Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ganancias

Inusual presión de la AFIP a la Corte por Ganancias

Política

Un inspector de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se presentó la semana pasada en la Corte Suprema, cabeza de otro poder del Estado, y labró un acta para requerirle la documentación contable de todo el personal judicial . Algo similar realizaron los hombres del organismo que conduce Ricardo Echegaray en el Consejo de la Magistratura de la Nación y en su equivalente de la ciudad de Buenos Aires.

Los jueces de la Corte, que preside Ricardo Lorenzetti, vienen analizando desde hace varios meses la posibilidad de reformar una vieja acordada del alto tribunal y establecer que los jueces paguen el impuesto a las ganancias .

Sin embargo, esos mismos magistrados consideran que la llamativa decisión de la AFIP de dirigirse a la Justicia con un acta de verificación para exigirle toda la documentación sobre el personal es parte de la estrategia del Ejecutivo de ejercer una creciente presión sobre la Justicia.

Nunca en la historia había ocurrido algo semejante a que un inspector impositivo quiera darle una orden al Poder Judicial.

Se sabe que el Poder Ejecutivo ejerce fuertes presiones sobre los jueces y, también, que en varias oportunidades la propia Corte dictó fallos que el Gobierno se negó a cumplir, como el que ordenó a Santa Cruz restablecer al ex procurador Eduardo Sosa o el que le ordenó entregarle publicidad a la Editorial Perfil. Pero esto superó todo lo conocido, se quejan en la Justicia.

El inspector de la AFIP se presentó en la Corte Suprema, cabeza del Poder Judicial, para exigirle que ponga a su disposición toda la documentación de los empleados y magistrados de la Justicia.

La situación era más que extraña. Pero el inspector de la AFIP no se mostraba perturbado. Labró un acta de verificación y la entregó al empleado judicial que estaba allí presente, relataron fuentes tribunalicias.

Lejos de ser un episodio aislado, algo similar también ocurrió en el Consejo de la Magistratura de la Nación; en el Superior Tribunal de la Ciudad y en el Consejo de la Magistratura porteño.

"El Gobierno quiere cobrar el Impuesto a las Ganancias, pero lo que también pretende es presionar a la Justicia", confiaron algunos de los más encumbrados hombres del Poder Judicial a LA NACION.

Esta semana, los ministros del alto tribunal conversaron sobre el tema en varias oportunidades. Y, por ahora, no ven con buenos ojos la intimación de la AFIP para que en el plazo de 10 días cumpla con el mandato.

"La Corte viene analizando el pago de Impuesto a las Ganancias, pero somos independientes y lo haremos en nuestros tiempos", aseguraran en el alto tribunal, donde dan por descontado que vendrán nuevos ataques.

Un tema en estudio

En efecto, las nuevas visitas de la AFIP parecen ser parte de una estrategia del Poder Ejecutivo que es mucho más amplia y planificada y que comenzó a acelerarse visiblemente a mediados del año último.

En aquel momento, la Presidenta, interesada en obtener lo más rápidamente posible una sentencia que convalide la constitucionalidad de la ley de medios audiovisuales, decidió redoblar la presión sobre los tribunales más independientes -como la Cámara Civil y Comercial Federal y la Corte Suprema- y también libró una dura batalla en el seno del Consejo de la Magistratura.

El Gobierno, sin embargo, no pudo cumplir con su anunciado propósito de fracturar al Grupo Clarín en la fecha que se había autoimpuesto -el 7 de diciembre pasado-, aunque sí obtuvo un fallo favorable de primera instancia y espera que, en los próximos meses, la Corte le dé la razón y convalide la ley de medios.

Para peor, la citada Cámara Civil y Comercial Federal también rechazó el decreto con el que la primera mandataria pretendió anular la venta del predio ferial de Palermo en favor de la Sociedad Rural Argentina.

Las tensiones continuaron. Y, el 1° de marzo, Cristina Kirchner, durante su discurso de inauguración del actual período de sesiones ordinarias del Congreso nacional, anunció varios proyectos de reforma a la Justicia y reclamó públicamente a la Corte que resolviera que los jueces paguen el Impuesto a las Ganancias.

Luego sobrevino el ataque de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. Ella es la inspiradora del movimiento Justicia Legítima y, dentro del Poder Judicial, tomó la posta de aquella política presidencial.

La jefa de los fiscales, mediante una carta y, principalmente, a través de declaraciones en los medios de comunicación, pidió a la Corte que avance con la liquidación de Ganancias dentro de la Justicia. Un pedido que el tribunal rechazó porque interpretó que Gils Carbó actuaba como un ariete del Gobierno.

Otro capítulo de esa estrategia oficial se escribió hace dos semanas: durante el último plenario del Consejo de la Magistratura, el Poder Ejecutivo, a través de los representantes que tiene en ese organismo, intentó nombrar como administrador del Poder Judicial a un joven e ignoto economista que era impulsado por La Cámpora.

De haber tenido éxito esa maniobra, el kirchnerismo hubiera tenido acceso a los papeles para controlar, desde el corazón de la Justicia, a todos los magistrados. Sabido es que esos documentos son los que ahora busca el Gobierno a través de los requerimientos de la AFIP. Y, también es sabido que siempre es el bolsillo el lugar que más duele.

"Obligar a los jueces a pagar Ganancias no tiene relevancia presupuestaria alguna, sino que es una cuestión de poder. El Poder Ejecutivo, en el presupuesto 2013 calcula que recaudaría apenas unos 1400 millones de dólares, una cifra que, incluso, está abultada para cerrar el déficit. La recaudación real sería insignificante frente al total de la recaudación y del PBI y, en casos como el de los fiscales y defensores, se reduciría a un simple asiento contable", explicó una fuente ligada la administración de la Justicia.

"Si finalmente todos los jueces y empleados tributaran es impuesto, el Gobierno recaudaría mucho menos de la mitad de aquella cifra", confirman en la Corte.

"El Gobierno construyó numerosos enemigos: el campo, los medios, algunas petroleras y los bancos, entre otros. Ahora les llegó el turno a los jueces. Obligar a los magistrados a pagar Ganancias puede parecerle a la población que es igualitario, pero dentro de la Justicia es una bomba que pueda terminar paralizando a todo el Poder Judicial", afirman.

La discusión por el impuesto

    Jueces, fiscales y empleados judiciales no pagan Ganancias
  • En estudio
    La Presidenta reclamó a la Corte que empiece a descontar el Impuesto a las Ganancias a los magistrados. En el tribunal dicen que están de acuerdo, pero que debe encontrarse una fórmula que no implique una reducción del sueldo
  • Ricardo Echegaray
    Cargo: Jefe de la AFIP
    Envió una inspección a la Corte Suprema y al Consejo de la Magistratura nacional para exigir información contable sobre el personal del Poder Judicial y labró actas. En los tribunales lo interpretaron como una presión de la Casa Rosada
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona