Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En la misa crismal, el Papa pronunció una homilía preparada hace un mes en Buenos Aires

El Mundo

Bergoglio había entregado el texto al Arzobispado antes del cónclave y hoy lo leyó en la basílica de San Pedro, con pequeñas modificaciones; en la Catedral lo reprodujeron

La vibrante homilía con la que el papa Francisco cautivó hoy, nuevamente, a los miles de fieles que lo escuchaban en el Vaticano y en el mundo había sido escrita por Jorge Bergoglio hace más de un mes, antes de partir hacia el cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

Las palabras que dijo Francisco en la basílica de San Pedro al celebrar la misa crismal es la misma que había preparado como arzobispo de Buenos Aires y había sido entregada a sus colaboradores antes de salir hacia Roma para despedir a quien sería su antecesor, el 27 de febrero pasado.

El sermón pronunciado hoy en San Pedro sólo contiene unos pequeños agregados al texto original, como cuando se refiere a su "alegría" por celebrar la primera misa crismal como obispo de Roma y un párrafo final en el que se dirige a los fieles y les pide que acompañen a los sacerdotes "con el afecto y la oración".

Este fragmento fue reproducido, luego de la misa, en las cuentas oficiales del Papa en Twitter en diferentes idiomas.

Antes de viajar, además, Bergoglio había solicitado grabar el video de Pascuas que actualmente es difundido por los canales de televisión.

En la Catedral

En consecuencia, el texto, en el que el ahora Sumo Pontífice le pide a los sacerdotes del mundo que salgan a la "periferia" y los exhorta a volver a ser "pescadores de hombres", fue leído también en la Catedral metropolitana durante la misa crismal que encabezó esta mañana el obispo auxiliar de Buenos Aires, Joaquín Sucunza -a cargo del arzobispado hasta que el designado sucesor asuma el próximo 20 de abril -, ante todo el clero porteño.

En tanto, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, abrió la celebración en la Catedral con el anuncio de que "Buenos Aires tiene nuevo pastor" y la confirmación de que el papa Francisco designó como su sucesor a monseñor Mario Aurelio Poli, actual obispo de Santa Rosa.

"Damos gracias por la prontitud y providencialidad de esta designación que una vez más pone de manifiesto el amor del Santo Padre hacia la Iglesia peregrina en Buenos Aires", destacó el diplomático papal.

Los fieles, que desbordaron la capacidad de la Catedral, aplaudieron y gritaron vivas por el nombramiento del nuevo arzobispo y futuro cardenal primado argentino.

En ese marco, monseñor Sucunza bendijo los santos óleos que se utilizan para los sacramentos y renovó las promesas de unos 300 sacerdotes del clero de Buenos Aires.

Agencias DyN y Télam.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini