Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La puja salarial

Por la inflación, impulsan paritarias a largo plazo

Política

El Gobierno convocará a los gremios y empresarios para acordar subas por 18 meses y extender el congelamiento de precios; la UOM, la referencia

Por   | LA NACION

En su carrera para detener la escalada inflacionaria y tratar de enviar algunas señales de certidumbre, el Gobierno avanza en el plan de convocar a los gremios y a las cámaras empresariales para pactar precios y acuerdos salariales a largo plazo.

La medida está en evaluación, pero la Presidenta advirtió anteayer cuál será el camino: mantener el congelamiento de precios después del 1° de abril y escenificar un contexto de confianza con negociaciones paritarias superiores a los 12 meses, como fue el caso del sindicato de Luz y Fuerza.

El nuevo acuerdo de referencia lo marcaría la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), cuyo líder, Antonio Caló, encabeza la CGT alineada con la Casa Rosada. Caló ya dio el visto bueno para cerrar un convenio por 15 o 18 meses si el porcentaje de la suba es del 32%, como solicitó por escrito al comenzar la paritaria.

La convocatoria de la Presidenta a empresarios y sindicalistas se decidió de manera urgente entre el miércoles y el jueves, cuando el dólar paralelo ya había alcanzado los 8,75 pesos. Ayer, en el Ministerio de Trabajo, se comenzó a diseñar la estrategia y es probable que se llame a una reunión para la segunda semana de abril.

"Es una medida antiinflacionaria que está en estudio, aunque muchas veces se insinuó con alcanzar pactos sociales, pero nunca se avanzó más que para debatir sobre el salario mínimo, vital y móvil", admitió un funcionario de alta jerarquía del Ministerio de Trabajo ante la consulta efectuada por LA NACION.

La posibilidad de ser convocados generó sorpresa y escepticismo entre algunos referentes gremiales. Sobre todo, porque no había sido alentador el mensaje que bajó la comitiva gremial que acompañó a Cristina Kirchner al Vaticano.

"El problema es la credibilidad y que el Gobierno no reconoce la inflación . Si se firman acuerdos a largo plazo se debería incluir una cláusula gatillo para abrir la negociación. Nadie sabe lo que pueda pasar de acá a seis meses", planteó a LA NACION Roberto Fernández, referente de los colectiveros de UTA. La UTA tiene su negociación empantanada desde hace 60 días porque no aceptó un pacto a largo plazo . Hubo amenazas de paro y ahora está en plena conciliación obligatoria hasta el 9 de abril.

"El problema es de los empresarios. Yo debo pelear por los salarios. Pero si no les dan los subsidios a las empresas, el boleto de colectivo debería irse a 5 pesos", alertó Fernández, integrante de la cúpula directiva de la CGT oficialista.

Para el Gobierno tampoco representa una garantía de paz social los acuerdos a largo plazo. Luz y Fuerza firmó su paritaria hace un mes, cuando cerró un aumento salarial de casi el 31% por 18 meses. Pero a pesar del trato, acordado por el dirigente Oscar Lescano y los funcionarios kirchneristas Julio De Vido y Axel Kicillof, el sindicato continúa firme en su disputa con las compañías de energía. Luz y Fuerza convocó a un paro para el miércoles, que viene en reclamo de la regularización de 4000 empleados. Además, quitó hace tiempo las colaboraciones extras como parte de su demanda para elevar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

La intención del Gobierno de apurar la medida para después de la Semana Santa coincide con el inicio de las negociaciones de los sindicatos más importantes, como el de los metalúrgicos, albañiles y de los camioneros.

Gerardo Martínez, de los albañiles de la Uocra, advirtió hace unas semanas que exigirá un suba salarial de al menos el 25% y que el acuerdo lo firmará por un año. No hubo cambios en el pedido desde entonces, aunque en el Ministerio de Trabajo dan por hecho que la Uocra será otro de los gremios que acordará por 18 meses.

La Federación de Gremios Ferroviarios, que agrupa a los cuatro sindicatos más importantes de la actividad, activó ayer su negociación paritaria. Omar Maturano, de La Fraternidad, encabezó la reunión y pidió una suba del 28%. Las charlas continuarán el 4 de abril. Hasta entonces, los gremios analizarán si es realmente viable un acuerdo salarial a largo plazo. "Lo evaluaremos. Todavía es prematuro porque no se habló de cifras ni de plazos. Si el porcentaje es bueno, podríamos arreglar por más de un año", dijo a LA NACION Sergio Sassia, de la Unión Ferroviaria.

A la espera de la convocatoria, en la CGT oficial se entusiasmaron ante la instancia de diálogo que se abre. Sin embargo, aseguraron que no servirá de nada si es que la Casa Rosada continúa tomando las mediciones del Indec como referencia oficial. Según el organismo, la inflación de 2012 fue del 10,8%. Los gremios, en cambio, calcularon sus demandas salariales sobre la base de estudios propios o privados, cuyos porcentajes oscilaron entre el 24 y el 30%.

Desde Chaco, Caló negó ayer que el pacto social con los empresarios ya esté en marcha. Sin embargo, otro jerárquico de la CGT cruzó mensajes con dos funcionarios del Gobierno y les garantizó el pleno alineamiento de la central a la medida antiinflacionaria que decida la Casa Rosada..

Del editor: qué significa
El Gobierno les pide a los gremios aliados que cierren los ojos y salten al vacío. A eso se parece firmar una paritaria por un año y medio sin señales de cómo se enfrentará la inflación.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresFondos públicosControl de la SUBEElecciones 2015