Entre septiembre de 2011 y junio del año pasado lo que sucedió en el mundo influyó en la escritura de las canciones, que salían fácilmente. Hasta que lo llamé a Tico (Torres; batería) en noviembre. Le dije: "Ya es tiempo de hacer bum-cha bum-bum-cha ". ¿Y sabés qué me respondió? «No, no quiero trabajar. Me dijiste que íbamos a parar un tiempo». Me dije, ok, soy escritor, y lo mandé a llamar para grabar unos demos. Después, ya más enfocado en que tenía algo nuevo entre manos, comencé a trabajar con John Shanks como productor y para agosto, a un año del tour, ya teníamos un álbum nuevo.

-¿ "Tu" Nueva Jersey fue una influencia o Estados Unidos todo?

-El país entero lo fue. Consideré todo lo que estaba escribiendo como una especie de período posterior a la primera bomba termonuclear lanzada sobre Norteamérica. «¿Alguien quiere hacer algo con esto que nos han dejado? Porque podemos ("Because We Can", la canción que abre el disco). ¿Qué pasa ahora? Estoy contigo, vamos a intentarlo». Son canciones muy sociales y con conciencia económica sobre lo que está pasando en el mundo.

-Algunas letras sugieren imágenes y situaciones nítidas. ¿Cómo surgió la de "Army of One"?

Es sobre la filosofía del empoderamiento. Estaba caminando por Nueva York y en una pila de basura había uno de esos espejitos que la gente pega en sus placards tirado con la inscripción, en tinta roja, Army of one. Saqué rápido mi teléfono para tomar una foto y me di cuenta de que ahí tenía, como mínimo, un título para una canción. Cuando les mostré la foto a los muchachos estuvieron de acuerdo en que ahí había algo interesante para desarrollar.

-Obama ganó las elecciones con el eslogan "I believe..." (yo creo...); vos lo complementás diciendo "We Can" (nosotros podemos). ¿Habías pensado en la relación?

-No, pero es cierto que, indirectamente, hay relación entre una cosa y la otra. Una de las cosas que más me llamó la atención mientras escribía para el álbum fue lo que la gente había manifestado. «(Barack Obama) te respaldamos la primera vez, voté por ti; creímos en el cambio, creímos que serías quien adopte las políticas que estábamos necesitando». Y pensaba en las miles de personas que habían quedado en la calle en Nueva Orleans, sin hogar, sin nada y con la esperanza puesta en Obama. Y, después de cuatro años de gobierno, volvieron a depositar la esperanza en él. ¿Las cosas no salieron como todos querían? Mi respuesta es simple: todavía podemos. Sigamos trabajando. ¿Cuáles son las opciones? ¿Quedarnos cruzados de brazos? No, tenemos que hacer algo. Pero no es la adhesión a determinada ideología sino un llamado a la acción.

-"Soy luchador aunque no sea boxeador para negociar", dice la letra de "The Fighter"...

-Es que todos los días son una lucha. ¿O no? Levantarte de la cama en la mañana, ir a trabajar, al colegio, a tratar de lograr objetivos y repetir al otro día. Se supone que uno se divierta en el medio del dolor, pero hay que intentarlo para que suceda.

-En una entrevista reciente disparaste contra Bono y Bruce Springsteen. Dijiste que ellos hablaban mucho, pero que no se ensuciaban las manos. ¿Es así?

-No fue en esos términos. Quería hacerle entender a ese periodista que cuando tomas parte en lo que sea que hagas, y no sólo hablas de ello, te da más placer. Construir algo, estar en el proceso (él lo hace con la Jon Bon Jovi Soul Foundation) y formar parte te llena más que hacer un cheque o dar un discurso. Sé que Bono ha ido a las selvas de Africa muchas veces por la malaria, para luchar contra el sida. No soy estúpido, sé cuántos años se ha dedicado a varias causas; como Bruce a la lucha contra el hambre. Lo que dije fue ligeramente sacado de contexto.

-A comienzos de los 90 llamabas a mantener la fe ("Keep the faith"). Veo que seguís en la misma senda.

-La vida era difícil para nosotros hace 21 años. Tratábamos de superarnos como banda. Ya estábamos crecidos, veníamos manteniendo un sueño desde muy chicos y teníamos muchas responsabilidades. Debíamos tener fe en nosotros y en los demás. Había caído el muro de Berlín, los europeos del este mantenían la fe y había una atmósfera de transformación. Ahora me paro, dos décadas después, y aún tengo un optimismo basado en la realidad, pero seguimos apuntando al futuro, a llenarnos artísticamente y a dar un mensaje e inspirar.

-¿Nos visitarán este año?

-¡Por supuesto! Allí estaremos..

TEMAS DE HOYSubsidios a colectivosLa designación de César MilaniNarcotráficoLa muerte de García Márquez