Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Realismo trágico (en dos minutos)

Misterios de la ciencia: hoy, Daniel Scioli

Enfoques

Los detractores del gobernador de la provincia de Buenos Aires dicen que aquel exótico noticiero llamado Nuevediario será recordado por dos grandes ficciones: José De Zer y sus ovnis inventados en el Uritorco, que lo hicieron famoso? y Scioli y sus categorías de motonáutica inventadas donde corría él solo y que lo hicieron famoso.

"¡Va a ganar, va a ganar, ganó Scioli! ¡Scioli campeón del mundo!", gritaba el entonces periodista deportivo Enrique Moltoni. Sorpresa: Scioli es el primer producto de un "relato". Y, bien mirado, también es portador de una épica: resistió un intento de golpe: el río (Nestornauta vive, Motonauta sobrevivió).

Con pulmones de anfibio, Scioli salió confiado del agua. Pero nunca imaginó la Tierra: el Paraná te perdona. Cristina no: "Vos sabrás de lanchas. Pero yo te voy a enseñar el submarino".

En rigor, el plan "submarino para todos (los gobernadores rebeldes)" es el que con mayor regularidad ejecuta la actual administración. No hay mes en que no se retengan discrecionalmente partidas. Y cuanto más reclama un gobierno provincial volver a discutir la coparticipación, más debe resistir en apnea.

Desde abajo del agua, largando burbujas, el ministro de Trabajo de Scioli, Oscar Cuartango, alcanzó a decir: "La provincia de Buenos Aires está discriminada en 7 puntos de coparticipación, que le fueron retirados durante la gestión de Alfonsín como presidente y Armendáriz como gobernador. Después fue compensada con el Fondo del Conurbano, pero más tarde ese fondo fue congelado".

No se lo escuchó más. Lo buscan los buzos tácticos.

Súmese a la hipoxia la impericia: paro docente.

Paradojas de Pascua: el papa Francisco duerme en una plaza y media. A Scioli, apenas un humilde creyente, le preparan una cama más grande.

Es el precio de haber manifestado un incipiente deseo presidencial. Pero recordemos sólo algunos de los más famosos aprietes (reacomodamiento de expectativas) que sufrió el ahora gobernador:

-En agosto de 2003, siendo vice de Néstor, hizo un mínimo comentario en público insinuando alguna falla en el rumbo económico del gobierno. Kirchner, para escarmentarlo, lo "enterró" dos años en el Senado, a que le entregue plaquetas de homenaje a la trayectoria a Mirtha Legrand y otras leyendas del espectáculo. El castigo de la naftalina.

-Siendo vice de Kirchner, opinó a favor de un aumento de tarifas públicas cuando el Gobierno estaba en contra. De castigo, Néstor echó a toda la gente que le había quedado en la Secretaría de Turismo.

-En las elecciones del 28 de junio de 2009, Néstor le echó la culpa de su derrota en la provincia, acusándolo de no haber presionado más a los intendentes. A él, el testimonial.

-En un acto en La Boca en septiembre de 2010, Kirchner, refiriéndose al combate contra la inseguridad en la provincia, lo intimó delante de todas las cámaras: "Diga, señor gobernador, quién le ata las manos" (alguien gritó: "Se las ata solo").

-Enero y febrero de 2011. El gobierno de Cristina decide primero cuestionar y luego intervenir bruscamente la estrategia de seguridad de la provincia. La Presidenta le mete gente suya en la cúpula de la policía bonaerense y luego 6000 gendarmes.

-En julio de 2012 parece asfixiarse por no poder pagar el medio aguinaldo, pero finalmente recibe 600 millones del gobierno nacional.

Y aquí es donde la ciencia se pregunta: ¿Daniel Osvaldo Scioli no se va del kirchnerismo porque es un gran tiempista o es otra víctima del flagelo de la inseguridad? personal?

Desde el Gobierno, algunos minimizan las bondades de su gélida respuesta a los aprietes. Y se ríen de su sangre fría: "Que no se preparen los fotógrafos. Scioli es el glaciar que no rompe nunca"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil