Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tres rusos suben a la pirámide de Keops y sacan grandes fotos nocturnas

El Mundo

"Nos quedamos cinco horas escondidos después de que fue el último turista; tiritábamos de frío", relataron los jóvenes que podrían ir presos hasta tres años

 
Foto noctura de la pirámide de Kefrén tomada desde la mayor Keops, en Egipto. Foto: Archivo / http://mister-marat.livejournal.com/
 

Un grupo de tres fotógrafos rusos podrían pasar tres años en la cárcel luego de trepar la Gran Pirámide de Giza, en Egipto para tomar fotos, luego de que la seguridad retiró a todos los turistas.

Los jóvenes se escondieron poco más de cuatro horas hasta que finalizara el acceso al público, antes de subir la pirámide, cumplir con su propósito y salir sin ser vistos.

 
 

"Nos quedamos cinco horas escondidos después de que fue el último turista; tiritábamos de frío", relataron los jóvenes que podrían ir presos hasta tres años. "Me quedé mudo. Sentí una alegría escalofriante. La felicidad absoluta", dijo uno de los fotógrafos.

Tres rusos treparon a Keops pese a la prohibición y los cercos de seguridad que lo impedían. Realizan esa actividad en diversos puntos del planeta y toman imágenes inéditas de los lugares que visitan

La historia la recoge el diario español ABC. Allí cuenta cómo dos jóvenes pudieron terminar en la cárcel. Ellos son "Mister Marat" y dos amigos cuyos nombres no trascendieron.

En su blog, el protagonista que se hace llamar "Mister Marat" cuenta cómo fue la travesía que tuvo que atravesar para llegar a ese inaccesible tesoro de la humanidad.

"Para subir a la pirámide, nos quedamos cinco horas escondidos después de que se hubiera ido el último turista. Tiritábamos de frío", relató Marat y agrega: "Trepamos por las losas de piedra de uno de los edificios más antiguos de la humanidad mientras escuchábamos el eco de la oración en Giza, y sin darnos cuenta estábamos en la parte superior".

 
Marat contemplando la espectacularidad de la vista desde la Gran Pirámide. Foto: Archivo / http://mister-marat.livejournal.com/
 

Y agregó: "Me quedé mudo. Sentí una alegría escalofriante. La felicidad fue absoluta".

No es la primera vez que los tres escurridizos rusos cometen su objetivo sin ser vistos. Ellos recorren el mundo buscando terrazas de muy difícil acceso desde donde poder fotografiar ciudades desde ángulos nunca antes vistos.

Marat y sus amigos tardaron alrededor de veinte minutos en subir hasta lo más alto de Keops y describió la hazaña como "agotadora".

"Todo este tiempo disfrutaba del momento. El corazón latía con fuerza a punto de cumplir mi sueño más grande. Me quedé sin palabras. Mis ojos vieron lo que tanto quería. Sentí una alegría escalofriante, la felicidad absoluta, pero al mismo tiempo, el miedo de que pudiéramos quedar atrapados. Fugaces momentos de felicidad.", expresó.

 
Los tres jóvenes fotógrafos rusos hacen una pausa en la cima de la pirámide de Keops para contemplar El Cairo de noche. Foto: Archivo / http://mister-marat.livejournal.com/
 

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil