Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tensión sindical

Moyano y Micheli suman adhesiones para activar un nuevo paro nacional

Política

La alianza de la CGT y la CTA opositoras se fortaleció con el respaldo de 19 gremios estatales; en abril o mayo coincidirán en una huelga "contra el ajuste" y en reclamo de mejoras salariales

Por   | LA NACION

A pesar de que sus caminos políticos e ideológicos se bifurcan, Hugo Moyano y Pablo Micheli avanzan convencidos en su alianza sindical. La unidad se fortaleció ayer, al reunir bajo un mismo techo a 19 gremios vinculados con el Estado que ya forman parte del espacio común que construyeron el año pasado la CGT y la CTA opositoras.

Como en 2012, la unión sindical confluirá en una huelga nacional cuya fecha definitiva está aún en pleno debate. "Será antes del 15 de mayo", pronosticó Micheli. Aunque luego, desde su entorno y el de Moyano admitieron que podría ser en la última semana de abril.

La idea es paralizar gran parte del país, como sucedió el 20 de noviembre pasado, con piquetes y el cese de servicios del transporte público. Aunque también se evalúa una movilización de protesta a la Plaza de Mayo. El paro ya cuenta con la adhesión de los estatales de ATE, la Corriente Clasista Combativa y los sectores de la izquierda.

Pero antes de la huelga general de la CGT y la CTA se llevará a cabo una protesta únicamente de los 19 gremios estatales. Será en abril y afectará a casi toda la administración pública. Los estatales acordaron ayer un documento de 13 puntos con reivindicaciones sindicales y una convocatoria a profundizar la disputa en reclamo de mejoras salariales y tributarias. Se decidió durante un plenario de secretarios generales realizado ayer en el Teatro Premier, a donde asistieron Moyano y Micheli como oradores a cargo del cierre.

"Los tiempos se acortan y las necesidades de los trabajadores son cada vez mayores. Por eso en algún momento vamos a tomar la decisión y la lucha se va a profundizar con un llamado a la calle", desafió Moyano. Y le dedicó un mensaje directo a Cristina Kirchner: "La soberbia desbordante que expresa la Presidenta se va a terminar de una buena vez por todas. Nos va a unir a todos contra uno porque es ella quien permanentemente divide a todos. La escuchamos mendigar ante los organismos internacionales diálogo por Malvinas, pero ella no dialoga con los trabajadores. Será que es así porque no tiene respuestas a nuestros reclamos".

Micheli parecía asombrado por las palabras que salían de la boca de su aliado cegetista. Asintió a su lado con una sonrisa cómplice cuando Moyano insinuó en apurar un paro nacional para los próximos días. Hasta ayer siempre había sido Micheli quien arriesgaba más en el enfrentamiento con la Casa Rosada.

A su turno, Micheli destacó la continuidad de la alianza sindical entre la CTA y la CGT, y llamó a imitar en otros ámbitos "la construcción en la diversidad". Luego, destinó un mensaje inflamado de críticas hacia el Estado: "Este gobierno no tiene casi nada de nacional y popular. Paga salarios de hambre y es el hazmerreír de la política económica. El ejemplo más claro es lo que sucede con el congelamiento de precios porque los precios siguen subiendo igual".

Previo a coincidir en el acto con los estatales, Moyano y Micheli estuvieron reunidos en la sede de la CGT, en Azopardo 802. Allí decidieron apostar a todo o nada y desafiar al Gobierno con un paro nacional. Resta ahora definir la fecha de la medida. Según fuentes de ambas centrales, durante el encuentro, el jefe de la CTA le reprochó a Moyano que en el último acto que habían hecho juntos, hace 13 días en el Ministerio de Trabajo, había hablado exclusivamente de los conflictos que involucraban a su gremio de camioneros.

El planteo de Micheli, al parecer, surtió efecto. Como nunca antes desde que son aliados, Moyano exhibió gestos de armonía. Tomó del brazo a Micheli y dijo que representa "a la CTA auténtica". Y luego destacó un fragmento de su discurso: "Como dijo Pablo, la Presidenta nos engaña con lo del congelamiento de precios. Lo único que se congelan son los salarios, por la inflación".

Al frente de la flamante alianza de gremios estatales, Moyano y Micheli ubicaron a dos de sus principales espadas: Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Julio Fuentes (ATE). Ambos presidieron el plenario, aunque fue Schmid el que tomó la palabra al cierre. "Se asoma un horizonte de conflictividad social. Estamos ante un ajuste con un dibujo diferente al de los 90, pero con la misma intención", advirtió el moyanista.

El reclamo de los estatales

  • Apertura de paritarias
    Piden negociar subas salariales por sector y separados de UPCN, que está ligado al kirchnerismo
  • Aplicar el salario mínimo
    Quieren que se aplique el monto del salario mínimo ($ 2875) para todos los empleados públicos
  • Ganancias y asignaciones
    Piden eliminar el tributo y universalizar las asignaciones familiares. Rechazan la discriminación sindical con quienes son afines
TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba