Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Música

Temporada alta de rock

Espectáculos

A partir de hoy y por quince días, la ciudad recibirá a decenasde bandas internacionales

Por   | LA NACION

Abre The Killers y cierra Chuck Berry. Los próximos quince días bien pueden ser pensados como parte de un enorme festival internacional de rock, de pop y de otras músicas. El desembarco en América del Sur de Lollapalooza, el festival itinerante ícono del rock alternativo de los 90, convirtió a esta época del año en otra primavera musical. Si bien el encuentro ideado por Perry Farrell -líder de Jane's Addiction y Porno for Pyros- , sólo se desarrolla en San Pablo y en Santiago (Chile), la marea que trae hasta estos pagos una buena cantidad de bandas de Norteamérica y Gran Bretaña alcanza a abrazar la costa del Río de la Plata.

Así es como la gran mayoría de la treintena de propuestas que bajan a Brasil pasarán por Buenos Aires antes de seguir viaje a la capital chilena. Eso sí, lo hacen atomizados, en festivales, como el denominado Pepsi Music El Festival (al principio conocido como El festival Más Grande de la Historia), que trae por tercera vez al país a Pearl Jam y por primera a The Black Keys; en shows propios, como el caso de Gary Clark Jr., Crystal Castel o Toro y Moi, por nombrar sólo algunos ejemplos o en actividades promovidas por una marca, como el ya clásico Movistar Free Music, que esta vez tendrá como plato fuerte a Franz Ferdinand.

Sin embargo, no todo está relacionado con el imán que provoca el Lollapalooza. Por caso, las nuevas visitas de The Killers, Keane y Regina Spektor responden a un contexto más tradicional y tiene que ver con el tramo por América latina de sus giras globales.

Entre hoy y el 14 de abril pasarán por Buenos Aires más de 35 bandas, que se presentarán en 12 locaciones bien distintas, como el predio de Costanera Sur, el Luna Park, el Gran Rex, Vorterix, Niceto, Malvinas Argentinas, La Trastienda, GEBA y Crobar, entre otros.

La expectativa por ver a Pearl Jam se llevó buena parte de la atención y de la ansiedad de los últimos meses. Si la primera vez, en Ferro, en 2005 y con dos presentaciones, dejó el gustito a debut místico, su regreso en 2011 y con un show memorable en el Estadio Único de La Plata sirvió para alimentar a una nueva generación de fans de Eddie Vedder y compañía. Son los mismos que corrieron a agotar la primera tirada de tickets para ver a la banda de Seattle aún cuando el único dato era que se iban a presentar en Costanera Sur. Todavía no se sabía nada del festival que giraría a su alrededor y mucho menos que se llamaría El Festival Más Grande de la Historia, primero y, finalmente, Pepsi Music El Festival. A caballo de Vedder, Ament, Gossard, McCready y Cameron se ideó un encuentro nuevo, a la manera del clásico Pepsi Music, del Quilmes o el Personal Fest. Es decir, un gran predio que cobije cinco escenarios, nueve bandas internacionales y más de 50 locales, entre consagradas y emergentes. Pensado a través de siete ejes temáticos, denominados Delirio, Despertar, Alegría, Música, Bien, Comunión y Aire, el festival convoca e invita a participar de las iniciativas de Red Solidaria y Mundo Invisible y también a disfrutar del encuentro con propuestas que van más allá de lo musical y que incluyen un espacio para el humor -Peter Capusotto y sus videos-, otro para charlas sobre terapias alternativas y un camping, además de espacios gastronómicos y estacionamiento para autos y bicis.

Donde el rock vive

Cada visita, cada nombre encierra una historia, pero ninguna comparable a la de Chuck Berry. El padre del rock and roll, el primer guitar-hero y el molde que utilizó Keith Richards para construir su propio mito, viene a Buenos Aires en el marco de su gira de despedida. A 20 años de su visita anterior -en el 93 y con dos shows en Obras- y con 86 abriles a cuestas, Mr. Berry nos hará viajar en el tiempo y conectarnos, por última vez en directo, con el adn de la música que escuchamos desde hace casi 60 años.

The Killers, Keane y Regina Spektor presentarán sus últimos discos, Battle Born, Strangeland y What We Saw From The Cheap Seats, respectivamente; los ascendentes Foals, Gary Clark Jr., Two Doors Cinema Club, Toro y Moi y The Black Keys debutarán en Buenos Aires y The Cure viene a poner fin a una ausencia de 26 años. ¿Suficiente? No, nunca es suficiente. Una vez que pase esta marea empezaremos a pensar en la que vendrá en la segunda mitad del año, la que quizá nos traiga a los Rolling Stones, Bruce Springsteen, Black Sabbath, Bon Jovi...

The cure, el regreso

Desde su formación, en 1976, The Cure ha sido un animal de escenarios. Pasaron modas, cambios de integrantes, discos excelentes y de los otros, pero Robert Smith ha sabido mantener a su banda a flote con el truco más sencillo del rock: un buen vivo. Con la llegada del nuevo milenio, el grupo -Smith- supo adaptarse a la tendencia de recrear viejos clásicos. Los memoriosos encontrarán seguramente a una banda muy distinta de aquella que sorprendió a pura potencia en Ferro en 1987, con un concepto de show que no se apoya en la urgencia. Para los novatos, una advertencia: serán más de tres horas de guitarras chirriantes, melodías pesadas y alguna que otra gema pop.

Sebastián Ramos

bebe, cuplé y rock

Un pokito de rocanrol, de la cantante española Bebe, es uno de esos discos que abrió opiniones equidistantes en el medio musical español por su crudeza y rebeldía. El productor francés Renaud Letang (el mismo de Clandestino de Manu Chao), concibió la sonoridad de estas canciones nuevas de una Bebe, poblada de influencias sonoras electro rockeras -aires punkis, chanson francesa, reggaetón y coplas rapeadas- que sorprendió al ambiente. Ahora la artista que vendió casi un millón de discos con Pafuera telarañas (2004) y tuvo un disco de transición con Y (2009), viene a presentar las canciones frontales de Un pokito de rocanrol (2012), en Niceto, el mismo lugar en el que la española midió la popularidad del hit "Malo" allá por 2005.

Gabriel Plaza

Gary Clark, un blusero de ley

La manada de visitas no podrá opacar a este ejemplar único, miembro de una especie en vías de extinción que es la de los guitar heroes bluseros. Astuto, Gary Clark Jr. aprendió a camuflarse entre la masa de oídos adoctrinados por el rock, el pop, el hip hop y el R&B de los últimos 25 años. Así, luego de un período intenso de formación en su hábitat, Austin en particular y Texas en general, el violero negro que hoy todos conocen por haber subido a tocar con los Rolling Stones dio forma a un álbum tan accesible para las masas como contundente. Hendrix sobrevuela Blak and Blu de principio a fin y Clark Jr. se luce por igual en un blues clásico, un rock de dientes apretados o en estado de funky.

Sebastián Espósito

FOALS, el secreto

Si hay algo que desvela a los periodistas de rock es descubrir el elemento que hace que una banda se despegue de las demás, el ingrediente mágico, ese plus que mueve a todos los instrumentos y los lleva a nuevos territorios. A este grupo inglés lo vi, hace unos cuantos años en el indispensable programa de Jools Holland. No tenía idea de quiénes eran, pero me impactaron tanto como para anotar su nombre y seguirles el rastro. Creo que recién habían editado su disco debut, pero ya estaba allí toda esa combinación particular entre la variación ultraprecisa de ritmos y el descontrol apasionado. Un par de discos después (y tras un fallido show en 2011), tenemos ahora la oportunidad de ver si, en vivo, descubrimos el secreto

Adriana Franco

Quince días a puro rock

    Fecha, lugar, precios y ticketera de los shows que se vienen
  • 31 de marzo
    The Killers.

    GEBA. Entradas desde 350. Topshow.
  • 2 de abril
    Pepsi Music El Festival: QOTSA, Kaiser Chiefs, Passion Pit y otros.
    Costanera Sur. Entrada, $ 200. Livepass.
  • Foals.
    Teatro Vorterix. Entrada, $ 200. Ticketek.
  • A Perfect Circle y Tomahawk.
    M. Malvinas Argentinas. Entradas desde 300 pesos. Ticketek.
  • 3 de abril
    Pepsi Music El Festival: Pearl Jam, The Black Keys, The Hives, Hot Chip, Alabama Shakes y otros.
    Costanera Sura. Entradas desde 440 pesos. Livepass.
  • Kaiser Chiefs.
    La Trastienda. Entradas desde 180 pesos. LivePass.
  • 4 de abril
    Two Doors Cinema Club.
    La Trastienda. Entradas desde 220 pesos. Livepass
  • Amadou et Mariam.
    Niceto Club. Entradas desde 250 pesos. Ticketek.
  • Crystal Castles.
    Teatro Vorterix. Entradas, $ 220. Ticketek.
  • 5 de abril
    Gary Clark Jr.
    Teatro Vorterix. Entradas, $ 200. Ticketek.
  • Toro y Moi.
    Niceto Club. Entradas desde 200 pesos. Ticketek.
  • Franz Ferdinand, Of Monsters and Men y Major Lazer.
    Costanera Sur. Movistar Free Music. Gratis para clientes Movistar.
  • Diplo. Crobar (MSTRPLN).
    Entradas, $ 50. Ticketek.
  • 6 de abril
    No Te Va Gustar.
    Costanera Sur. Entradas desde 190 pesos. Livepass
  • Regina Spektor.
    GEBA. Entradas desde 230 pesos. Topshow.
  • 7 de abril
    Foreigner.
    Gran Rex. Entradas desde 150 pesos. Ticketek.
  • 8 de abril
    Bebe.
    Niceto. Entradas desde 200 pesos. Ticketek.
  • Bad Brains.
    Groove. Entrada, $ 200. Ticketek.
  • 9 de abril
    Accept.
    Teatro Vorterix. Entradas, $ 300. Ticketek.
  • 10 de abril
    Vetusta Morla.
    La Trastienda. Entradas desde 110 pesos.
  • 11 de abril
    Keane.
    Luna Park. Entradas desde 200 pesos. Ticketportal.
  • Down.
    El Teatro de Flores. Entradas desde 330 pesos. Ticketek.
  • 12 de abril Keane.
    Luna Park. Entradas desde 200 pesos. Ticketportal.
  • The Cure.
    River. Entradas desde 225 pesos. Livepass.
  • 14 de abril
    Chuck Berry.
    Luna Park. Entradas desde 250 pesos. Ticketportal.
  • Ticketek. www.ticketek.com.ar
  • Livepass. www.livepass.com.ar
  • Ticketportal. www.ticketportal.com.ar
  • Topshow. www.topshow.com.ar .
  • 35
    Shows en Buenos Aires, desde hoy con la actuación de The Killers en GEBA hasta el 14 de abril cuando Chuck Berry llegue al Luna Park
TEMAS DE HOYPresupuesto 2015Accidentes aéreosAnálisis elecciones 2015InseguridadTorneo Primera División