Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Defensa

Retrocede el Gobierno con su plan para reformar los liceos militares

Política

Ante las críticas, se postergó la medida que incluía prohibir el entrenamiento con armas de los estudiantes

Por   | LA NACION

 
 

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, dio marcha atrás con la reforma que había impulsado en los liceo s militares. Después de aprobar el mes pasado una medida para prohibir el entrenamiento con armas de los estudiantes, esta semana firmó una resolución en la que se anula esa decisión, por lo menos durante este año.

La fuerte controversia pública que generó la determinación inicial del Ministerio de Defensa llevó a Puricelli a volver sobre su pasos en busca de encontrar consenso para la aplicación de ese cambio, que resultaba un golpe más sobre el sistema de formación de oficiales de reserva después de las sucesivas variantes impuestas desde 2010.

En la resolución 178, firmada por Puricelli el 19 de marzo, se establece "que es necesario seguir profundizando la difusión de las propuestas, poner en evidencia la razonabilidad de los argumentos expuestos, encauzar el debate y promover la participación de los interesados y de especialistas".

En definitiva, las autoridades políticas decidieron cerrar por un tiempo otro frente de polémicas en un área castrense sacudida por fallas estructurales que provocaron caídas de aviones, averías graves en buques y, además, el papelón internacional por el embargo durante meses de la Fragata Libertad en Ghana.

En las anteriores resoluciones tomadas en febrero pasado, Puricelli había desactivado el adiestramiento castrense en esos institutos de educación secundaria, con el argumento de que los adolescentes no deben ser formados en uso de las armas y tácticas militares.

Eso provocó fuerte enojos entre los egresados de esos liceos y entre los padres de los actuales alumnos.

Inaugurados en 1938, actualmente funcionan los liceos Militar General San Martín (Buenos Aires), Militar General Espejo (Mendoza), Militar General Belgrano (Santa Fe), Militar General Paz (Córdoba), Militar General Roca (Comodoro Rivadavia), Militar General Aráoz de Lamadrid (Tucumán), Naval Almirante Brown (Buenos Aires), Naval Almirante Storni (Misiones) y Aeronáutico (Santa Fe).

Esos institutos estuvieron antes en la mira del Gobierno. En 2006 la por entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, promovió un plan para desvincular a esos liceos del área militar y transferirlos a las respectivas provincias como una escuela más de educación de nivel medio. El plan se frustró por la presión de egresados con importantes vinculaciones políticas, que pusieron al frente de la contrarreforma al por ese tiempo gobernador mendocino Julio Cobos, que se formó en el Liceo Militar General Espejo y que tenía una opinión muy escuchada por el kirchnerismo.

Con Cobos ya como vicepresidente, el proyecto fue congelado hasta que cayó en desgracia por el voto no positivo en la crisis de la resolución 125.

En 2010 el Ministerio de Defensa volvió a cargar sobre los liceos militares, aunque con una reforma menos expuesta públicamente. Se hizo cargo la cartera militar de la selección de los profesores, incorporó materias vinculadas a la promoción de los derechos humanos, eliminó el régimen de sanciones que adoptaba normas similares a las de un cuartel y desalentó el internado de los alumnos.

Si bien era buscada la eliminación del sistema de dormitorios dentro de los liceos, se hizo optativa esa elección dada la cantidad de estudiantes que necesitaban esa opción de residencia.

Sí se dejó firme la decisión de disminuir al mínimo el entrenamiento con armas y los adiestramientos en maniobras, reservados para los alumnos de cuarto y quinto año.

La explicación oficial fue que sólo una mínima parte de los egresados continúa luego la carrera militar.

Puricelli buscó este año avanzar y prohibir directamente las prácticas de tiro, lo que dejaba casi sin razón de existencia a los liceos como formadores de oficiales de reserva.

Las voces críticas estimaban esa medida como el paso previo a la eliminación de esos institutos, tal como estaba previsto en 2006.

El ministro de Defensa mencionó esa controversia en los argumentos de su nueva resolución: "Las posturas negativas que se han planteado en muchos casos refieren a medidas inexistentes, como una supuesta política de cierre de los liceos o de algunos de los niveles educativos que en ellos se desarrollan, o a su desafectación para utilizar los terrenos que ocupan para otros fines".

De todas maneras, una vez más el Gobierno se vio forzado a retroceder en sus intentos de modificar el sistema de liceos militares.

El giro del ministro

Defensa prefirió evitar otro foco de conflicto

Arturo Puricelli / Ministro de defensa
Atraviesa una situación complicada por diversos conflictos que involucraron a su área, como el embargo de la Fragata Libertad en Ghana

    La reforma
  • Liceos sin armas
    Puricelli planteó un cambio en los liceos militares para impedir que los alumnos se entrenen con armamento
  • Sin razón de ser
    En el ambiente militar y entre los liceístas se rechazó la reforma, por considerar que equivalía a vaciar a esas instituciones de su razón de existencia
    Marcha atrás
  • Qué dijo el ministro
    "Las posturas negativas que se han planteado en muchos casos refieren a medidas inexistentes como una supuesta política de cierre de los liceos o de algunos de los niveles educativos que en ellos se desarrollan"
  • Los terrenos
    También aludió a los temores a "su desafectación para utilizar los terrenos que ocupan para otros fines"
TEMAS DE HOYElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidiosInseguridadNarcotráfico