Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Bergoglio, Papa / Reacciones en la Argentina

También Carlotto frenó las críticas a Francisco

El Mundo

Había cuestionado su papel durante la dictadura; ayer dijo que podría ayudar a saber dónde están los desaparecidos

La lista de dirigentes ligados al kirchnerismo que elogian a Jorge Bergoglio después de haberlo criticado duramente cuando fue designado Papa sigue sumando nombres. Ayer fue de la partida Estela de Carlotto, presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo. Había dicho que Bergoglio "perteneció a la Iglesia que oscureció al país"; ahora sostuvo que el Sumo Pontífice "puede abrir puertas para saber dónde está el resto de los desaparecidos".

Carlotto no quiso ir más allá. "Las abuelas no vamos a hablar más del tema", respondió, lacónica, cuando durante una entrevista en radio La Red se le preguntó si había cambiado de opinión sobre el papel de Bergoglio durante la dictadura militar . Sólo bregó porque su nueva investidura le permita "abrir puertas para saber dónde están el resto de los nietos que faltan y los 30.000 desaparecidos".

"Tenemos confianza y siempre con los brazos abiertos y el corazón para escuchar. Si alguien tiene que rendir algo a la historia, corre por cuenta de esa persona", afirmó Carlotto en la entrevista radial.

Esta postura más conciliadora contrasta con la dureza con que la misma Carlotto se había expresado días atrás, cuando Bergoglio fue ungido Papa . La presidenta de Abuelas había acusado a Bergoglio de haber encubierto los crímenes de la última dictadura militar.

"Es una historia muy triste que entinta a toda la jerarquía de la Iglesia Católica argentina, que no ha dado ni un paso para colaborar con la verdad, la memoria y la justicia. Bergoglio pertenece a esa iglesia -y hoy la representa- que oscureció al país. No ha sido así en otros países, en Chile y Brasil", había afirmado la semana pasada, antes de que la presidenta Cristina Kirchner se entrevistara con el Sumo Pontífice y cambiara drásticamente el talante del oficialismo respecto de Bergoglio.

Al igual que Carlotto, Hebe de Bonafini expresó un cambio rotundo de posición respecto del papa Francisco. Esta semana, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo le escribió una amistosa carta al Sumo Pontífice en la que declaró sentir "esperanzas" por su llegada al Vaticano.

"Hoy, ante mi sorpresa, escucho a muchos compañeros explicar de su entrega y trabajo en las villas. Me alegro infinitamente al saber de su trabajo y siento esperanzas de un cambio en el Vaticano", escribió Bonafini.

Esta actitud contrasta con la dureza con que las Madres habían reaccionado no bien el cardenal Bergoglio fue designado Papa.

"A Bergoglio le faltó bendición para proteger a sus sacerdotes jesuitas en la época de la dictadura", lo cuestionó Inés Vázquez, rectora de la Universidad Popular, que pertenece a la asociación Madres. Bonafini había apelado a la ironía y al ser consultada por el tema durante un viaje por Italia, sólo dijo: "Amén".

Este viraje respecto del papa Francisco se experimentó a lo largo y ancho del espinel kirchnerista. Empezando por la Presidenta, que, a poco de conocer la designación de Bergoglio, felicitó de forma fría al nuevo Sumo Pontífice en un acto de Tecnópolis mientras militantes de La Cámpora lo silbaban. Su actitud cambió completamente luego de entrevistarse con el Papa, que la recibió con un beso y con un almuerzo a solas. Al día siguiente, durante la ceremonia de asunción, se mostró emocionada.

El arco kirchnerista receptó la contraorden presidencial y actuó en consonancia. Por caso, el camporista Juan Cabandié, que había ordenado a su bloque en la Legislatura porteña retirarse del recinto durante un homenaje al nuevo papa, enfatizó en las últimas horas que le parece "genial" que el Sumo Pontífice sea argentino.

"Como dijo nuestra Presidenta, un papa que habla de la «Patria Grande» es un papa que nos entusiasma", expresó.

También Luis D'Elía, de la agrupación kirchnerista Miles, experimentó un cambio camaleónico. El mismo día que se anunció la designación de Bergoglio, el dirigente escribió en su cuenta de Twitter que el nuevo papa "es a América latina lo que Juan Pablo II fue a la Unión Soviética, el nuevo intento del imperio por destruir la unidad latinoamericana". A los pocos días, atenuó las críticas.

Pese a que todos estos cambios de opinión fueron públicos, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, negó un viraje en la posición del Gobierno. "Inventan que estábamos enojados y después, como no lo estamos, dicen que cambiamos", despotricó ayer.

Otro giro en el discurso

    Cómo moderó Estela de Carlotto su postura sobre el Papa
  • 15/3
    "Bergoglio pertenece a la Iglesia que oscureció al país. Él nunca se acercó a ayudar a las Abuelas"
  • 22/3
    "Nos parece que el Papa puede abrir puertas para saber dónde están el resto de los nietos que faltan y los 30.000 desaparecidos"
TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015