Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Muerte y misterio

Un hijo de Zampieri no tiene dudas: "Trataron de encubrir el homicidio de mi padre"

Seguridad

Desde Venecia reclama que el Estado italiano intervenga para que se conozca la verdad y que se haga justicia; más puntos oscuros en el caso

Por   | Corriere Della Sera

VENECIA.- "Mi padre no tenía intención alguna de matarse. Estamos convencidos de que se trató de un homicidio que trataron de encubrir burdamente."

Ricardo Zampieri, de 42 años, no tiene dudas sobre lo que le ocurrió a su padre, Mirco, el empresario italiano al que encontraron muerto el 4 de enero pasado en el palier de su departamento de Buenos Aires, en el barrio de Retiro.

La tesis del suicidio, según la cual el veneciano de 61 años se habría disparado en la cabeza con una pistola calibre 380, no convence ni siquiera a los investigadores argentinos.

De hecho, el fiscal de la causa, Martín López Perrando, decidió reabrir el caso a la luz de algunas irregularidades: por ejemplo, no se relevaron los restos de pólvora del disparo sobre el cuerpo de la víctima ni de las otras personas que se encontraban en el departamento.

El fiscal decidió confiar la investigación a la Policía Metropolitana, luego de haber revocado el encargo a los efectivos de la Policía Federal.

Los puntos oscuros son muchos. Zampieri, zurdo, fue encontrado con el arma todavía en la mano izquierda, pero el proyectil habría ingresado por el lado derecho de su frente y la vaina del cartucho se encontraba en su espalda. Movimientos decididamente antinaturales para una persona que había decidido dispararse.

"El cuerpo de mi padre se encontró en el palier de su departamento -cuenta su hijo, croupier en el casino de Venecia- y siempre se dijo que ésa era la escena del presunto suicidio, pero hay restos de sangre en el ascensor. Es imposible que mi padre se haya disparado en el elevador, haya luego abierto la puerta, entrado al palier y se haya acostado en el suelo con una pistola que no era suya."

Según los familiares, el empresario no tenía ningún motivo para quitarse la vida. Ex director del Harry's Bar argentino, de 1996 a 2002, luego director del reconocido restaurante La Cabaña, ganaba 200.000 dólares al año mientras fue empleado.

Luego, junto con el padre de su nueva pareja, Flavia Giua, puso en marcha su propio emprendimiento, las pastas Maltesi.

"Los negocios marchaban muy bien -explica Ricardo, hijo del primer matrimonio de Zampieri-, era seguramente la fábrica más importante de pasta italiana de toda la Argentina. Hablábamos casi todos los días, seguro el 2 de enero también. Entre la noche del 1 y el 2, mi hermano Lorenzo había recibido un mensaje en el contestador telefónico en el que le decía cuántas ganas tenía de volver a Italia para vernos y ver a mi hijo."

Después, la tarde del 4 de enero, recibieron lo que denomina "aquella llamada telefónica".

"Eran las 23 -hora de Italia-. Me llamó el padre de Flavia y me dijo que Mirco se había suicidado", recuerda su hijo.

Dice también que "después, no tuvimos más contacto con nadie. Cancelaron sus perfiles en Facebook, no respondieron a nuestras llamadas telefónicas, se fueron de vacaciones por 20 días. Hicieron el funeral de nuestro padre sin siquiera avisarnos".

Ricardo dice también que, según sospechan, el cadáver de su padre fue cremado. Pero tal cosa no ocurrió.

Un amigo de Mirco Zampieri les habría comentado lo que el padre le confió a su familia el 3 de enero. "Me dijo que quería dejar a Flavia, que no daba más. Pero mi papá decididamente no era del tipo de los que se suicidan por una mujer, ni por problemas económicos, que seguramente no tenía."

Según Ricardo, uno de los hijos de un matrimonio anterior de Zampieri, hay más puntos oscuros en el caso. "Resulta que nuestro abogado descubrió que ahora mi padre no tiene absolutamente nada. La empresa, los departamentos, las cuentas corrientes, habrían pasado a la familia de su pareja. No acusamos a nadie, pero pedimos la intervención del Estado italiano. Queremos sólo la verdad y que se haga justicia."

Una muerte, muchas dudas

Tratan de establecer si fue suicidio u homicidio

  • "No tenía motivos"
    Ricardo Zampieri, hijo del empresario, dijo desde Venecia que su padre no tenía motivos para quitarse la vida. "No era del tipo de hombre que se mata por una mujer", sostuvo
  • Madrugada trágica
    El empresario italiano apareció muerto de un tiro en la cabeza, en el palier de su departamento de la calle Libertad, durante la madrugada del 6 de enero pasado
  • Traducción: Florencia Carbone
TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaCambios en el GabineteNueva ley de telecomunicacionesMariano Benedit